Miércoles, 22 de mayo de 2019
El blog del scouting


10.07.10 | Alejandro González [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
El blog del scout: The Scientist



Hace algo menos de un año, en mitad de un paseo bajo una suave lluvia londinense, alguien me decía que “si hubiese un trabajo en el que pagasen a sus empleados por fijarse en la gente con todo detalle sin perderse nada, y después comentarlo, seguro que te contrataban”. Por aquel entonces yo reía sin tan siquiera pensar que ese trabajo existía, y estaba más cerca de lo que podía imaginar. El discurso de mi acompañante continuaba, expresando su curiosa mezcla de enfado y sostenida fascinación ante “tu capacidad para darte cuenta de cualquier detalle, conociendo a la gente con tan solo un rápido vistazo”. Una habilidad que, según me contaban, “tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Un divertido (palabra que añado yo para sustituir al adjetivo original, no reproducible aquí) hibrido (ídem) de maruja de mercadillo y psicoanalista exprés”.


Mientras yo recuerdo ahora ese momento con nostalgia, la analista de aquella tarde británica debe estar alzando su ceja izquierda, a medio camino entre el mini enfado que siempre le producía que yo me acordase de todo y el esfuerzo de su memoria por recordar a que instante me estoy ahora refiriendo, este del que a bote pronto seguramente ni se acuerde.


Como decía, parece ser que sí que existe ese trabajo. Scout deportivo. De baloncesto, en este caso. Desde que comencé a dedicarme profesionalmente a esto muchas han sido las personas, cercanas y desconocidas, que me han bombardeado con preguntas de todo tipo sobre mi labor en NetScouts Basketball. Las reacciones a la “noticia” han ido siendo de lo más variopintas. Desde el “qué suerte has tenido (inserte su insulto “cariñoso” preferido)”, hasta el “no necesitas a un/a ayudante para acompañarte a los torneos?”, pasando por aquellos que aguantaron todo lo que pudieron hasta que su cara delataba con demasiada claridad que no tenían la más remota idea de lo que estaba hablando. Bastantes, en una cifra sorprendentemente alta, ya me habían imaginado con uniforme, pañuelo y mis medallitas ganadas en los concursos de orientación y nudos.


Una vez se quedaba claro que yo no era boy scout sino scout de baloncesto, las preguntas más frecuentes hacían referencia a mi modo de vida, mi día a día, el camino recorrido hasta encontrar tal ocupación o aspectos más técnicos en el caso de los aficionados y entendidos del deporte en cuestión. Estos últimos se interesaban por los contactos que hacía, la forma de redactar los informes, las competiciones que cubría, etc. Supongo que este blog que aquí inicio es una forma de dirigirme a todos aquellos que una vez sintieron curiosidad por “mis labores” y este mundo del Basketball business en general.


Desde mi posición de rookie (o freshman, y que sirva de homenaje para mi compañeros de reducto NCAA), mi nueva profesión y todo lo que le rodea se ve de manera especial. Todo es relativamente nuevo, pues si bien has leído sobre ello, o has visto en televisión a aquellos con los que ahora te relacionas de forma cercana, todo lo que ocurre, aquello que ves, esos que ahora están al otro lado del teléfono o compartiendo cena contigo, toman matices bien distintos. Antes yo leía entrevistas en revistas y las veía por televisión y ahora me entrevistan a mí para el Washington Post o alguna web española especializada. Aun me resulta bastante curioso verme en una situación así. Debo reconocer que cuando alguien me solicita una entrevista o algún equipo, entrenador o agente se pone en contacto conmigo para pedir consultoría (listado de jugadores, informes del estado de alguna liga, etc.) una de las primeras cosas que me vienen a la cabeza es algo así como: yo? A mí? Seguro? Pero si yo hasta hace nada no era más que un chico de ciencias (médicas) que decidió darse a la vida bohemia!


En estos primeros pasos la miscelánea que se genera es intensa y curiosa. Por lo que va pasando y como va uno mismo reaccionando y desenvolviéndose. Viajes a torneos, reuniones, presupuestos, propuestas, listados de jugadores, horas y horas de video, peripecias como relaciones públicas…un trabajo mucho más multifacético de lo que se puede ver desde fuera. Pero, a buen seguro, una especie de bendición para alguien al que le ofrecen la oportunidad de hacer de una de sus pasiones su forma de vida.


En mi caso, mis ocupaciones como scout internacional de NetScouts Basketball me llevan a hacer un seguimiento del baloncesto mundial tremendamente polivalente. Intentando resumir un poco algo bastante más complejo y entrelazado, podríamos decir que yo me encargo, de forma principal, de dos funciones básicas: el scout de jugadores internacionales sub 20 de todos los niveles, cuyos informes van a parar a directores deportivos y entrenadores de universidades de NCAA y equipos profesionales europeos principalmente; y servicios de consultoría para equipos europeos. Una consultoría a la que suelen acudir equipos de nivel medio/bajo y que abarca la petición de listas de jugadores de una posición y/o características concretas idóneos para el nivel y el presupuesto del equipo, una opinión europea sobre la posible adaptación de un jugador americano a un equipo o liga, etc. Nunca a modo de agente, por cierto. Aquí no hay ninguna moto que vender, algo que agradezco muchísimo. Una simple labor de evaluador.


Estas dos funciones implican un seguimiento detallado de prácticamente cualquier competición del mundo. Hay que conocer a fondo la NCAA, ya que, por un lado, evalúas a jugadores europeos indicando a qué nivel (high/mid/low major, Division II, Junior College) podrían acceder de querer probar la aventura universitaria; y por otro, equipos europeos pueden preguntarte por jugadores recién salidos de la universidad a los que siguen de cerca como posibles fichajes. De modo que toca seguir la NCAA desde Kentucky o Duke pasando por Texas Tech o Dayton hasta llegar a Long Beach State o Mercer. Cambiando la dirección de fluencia, se debe hacer un cercano seguimiento de las ligas europeas (y algunas mundiales) para no sólo encontrar jóvenes promesas, sino también comprender el nivel de las diferentes ligas y así poder determinar a qué tipo de equipo o competición podría ir un jugador estadounidense. Asi que uno acaba encontrándose en casa viendo, con apuntes y estadísticas delante, partidos de liga checa o finlandesa. Además, los jugadores más jóvenes o menos conocidos que ya están en Europa entran dentro de nuestro radio de acción, por lo que el número de objetivos se multiplica con pasmosa facilidad. Todo ello sin contar el alto nivel competitivo internacional y la NBA, donde también nos movemos, aunque en mi caso la participación se limita a informes sobre jugadores europeos “drafteables” o que vayan a participar en ligas de verano.


Funciones y atenciones se traducen en muchas horas de video, otras muchas de redacción de informes y unas pocas más de recopilación y actualización de datos. Sumadas al “trabajo de campo” que supone el scouting en torneos, entrenamiento y try-outs. Teléfonos que suenan, videoconferencias, emails que van y vienen…los contactos son continuos y la actividad, en ocasiones, frenética. Espero que no haya dejado atisbo a queja alguna, pues bien tengo avisadas a unas pocas personas cercanas a mí. Si algún día me oyen o leen quejarme de este trabajo, tienen libertad absoluta para repartir collejas sobre mi nuca con ritmo, número e intensidad a gusto del repartidor.


Si la idea de este blog os parece interesante, y alguien ha llegado hasta aquí sin dormirse o preguntarse qué demonios hace este tipo contándonos su vida, supongo que poco a poco iré haciendo llegar nuevas ediciones. Espero que, si se cumplen las premisas anteriores, os sintáis libres de mandar vuestras preguntas, curiosidades, críticas o comentarios y así compartir este rinconcito entre todos. Intentar’e acabar siempre con una canción, ya sea para acompañar la lectura o buscar algo de descanso y relajación tras semejante ladrillo.


Take care!









0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4578

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos