Sábado, 16 de enero de 2021
25 años del CB Murcia


19.10.10 | Pedro Serrano [ Comenta el artículo ]
1 comentario
Entrevista a Antonio González Barnés



Recordemos hoy al CB Murcia embrionario, al CB Murcia como idea surgida de la cabeza de un grupo de personas. Siempre he sentido gran curiosidad por la génesis de los procesos creativos, por ese momento mágico en el que alguien se saca de la manga una canción, un guión de cine, un poema o hasta un equipo de baloncesto. ¿Cuándo, cómo, dónde surgió el CB Murcia? ¿Fue acaso en la sobremesa? Dicen que muchas buenas ideas han sido concebidas en las charlas que suceden a un buen yantar, cuando hay impulso para todo y cualquier problema encuentra su solución. Sea como fuere, la concepción del CB Murcia fue una gran noticia para todos los que amamos el baloncesto, y para aquellos que hemos seguido al equipo murciano durante buena parte de nuestras vidas.


El protagonista de hoy es Antonio González Barnés, uno de los ideólogos del Club Baloncesto Murcia. Además de periodista y fundador de nuestro equipo, es todo un personaje de la vida cultural y política murciana. Hijo de un popular artesano carrocista, González Conte, Antonio González Barnés ha sido concejal de Cultura del ayuntamiento de Murcia durante doce años (de 1995 a 2007), y ahora es jefe de prensa de Toros Sureste, empresa gestora de la Plaza de Toros de Murcia. Lo localizo muy fácilmente, y cuando lo llamo por primera vez para explicarle el tema y fijar cita, Antonio ya se arranca con total naturalidad y me expone el nacimiento del CB Murcia a velocidad de vértigo, citando nombres uno tras otro, contando anécdotas curiosas y mostrando disimuladamente su orgullo por haber contribuido al nacimiento del club. A pesar de su apariencia severa, González Barnés se muestra tal y como lo describen los que le conocen bien, como una persona accesible y sencilla, y no tiene inconveniente en repetirme todo más despacio al día siguiente, pero eso sí, con una grabadora de por medio:


BasketMe.com: Muchas gracias por dedicarme su tiempo y contarme el nacimiento del club, Antonio. Viendo el año de fundación, 1985, ¿Podría decirse que el CB Murcia es hijo ideológico de la plata de Los Ángeles'84? ¿Sería algo así como un "baby-boom" por la euforia que se despertó en España en torno al baloncesto?


Antonio González Barnés: Sí, yo creo que sí. Yo creo que fue un poco por lo que habíamos visto, por el "boom" de los Juegos Olímpicos, y por el hecho de que Murcia no se descolgara. Murcia había tenido basket, pero nunca basket de categoría superior, basket de élite que arrastrase gente, y ahí había un grupo humano de muy buenos jugadores de baloncesto: desde el propio Manrique Cos, que fue jugador y luego sobre todo entrenador, Gregorio Serna, Frank Espinosa, Pedro Ruiz Morales... Pedro entonces era periodista, Frank era abogado... Entonces todos ya se habían retirado y fue un momento bueno, aquel, el anterior a los años 80, de un grupo gente que jugaba al baloncesto. Entonces Murcia de pronto se encuentra que el fútbol va un poco de aquella manera, y vemos cómo otras ciudades... Vemos cómo la televisión ya empezaba a prestarle una atención al baloncesto, no solamente por la medalla olímpica, sino porque había otras alternativas deportivas. Entonces, si había esas otras alternativas, ¿por qué Murcia no podía tener balonmano de élite, voley de élite o baloncesto de élite? Pues entonces, ya digo, este grupo, conmigo, fuimos los que de alguna forma buscamos a la persona que podría hacerse cargo, que tuviera el suficiente riñón para formar un equipo que pudiera ser competitivo. Dio la casualidad de que Juan Valverde, Juver, era patrocinador del Español de Barcelona, y fuimos y le propusimos de una manera seria el hecho de que se crease un club que empezase en Tercera División, y que con los contactos, por ejemplo con el entonces presidente de la Federación Murciana de Baloncesto, Manolo Martínez, que en paz descanse, esto se pusiese en marcha. Queríamos que la Federación nos ayudase y necesitábamos una esponsorización. Las esponsorizaciones en baloncesto en nuestra región eran algo totalmente desconocido, ni en baloncesto ni en voley ni en ningún otro deporte que no fuera el fútbol.




González Barnés escribiendo sobre toros (Fuente: noticiasmurcia.blogspot.com)



B: Entonces la idea, como si dijéramos, el primer comentario sobre esta aventura, la primera mente a la que se le ocurre crear el club... ¿Quién fue?


AG: Pues me da vergüenza decirlo, pero surge un poco de mí. Yo en aquella época estaba en Radio Cadena Española, la antigua Radio Juventud. Conmigo trabajaba como colaborador Pedro Ruiz Morales y pensábamos que el fútbol se nos estaba quedando corto, que teníamos que introducir en los programas deportivos una actividad que pudiera... Hombre, nos hacíamos eco de lo que ocurría, y yo recuerdo que el Real Murcia llegó a tener secciones de balonmano femenino, pero nada más. Teníamos que llenar de contenido los programas de deportes no solamente con fútbol de desayuno, aperitivo, comida y cena, sino que hubiera más, ¿no? (Mientras escucho a Antonio González Barnés dar esos motivos, pienso que la creación del CB Murcia no habría sido posible en los momentos actuales). Entonces fue un poco idea mía el poner en marcha este proyecto y tuve la suerte de juntarme con estas personas, de tener a Pedro Ruiz Morales. Pedro me habla de Manrique Cos, hablamos, tomamos café algún día y entonces nos proponemos tener una entrevista con Juan Valverde para hacerle esta oferta. Juan Valverde ya se había metido en el mundo del basket con el Español de Barcelona como patrocinador. Esos fueron los inicios.


B: ¿Qué tiempo necesita uno para idear y construir un club? Porque el equipo empezó a competir en septiembre de 1985. ¿Cuándo se pone en marcha el proyecto? ¿Justo después de los Juegos Olímpicos del 84?


AG: Sí, yo... Eso fue en 1984, calculo yo, al poco del tema de Los Ángeles, al muy poco. Y luego además veíamos cómo había clubes de fútbol que tenían secciones de basket, y pensábamos en su día que fuera el Real Murcia, pero nos vino de maravilla que Juan Valverde se fuera del Real Murcia, que Juan Valverde, que era un tío de una iniciativa y de un potencial económico importante, se hubiera apartado del mundo del fútbol y que se perdieran las ilusiones de esta persona, y que, de alguna manera, pudiera tener protagonismo, no solamente su marca, su firma, sino él mismo. Que no fuera un directivo más del Real Murcia que se ha ido y ya está, se ha acabado. No, vamos a ver si con gente con ganas, y echándole una mano, y orientándolo, pues pudiera estar de nuevo en la élite dirigiendo, no como directivo sino como presidente de un equipo, y no de fútbol en este caso sino de basket.


B: Entonces aunque lo pensaron, al final no le llegaron a plantear el proyecto de crear una sección de baloncesto al Real Murcia, ¿no?


AG: No, no... Mira, por entonces estaba de gerente del Murcia Ricardo Martínez, que hoy es un alto ejecutivo del Almería Club de Fútbol, y era un hombre al que le gustaban las secciones, pero el Real Murcia siempre ha sido un club muy presidencialista, y si al presidente no le convence... Quiero recordar... Creo que entonces el presidente era Juan Garrido, o no... No recuerdo ahora mismo quién estaba de presidente del Real Murcia, pero las políticas eran netamente futbolísticas, no había otras alternativas, aunque hubiera gente dentro del club que hubiera visto con buenos ojos la creación de una sección de baloncesto masculino dentro del Real Murcia. Y luego, pues aparte, en los fondos de una entidad futbolística no existía la filosofía de que fueran compartidos o partidos con ambición con otra actividad que no fuera la futbolística. Entonces, pues lo de Juver nos vino como anillo al dedo.


B: Os encontrasteis mutuamente, ¿no? Valverde encontró su válvula de escape y vosotros el apoyo que necesitabais para poner en marcha la nave.


AG: Bueno, nosotros lo que encontramos fue ver convertida en realidad una ilusión y una alternancia deportiva en la ciudad de Murcia. Aquí yo recuerdo que sólo hubo una época del balonmano, con el Fraymon, la fábrica de embragues que había en la carretera de Espinardo. Fraymon tuvo un buen equipo de balonmano, y en el hockey sobre patines también tuvimos algún equipo en categorías superiores, pero eran deportes que en aquel momento veíamos que no tenían el boom que estaba teniendo el baloncesto. Y entonces fue el tema de pensar en el baloncesto, y en la marca, en la persona que había apostado por el baloncesto, lamentablemente fuera de Murcia, y ver si se podía hacer algo. Los orígenes fueron esos: yo haciendo cabeza, Pedro Ruiz Morales con sus conocimientos, que trabajaba conmigo de colaborador, y él nos pone en contacto con esta gente, con Gregorio Serna, Frank Espinosa, Manrique Cos, Juan Pérez Ferra... Y entonces Juan Valverde dio el paso al frente.


B: Cuántas cosas hacen falta para poner a funcionar un equipo de baloncesto... Y teníais que ir atando un cabo tras otro, claro.


AG: Sí. También hacía falta una persona profesional dedicada a esto, porque nuestra profesión no era esta, y entonces fue cuando se pensó en Daniel Barceló, que también había salido del Real Murcia y había entrenado a los juveniles. Barceló se iba a encargar de la gerencia y Juan Valverde formó su junta directiva con Manolo Álvarez, ex jugador del Real Murcia, con Enrique Martínez, que también había sido directivo del Murcia y presidente del Imperial, con Chano Méndez... Con amigos suyos, su dentista, su... Y aquello fue un poco el embrión de esta historia, de crear un equipo que fuera competitivo. Pensamos que la persona ideal para ponerlo en marcha en esa categoría era Manrique Cos, que fue el primer entrenador que tuvo el CB Murcia y a partir de ese momento, ya empezamos a pensar en otros asuntos. Trajimos jugadores, recuperamos gente que estaba jugando al baloncesto... Recuerdo que el propio Frank Espinosa iba a ser jugador del equipo, ya mayorcito, pero que era jugador y tenía buena estatura, y bueno, ya se pensó en traer gente de fuera también.


B: ¿Costó mucho convencer a Juan, o se lanzó pronto a la arena?


AG: Bueno, había que hacerle ver todo el tema. Juan no fue de los que dicen "sí, sí, sí, vamos, vamos...". No, no, no... Tuvimos varias reuniones, tuvimos que convencerlo, tuvimos que animarlo y tuvimos que echarle en cara eso de que, "mira, España ha sido medalla olímpica, mira que hay otros equipos, mira que tú y tu empresa estáis invirtiendo en el baloncesto fuera de nuestra región, ¿por qué no inviertes dentro de ella? ¿Por qué no te pones al frente de esto?". Es decir, no fue una situación de un día ni de una reunión ni de dos reuniones, sino de más, hasta que dijo, "venga, vamos para adelante". Vamos adelante pero con garantías de futuro, no vamos adelante por estar.


B: Es decir, que la idea era empezar a competir desde abajo pero con vistas a llegar a la élite en un plazo relativamente corto de tiempo, ¿no?


AG: Sí, sí, eso fue desde el primer momento. Desde el mismo momento que te traes por primera vez en la historia a la Tercera División a un americano, y encima de color (González Barnés habla de Randy Owens), pues fíjate, eso rompe esquemas no sólo en el baloncesto de nuestra región sino también a nivel nacional. Esto fue un boom a nivel nacional, y además tuvimos que disfrazar un poco aquel fichaje porque no estaba autorizado por la Federación Española, ¿no?


B: ¿No podían jugar profesionales en Tercera División?


AG: No, ni profesionales ni ex profesionales, estaba prohibido. Randy Owens venía de Israel, creo, y entonces Miguel Ángel Paniagua, con el que contactamos, era el agente que manejaba los fichajes y los jugadores de cierto nivel en este país. Paniagua fue comentarista de la SER, comentó por televisión también bastantes partidos y trabajaba por entonces en un banco en Madrid. Fuimos a Madrid a verlo, y entonces, viendo con la Federación Murciana lo que se exigía y lo que se podía hacer para poder jugar en Tercera División, a Randy tuvimos que matricularlo como alumno de la Escuela Oficial de Idiomas, en Murcia, para aprender español. Él se puso a estudiar y entonces ya pudimos ficharlo.


B: Cuando Randy Owens llegó aquí, ¿qué tal le pareció todo? ¿Cómo fue que se vino a jugar a Murcia? Tengo que decir que Randy fue el primer negro que vi en directo en mi vida. Esto parece la prehistoria y fue hace "sólo" 25 años, pero me impresionó ver a un tipo negro y tan enorme (risas). Cuando lo convencéis y se viene aquí, ¿qué dice?


AG: Bueno, él alucinaba, lo que pasa es que encontró mucho calor humano, y luego, claro, se reía. Él se quedaba... Es que es... ¿Cómo te puedo decir? Es como si te pones a correr con un Ferrari y con un Opel Corsa ¿no? (nos reímos). Sabes que cuando te montas en el Ferrari, pues fíjate... Randy veía que teníamos infraestructuras, pero sobre todo que tenía mucho calor humano. Frank Espinosa hablaba inglés, Gregorio Serna también un poquito, y bueno, hicimos ahí todos un poco de amistad y se sintió muy arropado. Era un espectáculo ir con él. Yo me acuerdo un día que fuimos a la Plaza de Toros, y bueno, los porteros querían hacerse fotos, todo el mundo quería hacerse fotos con él, aquello era un auténtico espectáculo... (Me imagino el panorama en una aún pequeña capital de provincia española a mediados de los 80; el "show" de un jugador de baloncesto como los que se veían por la tele cuando ponían imágenes de la NBA). Además, él era un hombre de una enorme calidad humana, y se encontró como el rey del mambo en una ciudad que lo admiraba y donde se vivía muy bien, y donde se comía muy bien, y donde lo tenía todo pagado... En fin, no ganaría los sueldos que ganaba en otros sitios, pero estaba muy bien considerado y se sintió muy integrado en el proyecto, y luego en la cancha, pues el tío, ya te digo, los primeros mates que he visto en directo en mi vida los veíamos aquí. En los entrenamientos era apabullante de gente para verlo, y cuando íbamos a jugar por ahí, a Torre Pacheco, o me acuerdo que íbamos a pistas de equipos como Molina... Bueno, equipos que eran nuestros rivales, porque la Tercera División era una liga regional prácticamente.




Randy Owens, junto a Felipe Coello, en 1987 (Fuente: Felipe Coello)



B: Entonces imagino que a él se le vende la idea de que a corto plazo se va a subir de categoría, ¿no?


AG: Sí, claro, y cuando se sube al año siguiente se mantiene a Randy en la plantilla, y al año siguiente también. Randy creo que estuvo tres temporadas en el CB Murcia.


B: Además, cuando se creó el club, recuerdo que el Pabellón Príncipe de Asturias acababan de inaugurarlo, ¿verdad?


AG: Sí, sí, y allí se entrenaba y se jugaba, e incluso tuvimos problemas para acordar los entrenamientos porque allí entrenaban equipos de otras modalidades deportivas, y cuando entrenaba Randy aquello era un espectáculo de gente para verlo.


B: Bueno, entonces la afición, la gente respondió al equipo desde el primer momento, ¿no? Y a eso ayudó esta maniobra de fichar a Owens, ¿verdad? La gente llenaba la cancha.


AG: Sí, pero era un público muy joven, era un público que hoy serán papás y serán abogados y médicos, pero en aquella época eran gente muy joven y era un público totalmente distinto al del fútbol. Había gente un poco más mayor, pero aquello era un equipo para un público muy joven. Y entonces ya se le empezó a dar la estructura de club, de entidad, y a hacer abonados porque al principio aquí no había socios, no había más ingresos que lo que traía el patrocinador para pagar plantilla. Ya cuando empezamos a trabajar con semiprofesionales que venían de Segunda División, o de Primera, o de Honor, pues ya había que pagar un sueldo, ¿no? Luego también hubo una rivalidad muy grande con Cartagena. Cartagena fichó para los partidos finales contra Murcia a este... ¿cómo se llama este? Uno que había jugado en el Barcelona... No me acuerdo de cómo se llamaba (creo que se llama Santillana, pero no estoy seguro y no se lo digo a Antonio), pero lo fichó. Cartagena también estaba en Tercera, y cuando vio que Murcia fichó a Owens, ellos ficharon al otro. Además se transmitieron los dos partidos, tanto el de ida como el de vuelta, por el centro territorial de TVE en Murcia por primera vez. Es decir, no se había transmitido al Real Murcia y retransmitieron baloncesto de Tercera División (visto el diferente tratamiento mediático actual entre ambos clubes, pienso en lo inaudito del hecho que me cuenta Antonio González Barnés). Y con esas aspiraciones que teníamos desde el principio, después fue cuando compramos la plaza y se ascendió.


B: Eso de la compra de plaza al Logos de Madrid, que creo que era filial del Estudiantes, ¿fue un ofrecimiento que surge de manera inesperada, o vosotros ya ibais tras la posibilidad de hacerlo?


AG: Eso, el primer contacto lo tuvimos con Miguel Ángel Paniagua, que nos puso sobre la pista de la situación en que se encontraba el Logos, y entonces ya fue negociar, negociar y comprar esa plaza al precio que se puso y ahí ya se puede decir que fue la auténtica profesionalización del CB Murcia.


B: Se abrió el juego en la recién creada 1ª-B.


AG: Sí, y ya de ahí, hacia arriba. Se tuvo que esperar un tiempo, pero por aquí han pasado jugadores importantes y se han hecho plantillas importantes que han dado categoría. Por vez primera se radian partidos de basket. Yo me acuerdo perfectamente que en Radio Juventud se radian por primera vez los partidos y teníamos un programa diario de baloncesto, por las noches, que además lo dirigía yo, y bueno, pues ya digo, empezamos a hacer cosas que no se habían hecho ni en el periodismo, ni en la radio, ni en la televisión (un programa diario de baloncesto en la radio; escucho a Antonio y parece que me cuenta una película de ciencia ficción, en vista del panorama actual). Eso te demuestra el interés que había despertado el baloncesto para captar nuevos oyentes, una audiencia de gente joven que se identifica con el basket.




Antonio González Barnés (Fuente: torosmurcia.com



B: Bueno, y entonces usted siguió con su profesión de periodista, pero imagino que como iniciador o como uno de los iniciadores de este club, aunque no se hubiera vinculado expresamente, estaría al tanto de lo que pasaba, ¿no?


AG: Sí, sí. Yo iba a los pabellones, todo... Transmitíamos partidos dentro y fuera, recuerdo viajes en autocar hasta Andorra, y bueno, luego fui dando un giro a mi carrera profesional, fui abandonando el deporte para hacer fiestas y tradiciones en La Opinión, cuando nace el periódico, y es cuando me incorporo a La Opinión a otras áreas. Estuve acudiendo al baloncesto durante siete u ocho años seguidos. Ya después en la vida pública, desde el año 1995 hasta el 2007 que estuve de concejal, yo acudía a ver baloncesto y a apoyar al club que vi nacer y del que me consideré, de alguna manera, propulsor de que existiera, ¿no?


B: ¿Y ya no va por el Palacio nunca?


AG: No, no voy al baloncesto, no voy al fútbol... La vida da muchas vueltas y se puede subsistir con los recuerdos, y me implico y me distraigo con otras cosas... Hombre, cuando ha habido baloncesto en televisión lo he visto.


B: Aún hoy, cuando oye hablar del CB Murcia... ¿Sabía que se cumplían 25 años? ¿Recordaba la efeméride?


AG: Ni me acordaba del año ni de la efeméride, y me parece... Pues fíjate, un cuarto de siglo y porque tú me lo dijiste ayer. Y para mí todo parece que fue ayer, porque la verdad, hasta los nombres los recuerdo, de los que pusimos en marcha esta historia...


B: Entonces, cuando oye el nombre del CB Murcia, ¿siente algo especial, como partícipe de su nacimiento? El decir, "esto lo hecho yo, he ayudado a hacerlo".


AG: Pues mira, lo siento, pero nunca me lo han reconocido. Ha sido de esas cosas que uno hace porque cree que las debe hacer, sin esperar ningún tipo de recompensa. Aquí han pasado circunstancias, ascensos... Y nunca nadie se acordó de los que pusimos esto en marcha. Ni la insignia del club, ni una metopa, ni un recuerdo, ni una cena, ni la celebración de un ascenso... Se olvidaron de todos nosotros.


B: Eso es algo, pienso como murciano, que solemos hacer aquí. Bueno, yo había oído y leído alguna vez en referencia a la fundación del club, aquello de que un grupo de periodistas buscaron a Juan Valverde...


AG: El grupo éramos Pedro Ruiz Morales y yo, éramos los únicos periodistas, y también Santiago García que echó una mano, nada más.


B: Bueno, pues esto que le decía, ¿no será un mal endémico que tenemos en Murcia? Desde las cosas más "trascendentales" hasta otras menos importantes... Es la sensación de que no nos importa mucho lo que se hace aquí, el celebrar nuestras cosas, valorarlas, conmemorar hechos... Todo esto al final pasa como desapercibido, no se recuerda.


AG: Más que recordarlo, esto pasa poco reconocido. El recuerdo permanece, la pena es que no se te reconozca. Y no es porque uno vaya buscando ponerse en el pecho medallas, pero es que la historia la hemos escrito, y que esa historia se oculte es desalentador. ¿Cómo se oculta esa historia? Pues no sólo por lo que tú estás haciendo con motivo del 25 aniversario, ni porque mañana saque alguien un libro o una publicación, sino porque desde la propia entidad no se haya tenido en cuenta a esas personas. Es decir, que cuando se ha estado... Cuando se ha conseguido un cuarto puesto en la Copa del Rey, pues que no cojas y digas ese día, "voy a sacar a la cancha a fulanito y menganito y menganito, que pusieron esto en marcha", y, "fíjate, hemos organizado una Copa del Rey, hemos ganado el primer partido, y estamos aquí y vamos a darle un homenaje a esta gente...". No sé... Es que nunca se nos ha reconocido ni tenido en cuenta, ni siquiera se nos ha mandado un "crismas" navideño, es decir... (Antonio se ríe). Con eso te lo digo todo. Pero te vuelvo a repetir, que uno en su momento no hace las cosas para eso, pero que da gusto que se te recuerde después y es una pena. Esto es muy propio nuestro, de los murcianos, el hecho de que no se te reconozca.


B: Por eso le decía, que a mí como murciano... No sé, ya ha pasado otras veces y en el mismo tema del deporte, sin ir más lejos: ves que otros clubes de fútbol cumplen 100 años y todo es una fiesta, y aquí con el Real Murcia... Usted mismo estuvo vinculado con ese tema del centenario, pero luego salió muy pronto de ahí, ¿verdad?


AG: Bueno, yo te puedo pasar... Yo tengo todo en el ordenador, todos los actos del centenario, de los que sólo se hicieron el dos por ciento de los que propuse. El himno lo elegí yo, yo fui el que propuso a "Second" (grupo musical murciano), el diseño de la camiseta fue una elección mía... Y yo tenía recogido en el proyecto el tema de aprovechar la fecha para tener un reconocimiento con todos los que habían sido, que estuvieran vivos, entrenadores del Real Murcia, directivos... Quería crear una serie de categorías de la insignia de oro, plata, brillantes... Hacer una cena de hermandad con todos los que quisieran, con ex jugadores, traer a Figueroa y a toda esta gente que habían estado marcando la historia del club... Es decir, eso era el proyecto con motivo del centenario, y está escrito y a disposición de quien lo quiera, y nada de eso se hizo después. Y con el tema del baloncesto, hemos sido, y lo digo con una pequeña amargura, olvidados, y bueno, pobre del pueblo que olvida sus raíces, ¿no?


B: Claro, si la figura de Juan Valverde ha sido olvidada por algunos, la de ustedes, aún más...


AG: Es que lo de Juan tuvo muchísimo mérito. ¡Si fue el que puso los billetes! Puso su capital, puso sus ilusiones, dio los pasos que había que dar, y es normal que él se sienta... Mira, Pedro Ruiz Morales también fue presidente durante unos meses... Y luego el doctor Chano Méndez, el propio Manolo Álvarez... Hubo mucha gente que estuvo ahí arrimando el hombro.


B: Bueno, yo creo que la afición sí que recuerda y reconoce a los impulsores y a Valverde, pero ha faltado difusión y reconocimiento en otros ámbitos, quizá...


AG: Pero mira, la afición... Han pasado ya 25 años. Es decir, que niños que no habían nacido y hoy están en la cantera o acuden a ver baloncesto, y gente que no es que sean universitarios, sino que ya son hombres de carrera, no tienen la obligación de saber quién era Juan Valverde ni Antonio González Barnés, ni Pedro, ni el otro... No sienten este tipo de identificación, pero reitero, la historia está para recordarla y pobre del pueblo que olvide su historia y sus propias raíces, y sus propios fundamentos. Pobre de ese pueblo, ¿no? Es decir, aquí hoy no existiría la figura de Alfonso X el Sabio, ni de Ibn Arabí, ni de nadie en esta ciudad...




Juan Valverde, fundador de Zumos Juver y del CB Murcia



B: Además, es que son cosas que en el caso de un club deportivo, hacen afición y crean una imagen y una identidad propia con la que la gente se identifica.


AG: Es que hubo gente ahí de cierto relieve en la sociedad murciana, que han estado en los momentos duros. Gente de prestigio, es decir, Pedro Ruiz Morales ahora tiene una empresa potentísima de imagen y merchandising como es PyP, Promociones y Producciones; resulta que Frank es un magnífico jurista... Es decir, que aquellos locos, aquellos chiflados de aquellos años han sido después gente que ha aportado a la ciudad su riqueza, sus ideas, su trabajo y su ilusión. Y ya te digo, totalmente olvidados, como el propio Santiago García, es decir, gente que en aquellos momentos éramos los que estábamos encendiendo la llama que todavía hoy existe, y que lamentablemente hemos perdido categoría. Después vinieron las grandes empresas, los Polaris, los patrocinadores, el club, el ayuntamiento de la ciudad y la comunidad autónoma... Pero es decir, que nunca se nos ha recordado ni tenido en cuenta, y como digo, simplemente hicimos lo que creíamos que debíamos hacer y eso estaba bien hecho, y ya está. Y llevarte a donde vayas o donde estés el orgullo de decir, yo estuve en los momentos en los que tuve que estar, y esto existe... Y todavía hay chavalitos que están debajo de una canasta, o empezaron en el minibasket gracias a este proyecto, y ha merecido la pena... Pues esa es la mayor satisfacción, pero no deja de ser lamentable, paradójico, que yo, que puse o que pusimos, pusimos en marcha este proyecto, nos tengamos que enterar hoy, hoy yo por tí, de que este club cumple 25 años. O sea... (Antonio resopla y se ríe).


B: ¿Cómo ha vivido los últimos acontecimientos en torno al club? Sabrá que ha habido dos veranos seguidos bastante complicados, de reuniones y negociaciones, e incluso el club estuvo muy cerca de la desaparición. ¿Estaba usted al tanto de lo que pasaba con el equipo?


AG: Pues sí, porque es obligatorio estar al tanto de aquellas cosas que le quitan presencia a Murcia. A Murcia le quita presencia no estar entre los mejores del baloncesto, y le quita presencia arrastrarse por la 2ª-B. Murcia es una ciudad no solamente importante por ser la séptima de España en número de habitantes, y ves otras ciudades que tienen equipos en la élite, que salen en las quinielas, que salen en televisión, y ves que no se pronuncia el nombre de tu ciudad... Entonces, te intranquiliza esta situación, te preocupa. El hecho de que tu ciudad no tenga equipos en la élite salvo El Pozo y el Voley, y ver que el Real Murcia se va a 2ª-B y el CB Murcia desciende... Yo creo que deportivamente hablando, en cuanto a equipos profesionales y deportes de élite, hemos perdido muchísimo, y eso, a quien sienta de alguna manera las cosas de Murcia, pues le tiene que doler. Me gustaría que el CB Murcia estuviera en ACB y no en LEB, no me gustó que perdiera el primer partido, me gusta que haya ganado los dos siguientes, y lo que quiero es que suba. Fíjate que sin seguir el baloncesto, me preocupo de saber cómo ha quedado todas las semanas y sueño en volver a estar entre los grandes, por lo importante que es para una ciudad y para su deporte.


B: Y usted, que es periodista y ha contribuido a crear este club, ¿Cómo ve el seguimiento que se le hace al CB Murcia hoy en día desde los medios?


AG: Mira, la prensa históricamente en Murcia ha hecho, y me remonto a tiempos inmemoriales, ha hecho por Murcia muchísimas cosas. Un ejemplo muy claro es Martínez Tornel, que fue fundamental para el periodismo murciano, que presidió la Asociación de la Prensa y que tiene una importante plaza a su nombre en Murcia, y que fue gracias a él que no despareció el Entierro de la Sardina, un festejo con más de 150 años de historia. La prensa siempre ha sido un baluarte en defensa de los intereses de la ciudad, y para apoyar siempre el nombre de la ciudad. Entonces, fuimos un grupo de periodistas los que estuvimos en torno al baloncesto en su momento, y fue un periodista el que creó el Festival Tres Culturas y una infraestructura de 56 centros culturales. Esa imagen del periodista que sólo sabe juntar letras o palabras, no, mire usted, el periodista sabe hacer otras cosas y defender los intereses de su ciudad cuando tiene que defenderlos, como un ciudadano más.


B: (Me da la sensación de que González Barnés se ha ido en su respuesta por otros caminos, y decido insistir). Ya, pero le digo que en los últimos tiempos, bastantes, muchos aficionados al baloncesto hemos creído que no se le da al CB Murcia el espacio que se merece en los medios locales, igual que los otros deportes que no son fútbol, salvo en contadas situaciones.


AG: Ya, bueno, vamos a ver... Todo es cuestión de momentos y de épocas, y también de criterios empresariales. Yo puedo ser un enamorado como tú del baloncesto, pero si a tí tu empresa no te deja que escribas de baloncesto, te la tienes que envainar, aquí, de tí para mí. Entonces, ahora mismo a lo mejor resulta que vende más la separación de Belén Esteban y de Fran que que tú hables del CB Murcia (no lo dudo; Nos reímos). Y si eso tiene más lectores, al final esto se rige exclusivamente por la venta, por el número de oyentes y de lectores. Los espacios se ganan así, y un ejemplo muy claro lo tienes en los toros. Salvo La Opinión y algún medio que mantiene durante todo el año encendida la Feria o la fiesta taurina, el resto no le hace ni el más puñetero caso, pero luego cuando llega septiembre todo el mundo se sube a este carro. ¿Por qué? Porque vende. Entonces, en ese caso yo creo que no son culpables los periodistas deportivos, sino posiblemente las propias empresas periodísticas, los criterios de quienes dirigen esas empresas. Periodistas buenos, los hay, malos también, que también los hay... Quiero decir que esto viene por camadas. Hay un momento donde el periodismo deportivo de esta ciudad tiene unos momentos de auge excepcionales, y hay unos momentos donde el periodismo deportivo de esta ciudad se encuentra en una situación preocupante, como el periodismo taurino o el político o social. Tú fíjate que en la época mía estábamos Ibarra, José Antonio Ruiz Vivo, estaba Antonio González Barnés, estaba Antonio Montesinos, estaba Manolo Carles... Estamos hablando de la primera fila del periodismo deportivo de esta ciudad, y entonces a ver quién tenía cojones... Aquí se ejercía auténtica fuerza desde la prensa deportiva. Ahora te pones a leer... Y a mí este me la repampinfla, yo lo que quiero es hablar con la directora de La Opinión o con el director de La Verdad para que me traten bien, y pare usted de contar. Yo soy tu amigo, te filtro la noticia y tú me tapas. O sea, es entrar en un juego que a mí no me gusta, que lamento mucho, y veo con preocupación que tampoco existe una unión entre los profesionales del periodismo. Antes éramos amigos, viajábamos juntos... Ahora cada uno va en busca de su propio negocio y de su vida, sin más. El corporativismo se ha perdido en el periodismo en todos los sentidos de la vida periodística de esta ciudad, y te aseguro que esa frase es cierta. Es mentira lo de la asociación de la prensa deportiva, lo del colegio oficial de periodistas o la asociación de profesionales de radiotelevisión... Todo eso está muy bien, pero a la hora de que cada uno se encuentre por la calle con el otro, existen las rencillas personales: este es un chufla, este es un mierda, este no vale un duro... (Nos reímos). ¿Quién es este nuevo que ha llegado? ¿Quién este fantasmón? Esto antes no era así.




Juan Valverde y Felipe Coello celebran el segundo ascenso a la ACB, en 1998



B: Bueno, pues ya acabamos. ¿Está a gusto en su cargo, en el tema de los toros? ¿No echa de menos la política, por ejemplo?


AG: No, cada tiempo tiene sus cosas y yo ahora soy un observador de lo que ocurre a mi alrededor, que es una posición muy cómoda, sin preocupaciones. Con el tema de los toros, igual. Yo empecé en el periodismo haciendo toros, y creo que mi vida informativa acabará en mis orígenes, que fueron los toros, posiblemente porque es el espectáculo que une a todas las artes, porque es ballet, es policromía y pintura, es... Y la verdad es que estoy muy a gusto y muy tranquilo.

En este punto, tras casi tres cuartos de hora de conversación, oigo unas voces que saludan tras el teléfono y Antonio González Barnés me informa de que han venido a visitarle dos amigos entrañables, porque en este momento "estoy malico y vienen los amigos a verme". De pronto ha cambiado el tono: de una cierta gravedad y concentración mientras responde, ha pasado a una voz más distendida. Me dice que le vuelva a llamar si necesito algo más, y yo aprovecho para, apresuradamente, darle las gracias por tener aquella idea hace casi 26 años, por juntarse con personas que compartieron la misma ilusión y por buscar a quien pudiera hacerlo todo realidad. Le digo que gracias por contribuir a crear el CB Murcia, el club de nuestras vidas, y añado que un servidor espera que esta entrevista le sirva de pequeño y humilde homenaje, tanto a él como al resto de "chiflados". Si alguno de ellos lee estas líneas, de nuevo y para todos, gracias.






TODOS LOS ARTÍCULOS
 Fin de trayecto (Pedro Serrano)
 Entrevista a Pedro Fernández Espinosa (Pedro Serrano)
 Entrevista a Pedro Robles (Pedro Serrano)
 Los hogares del CB Murcia (y II) (Pedro Serrano)
 Los números del CB Murcia (Pedro Serrano)
 El CB Murcia y Paco García (Pedro Serrano)
 Los hogares del CB Murcia (I) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Daniel Barceló (Pedro Serrano)
 Entrevista a Xavi Sánchez (Pedro Serrano)
 Manrique Cos, el primer entrenador en la historia del CB Murcia (Pedro Serrano)
 Entrevista a Randy Owens (Pedro Serrano)
 Entrevista a Edu Piñero (Pedro Serrano)
 Entrevista a José Luis Galilea (Pedro Serrano)
 Tiempo muerto (II) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quique Bárcenas (Pedro Serrano)
 Entrevista a Miguel Ángel Martín (Pedro Serrano)
 Entrevista a Anthony Stacey (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quini García (Pedro Serrano)
 Tiempo muerto (I) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Antonio González Barnés (Pedro Serrano)
 Entrevista a Johnny Rogers (Pedro Serrano)
 Entrevista a Miguel Ángel Pérez (Pedro Serrano)
 Entrevista a José María Oleart (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quique Azcón (Pedro Serrano)
 Entrevista a Jota Davalillo (Pedro Serrano)
 Entrevista a John Ebeling (Pedro Serrano)
 Entrevista a Felipe Coello (Pedro Serrano)
 Entrevista a Ralph McPherson (Pedro Serrano)
 CB Murcia: 25 años sobre el parquet (Pedro Serrano)
1 comentarios
Danos tu opinión
1
1 - Los datos de tercera división (temporada 1985-86). Pese a debutar con el Juver en enero del 86, bien avanzada la competición, Randy Owens se convirtió en el máximo anotador del campeonato, con un total de 701 puntos. Su promedio fue de 58 puntos por partido, siendo su máxima anotación de 76 puntos contra el otro equipo de la capital, el CB Murcia de entonces. Un saludo.

Publicado por cuatrosurcos el día 31/05/2016 a las 01:20h.
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2828

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos