Sábado, 19 de octubre de 2019
31.08.2019 - 11:14h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Mundial 2019: El Análisis de... España, por Juan Carlos Sánchez


Nuestros especialistas BasketMe nos ofrecen el análisis de las selecciones participantes en el Mundial de China con todos los detalles que debemos conocer sobre ellas y los mejores vídeos de los partidos de preparación.


UNA VENTANA ABIERTA AL MUNDIAL


Casi dos décadas de una generación que ha marcado para siempre la historia de nuestro baloncesto dejan, definitivamente, paso a una nueva etapa, dominada por la necesidad de definir la forma de preparar y afrontar el campeonato ante selecciones plagadas de talento técnico y físico; mención especial -como no podría ser de otra forma- para Estados Unidos, combinado que, pese a sus innumerables bajas, presenta siempre un conjunto del más alto nivel competitivo.



LAS AUSENCIAS


Si hay algo que llama la atención son los jugadores que, por distintos motivos, estarán ausentes este campeonato. Pese a que únicamente el caso de Pau Gasol responde a una lesión incompatible con su participación en el mismo, lo cierto es que jugadores tan importantes como Mirotic, Ibaka o Sergio Rodríguez no han estado a disposición del seleccionador nacional, constituyendo bajas especialmente sensibles: los dos primeros, jugadores de la NBA (el primero regresa a Europa, el segundo acaba de ganar el anillo), y el tercero, base del equipo ganador de la Euroliga.


Es esta una realidad con la que hay que contar y, sobre todo, olvidar por completo una vez que empieza la preparación para el Mundial. Lamentarse ahora por esas bajas, por seguro que no trae nada positivo, y muy probablemente nuble la confianza y claridad de ideas necesaria para preparar adecuadamente el campeonato. A ello se unen las dudas que pueda generar el estado físico de jugadores importantes como Sergio Llull o Rudy Fernández, llamados a ser piezas muy relevantes en el perímetro y cuyo rendimiento es básico para que la selección pueda competir ante los rivales más potentes.


UNA SELECCIÓN NOVEDOSA


En efecto, la solidez de la generación de los juniors de oro permitió a la selección presentar un equipo estable, plagado de jugadores que llevaban toda su vida deportiva jugando juntos cada verano, lo que marcaba un sello de identidad propio tanto dentro como fuera de la pista al que se iban adaptando las nuevas incorporaciones. Ello permitía disfrutar de las ventajas propias de un equipo ya consolidado, con muchas horas de entrenamiento, convivencia y partidos juntos, algo difícil de encontrar en el baloncesto de selecciones.


Por suerte, las famosas ´ventanas´ han permitido construir una dinámica de trabajo especialmente positiva, nacida de la necesidad de dar respuesta a una situación particularmente adversa como era la de luchar por algo tan importante como la propia clasificación para el Mundial sin poder contar con jugadores de la NBA ni de la Euroliga, explorando fórmulas capaces de paliar la ausencia de ciertos recursos individuales.


En efecto, nuestro baloncesto cuenta ya en su ADN con ese compromiso y capacidad de dar un paso al frente ante situaciones adversas. En un baloncesto cada vez más marcado por las capacidades físicas y atléticas de las grandes potencias (y el recurso al talento individual de algunos nombres propios), nuestra selección presenta cierto déficit y carencias en esa faceta que obligan a construir fórmulas alternativas.


A cambio, la selección presenta un gran sentido del juego colectivo, con una propuesta de juego especialmente ágil y dinámica, capaz de obtener ventajas y suplir carencias. Para ello, se hará imprescindible mantener siempre un nivel de intensidad defensiva muy alto, involucrando en la rotación a un importante número de jugadores. Si eso falla, el recurso a la capacidad, talento y gran estado de forma de los pilares del equipo no será suficiente para superar a los rivales más poderosos.


LOS JUGADORES


LOS BASES: UNA POSICIÓN LIDERADA POR RICKY RUBIO


Acostumbrada la selección en otras ocasiones a presentar dos o incluso a tres bases ´titulares´, que se alternaban e incluso compartían pista en función de momentos, estados de forma, características del rival, necesidades del equipo, etc. en esta ocasión la selección presenta un jugador, Ricky Rubio, cuyo nivel actual le convierte en uno de los grandes jugadores del torneo. De él va a depender mucho no sólo el nivel de juego colectivo sino el acierto en los minutos y ante los rivales más complicados.




Ricky Rubio


Rubio llega en un momento especialmente dulce de forma y madurez deportiva; y éste puede ser su Mundial. Ante las bajas confirmadas -pero igualmente sin ellas- no sólo será base de referencia, encargado de dirigir y hacer jugar a la selección sino que, igualmente, se confirma como uno de los pilares más importantes del equipo. Su juego se consolida sobre un nivel muy elevado en todas las facetas, tanto ofensivas como defensivas, así como sobre unas capacidades atléticas notables que le permiten poner en práctica todas las virtudes que atesora. Sin duda, uno de las buenas noticias de la selección española es contar con su mejor nivel.


Quino Colom es seguramente el enlace entre la columna vertebral del equipo y esa selección ´de las ventanas´ que tan bien funcionó y tan buen resultado en aquellos partidos tan complicados de afrontar por parte de todos, a la par que tan importantes para el devenir futuro de la selección. Base completo, que ha hecho carrera destacada lejos de la ACB y de la propia Euroliga, haciendo puntos y números muy interesantes, y cuya presencia será interesante a los efectos de poder contar con un base más puro, capaz de hacer jugar al equipo cuando Ricky Rubio no esté en pista.


EL PERÍMETRO: UNA POSICIÓN CON MUCHAS DUDAS


El paso del tiempo y el cambio de piel en la selección no ha sentado igual de bien en todas las posiciones en la pista, afectando de manera más delicada al perímetro. Eso ha convertido a jugadores como Sergio Llull y Rudy Fernández en piezas esenciales. En efecto, la construcción del juego exterior, dotada de profundidad con la presencia de Ribas, Rabaseda y Beirán, parece diseñada y encontrará su razón de ser si las referencias exteriores confirman un buen rendimiento en el Mundial pues, de lo contrario, la posición puede verse rica en efectivos pero algo escasa en individualidades determinantes en momentos de mayor complejidad ofensiva.


Sergio Llull


Resulta llamativo que las dudas que genera el hecho de que Sergio Llull no haya podido exhibir su mejor versión desde aquella grave lesión (como él mismo lamenta) coincidan, posiblemente, con una mayor precariedad en el juego exterior, que apenas cuenta con referentes anotadores en esta cita. Aunque incorporado en este apartado referido al perímetro, alternará las posiciones de base y escolta (Scariolo sólo lleva dos bases), y de él se espera que su enorme gen competitivo le devuelva las mejores sensaciones, una vez que la competición eche a andar y podamos disfrutar de su intensidad en el juego, sus entradas a canasta y sus tiros imposibles, a pesar de que, objetivamente, haya razones para pensar que llega demasiado lejos de su plenitud física.


Pau Ribas es uno de esos jugadores que a cada entrenador gusta tener en plantilla. Jugador capaz de salir del banquillo y leer bien el partido y las necesidades de su equipo; capaz de hacer jugar, defender, anotar, etc. Parte con experiencia no sólo en la propia selección sino igualmente a nivel de clubes en uno de los grandes de la Euroliga, lo que ofrece un bagaje competitivo al más alto nivel a tener en cuenta en esta selección.


Pese a que Rudy Fernández inició su carrera asumiendo un papel principalmente anotador, tanto en sus últimas temporadas en su club como, incluso antes, en la propia selección, su juego se ha enriquecido sobremanera con una amplia variedad de recursos y no pocos ´intangibles´ muy valorados por sus técnicos cuando la foto de la gloria apuntaba hacia otros. Como en el caso de Sergio Llull, será muy necesaria su aportación desde el perímetro, para lo cual se debe confiar en que su físico de su permiso para poder disfrutar de sus recursos.


La presencia definitiva de Xavi Rabaseda entre los doce se encuentra muy ligada a esa necesidad de fortalecer un equipo más ligero, de generar espacios, de jugar más abierto. En ese juego, saliendo desde el banquillo, Rabaseda aportará esa intensidad, potencia, defensa, transiciones muy rápidas, etc. necesarias para que el equipo no pierda los recursos ni el estilo marcado para este campeonato.


La presencia de sólo 4 jugadores interiores (lo que implica que Claver alternará las posiciones de tres y de cuatro) ha podido ser el detonante definitivo para la elección de Javier Beirán frente a otros exteriores más pequeños, como el caso de Jaime Fernández. Recuperado de su lesión, su presencia es habitual entre los nacionales más valorados de la ACB. Exterior completo, con un amplio conocimiento del juego, capaz tanto de lanzar de tres como de jugar y obtener puntos en el poste bajo.


El alero Víctor Claver (que también puede jugar de ala-pívot y hará de quinto pívot) llega a este Mundial en un momento de madurez deportiva interesante y su presencia reforzará ambos puestos en función de las necesidades del partido. Con el propósito de sacar partido de su altura y envergadura para fortalecer la capacidad física del quinteto en pista, ofrecerá un mayor soporte en el rebote, intimidación y defensa frente a equipos con mayor capacidad atlética, lo que le convierte en un recurso muy necesario para dotar de solidez al equipo.


EL JUEGO INTERIOR: PODEROSO A PESAR DE LAS BAJAS


Resulta llamativo que el juego interior de la selección sea posiblemente la línea que presenta una mayor fortaleza a nivel individual, capitaneada por Marc Gasol y abanderada por un Willy Hernangómez que llega en un momento de juego y forma especialmente dulces, cuando, precisamente, las tres bajas antes comentadas de Pau, Mirotic e Ibaka responden precisamente a posiciones interiores. La idea de apostar por sólo cuatro hombres lleva a Oriola a ser el tercer cinco.


Juancho Hernángomez


Las bajas sitúan a Juancho Hernangómez como principal recurso en el puesto de cuatro. Lo que se conoce como un cuatro abierto, capaz de abrir el campo con su tiro de tres puntos, ha vivido una temporada de contrastes. Como positivo, su mayor protagonismo en los Denver Nuggets de la NBA; como negativo, jugar lesionado, con mucho dolor, lo que ha terminado por obligarle el pasado mes de mayo a pasar por el quirófano (intervención en los músculos del core). Es ahí donde su situación presenta mayores dudas pues, aunque está recuperado y disponible para el técnico, todo queda tan reciente que es irremediable no preocuparse por una posición ya muy castigada por las bajas.


Las ausencias han abierto también a Pierre Oriola las puertas de la pintura de la selección como pívot capaz de jugar en cualquiera de las posiciones interiores (preferiblemente como ala-pívot). Su intensidad, capacidad competitiva y de lectura de las situaciones del partido siempre le acaban brindando minutos en pista. No sólo será necesario como rotación sino igualmente como jugador capaz de revolucionar y dar un punto más de intensidad al equipo.


Marc Gasol llega a la selección con los galones de jugador referencia que da no sólo su larga trayectoria en el combinado nacional sino su autoridad en las pistas de la NBA, consagrada por el reciente anillo con los Toronto Raptors, donde terminó ocupando un papel relevante en el equipo. Será el 5 titular de la selección. De él se esperan muchas virtudes imprescindibles para que la selección tenga opciones en este Mundial. Hablamos de intimidación, rebote y defensa, pero también de juego cerca del aro, puntos, buena muñeca, capacidad para asociarse y ser un pasador desde la pintura, etc.


La presencia en la NBA de Willy Hernangómez nos ha deparado el impacto visual de su llamativo desarrollo físico, convirtiéndose en un pívot con una notable fortaleza y capacidad atlética. La ausencia de otros interiores le ofrece la oportunidad (y también la responsabilidad) de tener un mayor protagonismo en el juego interior de la selección, y mostrar dónde puede estar el techo de un jugador que ha diseñado un verano de mucho trabajo físico y técnico para mejorar en facetas como el tiro o la agilidad para adaptarse a situaciones de ´mismatch´.


EL SELECCIONADOR


Sergio Scariolo vuelve a la selección tras una exitosa aventura en la NBA, culminada con el deseado anillo. Son ya muchos los años en los que la selección española cuenta con el trabajo bien definido de Sergio Scariolo, lo que ha permitido trabajarlo todo como conjunto, con una estabilidad inusual en el baloncesto de selecciones. Ese factor no debe ser infravalorado. De hecho, las ´ventanas´ fueron buen ejemplo de que trabajar el juego por encima de los nombres puede crear conjuntos muy sólidos, capaces de dar salida a situaciones especialmente complicadas. Esos días permitieron aflorar una virtud que muchas veces se esconde tras los grandes nombres.



Aunque son muchos los factores y condicionantes a tener en cuenta, puede considerarse que en este campeonato la labor del cuerpo técnico liderado por Sergio Scariolo para diseñar sistemas y propuestas de juego capaces de sacar el máximo rendimiento al equipo juegan un papel si cabe más importante.


LA FASE DE GRUPOS: LA IMPORTANCIA DE CADA PARTIDO


Nuestra selección ha quedado encuadrada en el Grupo B, junto a Irán, Puerto Rico y Túnez. Sobre el papel (y siempre con las debidas reservas) estamos ante un grupo relativamente asequible, del que se clasifican los dos primeros. No obstante, los dos primeros de este grupo conforman el grupo definitivo con los dos primeros del grupo D (el grupo de Serbia o Italia), dándose la circunstancia de que todas las victorias –inclusive aquella frente a selecciones eliminadas- cuentan a los efectos de determinar las dos selecciones que pasan a cuartos de final, por lo que desde el primer partido todos cuentan, y mucho, de cara al éxito futuro.




Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Juan Carlos Sánchez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4023

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos