Viernes, 2 de octubre de 2020
El despacho de Antonio Maceiras


11.02.09 | Antonio Maceiras (Asesor europeo de San Antonio Spurs) [ Comenta el artículo ]
1 comentario
Formación y élite




En algunas ocasiones he discutido con quienes mantienen la idea de que las SAD, en su condición de empresas dedicadas al baloncesto profesional, no deben preocuparse por la formación. Mantengo que es una irresponsabilidad dejar en manos de otros algo tan crítico para la continuidad del sistema como es la irrupción de nuevos valores que regeneren el espectáculo. Pero además, creo que la identificación de nuestros seguidores (que no meros espectadores), requiere de la irrupción de un porcentaje mínimo de jugadores criados en los viveros propios. No podemos obviar el hecho de que el deporte europeo se mueve por la representatividad de los equipos respecto de sus entornos (ciudad, región, país, etc.) y por el drama/euforia que provocan los resultados. Si en lugar de seguidores (o fans, o hinchas, o aficionados, o como quiérase llamarles) hablásemos simplemente de espectadores, no nos habría de preocupar ese aspecto. Pero en tal caso el criterio de calidad prevalecería sobre la filiación y, probablemente, en lugar de asistir a los encuentros de nuestros equipos prefiriesen ver los de la NBA.


Quiero partir de un concepto: creo que en España tenemos un buen nivel de formación de jugadores. Considerando el volumen demográfico, las características étnicas y la cultura deportiva del país, el nivel que nuestro baloncesto ha tenido históricamente es sobresaliente. En cualquier caso hay ciertos puntos concretos que querría comentar en este artículo.


- El “recruiting”


Probablemente lo que voy a decir va a caer como un jarro de agua fría sobre algunos entrenadores de base, pero creo que el reclutamiento es la parte más determinante de su actividad. Es cierto que la labor que se haga una vez incorporados los jugadores será muy importante como es cierto que una torpe gestión del talento puede provocar que elementos con potencial se queden por el camino. Pero es igual de cierto que no conozco ningún entrenador capaz de enseñar a crecer a sus jugadores ni de generarles cualidades innatas. Por tanto, y es una opinión en la que soy concluyente, aquellos que quieran considerarse entrenadores de base han de involucrarse plenamente en la búsqueda de los elementos con el máximo potencial y asegurarse que ninguno que tenga las condiciones para triunfar no juegue porque no se le haya ofrecido la posibilidad.


Los clubes ACB con tradición de cantera han demostrado una gran efectividad en la localización de los futuros cracks, en territorio español en el pasado y por todo el mundo en la actualidad. Creo que en este ámbito la FEB tiene un desafío importante conjuntamente con sus federaciones territoriales: asegurar que a los chicos con condiciones para este deporte y que se hallen fuera de la órbita ACB se les ofrezca la posibilidad de practicar baloncesto formativo del máximo nivel. Las operaciones altura son una buena herramienta, pero a veces hará falta peinar más el terreno para asegurar este objetivo.


- Apostar


Como dice el refrán: “Quien mucho abarca, poco aprieta”. Conseguir que un jugador llegue a ACB desde las categorías inferiores es muy difícil. Pero conseguir que varios chicos de la misma generación lo consigan, es casi imposible. Se debe apostar por aquel que reúna las máximas posibilidades e ir con el hasta el final, siempre que demuestre la actitud correcta. Para ello es necesario que la configuración de la plantilla se haga en función de este propósito, sacrificando si es preciso alguna de las piezas secundarias. Si vemos que un jugador con posibilidades puede quedar en una situación precaria, es mejor que seamos honestos con nosotros mismos y con él y lo dejemos marchar. Si actuamos con miedo para no equivocarnos con ninguno, tampoco acertaremos con ninguno.


Siempre admiré la forma en que Miquel Nolis (mi mayor referencia históricamente en el basket base) componía sus plantillas, evitando el solapamiento de elementos que podrían “molestarse” entre ellos. Creo que es un concepto que debería ser ampliamente respetado.


Lo expresado en este punto puede parecer impopular o poco social, pero hay que tener en cuenta que estoy hablando de canteras de élite. Y llegados a este nivel los equipos no son ONG’s, sino herramientas para la formación. El equipo ha de estar al servicio de los chicos con auténtica proyección, y no al revés.


- El salto a profesionales


He dicho anteriormente que considero bueno el sistema de formación del baloncesto español. Hay sin embargo un eslabón perdido en esa cadena: el paso de jugador en formación a profesional. Tradicionalmente siempre hemos tenido jugadores con grandes perspectivas en cadetes, juveniles y juniors que no conseguían superar “el muro” del salto al baloncesto profesional. En los últimos años, unas generaciones de excepcionales jugadores han conseguido romper esa tendencia. Sin duda ha sido determinante el que se hayan encontrado con entrenadores con vocación en tal sentido, como es el caso ejemplar de Aito en el Joventut. Porque también hemos visto situaciones clamorosas de talentos de máximo nivel internacional que han necesitado cambiar de aires para demostrar cuales eran sus posibilidades reales. Y lo peor, siempre nos quedará la duda de que podrían haber hecho en diferentes condiciones otros que apuntaban muy alto y se quedaron por el camino.


En cualquier caso el jugador de proyección se encuentra con un escenario muy complicado en el arco que va de los 18 a los 23 años. Citaré algunas de las complicaciones que encuentran en ese tramo:


- Pasar de jugar por divertirse a jugar para ganarse la vida.

- Momento de decidir si continuar estudiando o fiarlo todo a la carrera como baloncestista

- Pasar de jugar con chicos de su misma generación a jugar con compañeros de hasta 20 años más, con todas las diferencias que eso significa a nivel de estado civil, popularidad, salario, etc.

- Pasar de ser “la estrella del equipo” a ser “el último mono”

- Pasar de ganar calderilla a tener un salario espectacular comparado con los chicos de su edad

- Pasar del anonimato a la palestra pública, tanto en el ámbito privado como en la repercusión que tienen sus actuaciones

- Pasar de jugar y entrenar para aprender a hacerlo para ganar

- Pasar de tener un entrenador que puede tener paciencia a uno condicionado por los resultados

- Etc.


Todo ello en una edad en la que el individuo está acabando de moldear su personalidad. Se configura, por tanto, un panorama que necesita de ser tratado con mucha habilidad para poder sortear todas esas “amenazas”.


- La importancia de una buena estructura de categorías


La presión existente en el baloncesto profesional hace necesario de entrenadores osados para dar esas oportunidades que necesitan las promesas. No se trata ya sólo de los resultados. Pensemos que cuando un joven juega, un veterano que se gana la vida en esta profesión está sentado. Concederle a la promesa esas opciones puede afectar el equilibrio del equipo. Y además, en el caso de que la apuesta no tenga el retorno esperado, el técnico incluso puede tener que oír aquello de “¿pero como se le ocurre poner al chaval con lo que hay en juego?”


El alto nivel de la Liga ACB hace más complicado todo el panorama. No sólo es la dificultad deportiva de los rivales, aquí la repercusión de los resultados en la proyección del equipo pueden afectar aspectos estructurales o financieros. No es una competición como, por ejemplo, las ligas balcánicas o bálticas donde los clubes pueden permitirse varios años de transición.


Con la idea de mitigar esos problemas latentes se creo hace varias temporadas el Circuito Sub-20. Pretendía dar minutos de competición con calidad a aquellos jugadores en el arco de edad comentado (18-22 años). A mi entender no ha conseguido su propósito ya que los jugadores con mayor proyección se hallan integrados en la dinámica de sus equipos y no participan en dichas concentraciones. Además, el tipo de competición que se disputa (3 partidos consecutivos con plantillas heterogéneas que se reúnen poco antes de la cita) tampoco significa un tipo de experiencia que dimensione importantemente a quienes la disfrutan.


Hay un punto sobre el que creo la ACB debe tomar conciencia: la mayoría de promesas se concentran en unos pocos clubes. Muchos de ellos se encuentran “atascados”, sin poder asomar la cabeza de forma real en el primer equipo mientras participan en las competiciones del vinculado o filial que, en muchos casos, no les sirven de terreno de mejora eficaz. Encontrar una fórmula dentro de las normativas para que pueda desbloquearse esta situación me parece de lo más crucial en la formación de jugadores de élite. Una fórmula que deberá también recompensar a los clubes que les hayan formado.


Me queda por último el repasar las categorías por debajo de la ACB. En estos momentos creo que no colaboran de la manera en que debieran en la formación de jugadores de élite. Se hace necesario estudiar fórmulas que ayuden a la presencia de las auténticas promesas de nuestro baloncesto en las mismas. Tal como en la ACB se llegó al acuerdo de los cupos creo que en las categorías FEB se debe conseguir una normativa que ayude a los jóvenes. Y probablemente también sea el momento de estudiar si 3 ligas profesionales de ámbito nacional son factibles o debemos progresar hacia un modelo diferente en el que la formación sea un criterio muy influyente.


Acabo reconociendo la dificultad de encontrar soluciones a los problemas que menciono en este artículo. Admito que es mucho más fácil enumerar las deficiencias que encontrar remedios. Pero sin auto-cuestionarnos que faltas tiene el sistema difícilmente podremos encarar la forma de mejorarlo.






TODOS LOS ARTÍCULOS
 Saric, el fin del lockout, Rudy, los ojeadores, el Partizan... (Antonio Maceiras)
 CSKA, Felipe Reyes, el fin del lockout, los jóvenes talentos españoles... (Antonio Maceiras)
 Víctor Sada, Robin Benzing, los refuerzos ideales, la evolución de Pau... (Antonio Maceiras)
 Shaquille, el futuro del puesto de alero, Luka Zoric, los 'viejos rockeros'... (Antonio Maceiras)
 Novica Velickovic, políticas de fichajes, el nuevo Cajasol... (Antonio Maceiras)
 Nole Velickovic, Zeljko Obradovic y Sergio Llull... (Antonio Maceiras)
 La NCAA, Nemanja Aleksandrov, los refuerzos para el Real Madrid... (Antonio Maceiras)
 Ricky Rubio; el modelo de Euroliga; Mirotic & Ibaka; Cajasol... (Antonio Maceiras)
 El Real Madrid, Luka Pavicevic, Predrag Samardziski, Ettore Messina... (Antonio Maceiras)
 El modelo de Euroliga, Joan Plaza, Sito Alonso... (Antonio Maceiras)
 Allen Iverson, el Joventut 2010-11, Sergio Scariolo... (Antonio Maceiras)
 Reflexiones sobre la Euroliga (Antonio Maceiras)
 Juan Fernández, la situación económica en ACB, la opción de Siskauskas... (Antonio Maceiras)
 Union Olimpija, Velickovic y la plantilla del Real Madrid (Antonio Maceiras)
 Oktay Mahmuti, Nikola Vucevic, los Spurs... (Antonio Maceiras)
 El Real Madrid, Xavi Pascual, la final ACB... (Antonio Maceiras)
 Contra-análisis (Antonio Maceiras)
 Serbia y Lituania en el Mundial, el basket femenino... (Antonio Maceiras)
 El tremendismo, deporte nacional (Antonio Maceiras)
 Una Real experiencia (Análisis temporada 09-10) (Antonio Maceiras)
 El Draft NBA (Antonio Maceiras)
 Agradecimiento a los directivos (Antonio Maceiras)
 Las finanzas del deporte y la ACB (Antonio Maceiras)
 Importación de tendencias (Antonio Maceiras)
 La misión de la estructura (Antonio Maceiras)
 Reflexiones sobre la Copa (Antonio Maceiras)
 Formación y élite (Antonio Maceiras)
 La NO expansión europea de la NBA (Antonio Maceiras)
 La suerte de descubrir a Juan Carlos Navarro (Antonio Maceiras)
 Villacampa y el éxito del Joventut (Antonio Maceiras)
 Plantilla y equipos (Antonio Maceiras)
1 comentarios
1
1 - esto que es ?¿

Publicado por cocoriko el día 15/04/2017 a las 02:48h.
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6156

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos