Martes, 14 de julio de 2020
29.09.2009 - 13:13h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Previa Aris Salónica - Maroussi. La Euroliga empieza con un derbi griego


La Euroliga abre sus puertas con emoción y tensión ya desde los primeros instantes. El torneo clasificatorio que consta de dos rondas y 8 equipos en liza con solo 2 billetes para la máxima competición continental, es terreno propicio para las primeras hazañas y los primeros llantos de la temporada 2009/2010. El sorteo quiso emparejar ya en la primera ronda a los dos equipos griegos presentes en el torneo, dibujando una eliminatoria durísima y llena de color que proporcionará un inicio inmejorable para la competición. Maroussi y Aris revivirán el enfrentamiento con el que cerraron la pasada temporada, la disputa del 3º y 4 puesto en la postemporada helena con resultado favorable a los de Atenas.

Maroussi BC Maroussi BC

Año fundación: 1950
Ciudad: Maroussi, Atenas
Pabellón: Maroussi Indoor Hall (1.700) y OAKA (18.900)
Posible quinteto titular: Keys-Pelekanos-Kaimakoglou-Calathes-Homan

Plantilla

4. Epameinondas Papantoniou - Escolta - 1.90
5. Billy Keys - Base - 1.88
6. Jamon Lucas - Escolta - 1.91
7. Michalis Pelekanos - Alero - 1.98
8. Marios Batis - Base - 1.88
9. Jared Homan - Pívot - 2.08
10. Georgios Diamantopoulos - Escolta - 1.92
11. Dimitrios Mavroeidis - Pívot - 2.08
12. Pat Calathes - Pívot - 2.08
13. Stephen Arigbabu - Pívot - 2.08
14. Levon Kendall - Pívot - 2.08
15. Kostas Kaimakoglou - Alero - 2.04
16. Fanis Koumpuras - Base - 1.87
Entrenador: Georgios Bartzokas

La puerta de la Euroliga se abre por primera vez para el club situado al norte de Atenas. Maroussi puede culminar en 2009 su brillante década con la participación en la máxima competición continental. Broche de oro a un trabajo intenso en el último periodo, tras su ascenso y asentamiento en la primera línea griega en 1999. El modesto club, con lazos de sangre azul en su escudo, destacó en los años 60 y 70 como uno de los habituales representantes griegos en competiciones europeas. Desde 1980 a 1999 desapareció vagando por las ligas menores helenas. Tras casi dos décadas de ostracismo y con el inicio del nuevo siglo iba a abrirse para Maroussi su etapa dorada. Una época que intentarán culminar siendo uno de los 2 equipos que logren el billete de acceso en este torneo clasificatorio. Los pequeños pasos dados, fuertes y seguros, durante el último decenio por parte del club han dejado al Maroussi como uno de los club referente del basket griego, satélite de la bicefalia atroz Panathinaikos-Olympiacos. En 2001 y entrenados por Vangelis Alexandris lograron su principal éxito y titulo que adorna su vitrina, la Copa Saporta. El dúo Jimmy Oliver-Ashraf Amaya unida a la solidez de Evtimov bajo tableros llevó a Maroussi al triunfo europeo en una final ajustadísima ante el conjunto francés del Chalon. Por el camino se deshicieron de su rival en este torneo previo, Aris Salónica. Precisamente el entrenador Alexandris lograría dos años después otro título europeo esta vez con Aris Salónica. Tras una complicada temporada 2001-2002 donde el club intentó hacerse poderoso y unió a la pareja Oliver-Amaya jugadores del calibre de Burke, Simpkins, Koronios, Conlon y un veterano Koch, aterrizó Panayotis Yannakis para hacerse cargo del club. A pesar de ser finalistas de Copa, Maroussi había tenido problemas en el puesto de entrenador tras la marcha de Alexandris y esperaban que Yannakis devolviese la modestia y el trabajo serio de un club pequeño al norte ateniense. Fuera ya algunos sonoros nombres de la plantilla anterior, la línea de trabajo ese verano de 2002 tornó hacía la sobriedad. Se potenció la figura de un joven valor griego cuya llegada había pasado un tanto desapercibida la campaña anterior ante los grandes nombres que llegaron al Maroussi, Vasileios Spanoulis. La pareja Yannakis-Spanoulis continúo la senda exitosa marcada por el título europeo y los cuatro años que Panos pasó al frente del banquillo se saldaron con un subcampeonato de liga y dos terceros puestos. Maroussi se había asentado en el segundo escalafón del baloncesto griego tras los dos colosos atenienses.

Billy Keys en el Maroussi


Desde ese puesto observa el Maroussi su eliminatoria y opciones de asaltar la Euroliga, con la tranquilidad del trabajo bien desarrollado en los pasados diez años. A imagen y semejanza de uno de sus mecenas, Aris Vovos. El club ateniense finalizó la 08-09 con un brillante tercer puesto logrado frente a precisamente su rival en la primera ronda, Aris Salónica. Se cerraba un positivo ciclo de dos años del experimentado entrenador Soulis Markopoulos al frente del equipo, donde recibió el galardón de mejor entrenador del año en la 07-08, continuando la senda abierta por Yannakis. Markopoulos puso este pasado verano rumbo de nuevo a su Salónica, a la que regresa para entrenar al P.A.O.K. La directiva del Maroussi no ha querido arriesgar en su decisión y firmó un contrato a Giorgos Bartzokas, anterior asistente de Yannakis en el club y donde regresa como técnico principal tras haber cumplido un periplo maravilloso en el Norte del país, en el Olympia Larissa, ciudad natal de Spanoulis, otrora estrella absoluta del Maroussi. Al frente del Larissa, Bartzokas consiguió las dos únicas clasificaciones para la postemporada del modesto club de Tesalia, siendo uno de los técnicos revelación de la nueva hornada helena. Asegura trabajo y una línea austera en búsqueda de resultados. Deberá hacer frente a una plantilla que mantiene parte importante de la columna que culminó una notable temporada el año anterior pero con la pérdida rumbo Olympiacos de sus dos principales bastiones interiores, Mavrokefalidis y Glyniadakis. Ésta será la principal duda con la que Maroussi afronte la fase previa. Para reemplazarlos llegan dos pívot principales con experiencia la temporada anterior en Euroliga, Jared Homan (temporada pasada con actuaciones notables en Cibona) y Levon Kendall (exjugador de Panionios ya adaptado a Grecia). Un tercer refuerzo se incorpora para realizar el trabajo sucio y aportar toneladas de experiencia. Se trata de Stephen Arigbabu, veterano poste alemán. Junto a Homan y Kendall delimitará el éxito del equipo y su poder interior la progresión que ofrezcan los jóvenes Mavroeidis y Pat Calathes, ambos de 24 años de edad, que completan el elenco de pívots. Las dudas y pesares del juego interior contrastan con la realidad y la apuesta sobre seguro en los puestos de base, escolta y alero. Como base y jefe absoluto en pista de lo que haga el Maroussi tenemos a Billy Keys, artífice de la gran temporada anterior. Su ritmo, anotación y ascendencia en el juego resultaron claves para el conjunto ateniense. Junto a él aparecen dos trabajadores y experimentados jugadores griegos; Mikhalis Pelekanos y Kostas Kaimakoglou. Pelekanos es la noticia positiva de la fuga de Mavrokefalidis y Glyniadakis a Olympiacos. El atlético alero griego llega procedente del Pireo para aportar sus cualidades y experiencia al Maroussi. Defensa activa y desde la confianza intentará aportar mayores soluciones ofensivas. A su lado en las alas nos encontramos al mastodóntico Kaimakoglou, 2.04 m. Reciente bronce en Polonia con la selección griega, Kostas es el icono del Maroussi, su club de formación y principal exponente de la línea de trabajo y éxito de la última década. Un alero poderoso al rebote y con buen tiro exterior. Uno de los pilares del equipo y una carta doble. Lo explicamos. A Keys, Pelekanos y Kaimakoglou se une como primer reserva con opciones en varios dibujos tácticos a ser titular el escolta norteamericano Jamon Lucas. La estatura y peso de Kaimakoglou le puede permitir desarrollarse como ala-pívot, sobre todo si Calathes u otro de los interiores no da el paso al frente y mantiene su traza irregular, y Bartzokas puede optar por colocar un veloz perímetro con Keys-Lucas-Pelekanos y Kaimakoglou como interior abierto. Riqueza en variantes para un conjunto modesto que completan su plantilla con la presencia de los nacionales Batis, Diamantopoulos y Papantoniou. Como técnico asistente nos encontramos con la figura de Sotirios Manolopoulos, histórico jugador del club y miembro del título de la Copa Saporta. En ello se resume la esencia de este Maroussi, implantado en una etapa exitosa y manteniendo siempre vivas sus señas de identidad. Trabajo y unión, mezcla, entre jóvenes y veteranos, con la vista puesta en los nuevos valores griegos a desarrollar.

Aris Salónica Aris Salónica

Año fundación: 1922
Ciudad: Salónica
Pabellón: Alexandreio (5,500)
Posible quinteto titular: Clark-Hatzivrettas-Richardson-Kakiouzis-Betts

Plantilla

4. Keydren Clark - Base - 1.81
5. Nikos Argyropoulos - Base - 1.88
7. Andy Betts - Pivot - 2.17
8. Quinton Day - Escolta - 1.85
9. Jeremy Richardson - Alero - 2.01
10. Nikos Hatzivrettas - Escolta - 1.95
11. Demos Dikoudis - Pivot - 2.07
12. Gaios Skordilis - Pivot - 2.07
13. Corey Belser - Alero - 2.00
14. Michalis Kakiouzis - Alero-Pivot - 2.07
15. Nikos Barlos - Alero-Pivot - 2.02
18. Linos Chrysikopoulos - Alero - 2.03
19. Spyros Mourtos - Escolta - 1.98
Entrenador: Andrea Mazzon

Uno de los equipos clásicos de la competición regresa tras un año de ausencia al círculo Euroliga. Clásico en el máximo significado de la palabra. El Aris de Salónica, el equipo amarillo de la Macedonia griega, es uno de los máximos referentes del baloncesto heleno y parte principal de la historia de la competición europea. Historia que se cuenta a cada grito acontecido en el caldeado Alexandreio, historia que habla de un primer título nacional griego conquistado en 1930, con su consiguiente sequía hasta 1979, hasta el inicio de una Era. La de Galis, el griego de Jersey. En la década de los 80, el Aris se convirtió en el icono del deporte heleno y Salónica la jaula de grillos que atemorizaba Europa. Fue en 1985 con la llega de Panayotis Yannakis, complemento perfecto para Galis en el juego exterior, cuando el Aris pasó a dominar con fiereza el basket nacional. Siete campeonatos nacionales seguidos entre 1985 y 1991, a los que se unían 5 copas griegas. Ganar como hábito, animar y hacer ruido como religión. El pequeño Alexandreio guarda un cuento que contar a cada pilar que conforma su vetusto aspecto. Ha visto jugar allí a lo mas granado del continente europeo a partir de 1980. Héroes griegos que alcanzaron el olimpo en 1987 como Galis, Yannakis o Filippou, estrellas extrajeras como Scheffler, Vrankovic, Berry, Theus, Tarpley, Peckarski o Paspalj. También habla de milagros, como el de la copa griega de la 97-98. El equipo se había deshecho a mitad de temporada a causa de los impagos, dinero que no llegaba. Ortiz y Sokk habían abandonado el equipo así como el entrenador, dejando un Aris destrozado a mitad de temporada. Supieron reponerse y derrotando a los mejores equipos de Grecia (PAOK, Olympiacos, Panathinaikos y AEK) en un plazo corto de tiempo lograron hacer con un título que tomó cariz de aparición divina. Transfigurada en Mario Boni. El anotador italiano también debió dejar el equipo a causa de la escasez monetaria pero decidió continuar sacrificando el aspecto económico y fue pieza clave para aquel trofeo, uno de los más preciados en las vitrinas amarillas. Los años 90 dejaron además los títulos de Recopa y Korac, a unir a la presencia en Final Four de la copa de Europa a finales de los ’80-inicios de los ’90. Trayectoria y peso histórico amplísimo del Aris de Salónica dentro del baloncesto griego y también lugar importante para el basket europeo.

Dimos Dikoudis en el Aris


Mario Boni continúa ligado en 2009 a Aris Salónica, el club al que la pasión por sus colores y aficionados no le permitió abandonar en 1997. Lo entrena otro italiano, Andrea Mazzon, quien debe estar ansioso por centrarse únicamente en la competición y el parquet. Aris Salónica ha vivido un convulso verano mas, tan habitual en el siglo reciente, despojada la ciudad de Salónica de su sillón preferencial, bastón de mando cedido a la pujanza ateniense. Solo la copa de la 03-04 como título en la vitrina del Aris. Escaso bagaje. Mazzon tiene ante sí la labor de reiniciar el camino ya andado con anterioridad, fue el entrenador con el que Aris regresó a la Euroliga moderna. Para ello deberá conjuntar en pista lo que el loco verano vivido en Salónica le ha deparado como plantilla. Aun siguen habiendo movimientos de cara a hacerse con un viejo conocido, Jeremiah Massey, como con anterioridad sonó Lazaros Papadopoulos, y en las últimas fechas conocieron la pérdida de la joven promesa Kostas Papanikolau, rumbo El Pireo. De locos. También en las altas. Un Aris muy renovado para intentar regresar a la Euroliga. Al frente del timón sigue Keydren Clark. Explosivo e incontrolable fuerza anotadora exterior. Una tortura para el rival en un día dulce, una tortura para su entrenador en un día oscuro. Altibajos que Agryopoulos intentará solventar dando relevo al norteamericano. Aunque Mazzon cuenta a su disposición con Quinton Day, exterior norteamericano que puede dar relevo a Clark en la dirección, alternando puestos de base y escolta. Uno de los problemas que le surgieron a Aris durante el verano fue el de encontrar un hombre para dar relevo en una zona exterior debilitada con las asumidas ausencias de dos jugadores míticos en Salónica como Tsaldaris e Savvas Iliadis. Primero firmaron a Curtis Stinson, al que tuvieron que dar la baja y posterior fichaje de Quinton Day, que llegará corto de preparación a este inicio del torneo clasificatorio. Para completar el debilitado perímetro y poner seriedad y experiencia llega el veterano Nikos Hatzivrettas. Intensidad defensiva y tiro, con dudas sobre el ritmo que llegará a alcanzar el ya veterano escolta. El puesto de alero sufre una remodelación completa. Jeremy Richardson está llamado a ser una de las referencias de este Aris. Como reserva y tras el contratiempo de la baja de Papanikolau aterriza en Salónica para jugar en competición europea Corey Belser. En esta posición de alero nos encontramos uno de los puntos de mayor interés de este Aris 09-10, el jovencísimo Linos Chrysikopoulos. Tras destacar en las categorías inferiores de la selección griega, este completo alero dotado de una tremenda envergadura y físico atlético comienza su andadura con el primer equipo de su club de formación. A la sombra de Kostas Papanikolau, Aris puede encontrarse con una auténtica joya. Esta temporada será temprano para esperar una aportación regular del joven Linos pero está acostumbrado a tirar con violencia las puertas que han ido apareciendo en su carrera, con lo que será interesante ver el papel que le concede Mazzon durante esta temporada en la rotación amarilla. En el juego interior Aris apuesta por la veteranía y los menores sobresaltos posibles. Continúa Nikos Barlos y llegan los internacionales de extensa carrera Mikhalis Kakiouzis y Dimos Dikoudis, quienes vuelven a compartir equipo en Grecia tras salir de AEK. Toneladas de experiencia, tiro y saber estar en pista. El estado físico y la capacidad de sacrificio que ofrezcan serán vitales para un juego interior cuyo flujo ofensivo debe pasar por ambos. El pívot que aporte la corpulencia necesaria y rebote será Andrew Betts, también excompañero en AEK de Mikhalis y Dimos. Tres jugadores que deberían compenetrarse sin excesivos problemas recordando tiempos pasados, una ventaja dado lo temprano de esta primera ronda del torneo clasificatorio. A estos cuatro experimentados jugadores se les une otra de las esperanzas de este Aris, el pivot de 2,07 Gaios Skordilis. Con 22 años llega la reválida para este proyecto de interior clásico. Duro, intimidador y con dotes para el rebote. Una mezcla interesante y desigual en este Aris 09-10 que dirige Andrea Mazzon. Muchísima veteranía y dos gotas de futuro en las figuras de Chrysikopoulos y Skordilis.


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Kantauri

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2253

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos