Miércoles, 22 de enero de 2020
01.10.2009 - 03:17h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Ranking 2009-2010: Primera entrega (8-10)


Tras un verano reparador, nos preparamos ya para el inicio de otra nueva temporada universitaria en la que vibraremos con los aciertos y errores de los jóvenes que se agolpan por competir en su deporte favorito mientras estudian.

Y como los ranking son casi una religión en esta competición, vamos allá con el primero de la temporada desde nuestra particular visión.

Pero antes de empezar la cuenta atrás, una pequeña sugerencia de otros equipos que se quedan en el tintero y podrían completar una gran temporada teniendo en cuenta que el décimo equipo del ranking como el decimosexto están abocados a terminar su andadura en Sweet Sixteen y por tanto la línea entre unos y otros es muy fina.

Duke tiene el nombre y el empaque para contar durante la temporada, además de dos jugadorazos como Singler y Scheyer. Georgetown confiará en Greg Monroe como piedra angular, pero es que además contará con Wright, Freeman y Sims.;Washington si tuviera juego interior estaría en la pelea, porque el exterior con Isiah Thomas, Abdul Gaddy y Pondexter puede ser de lo mejor de la nación. Y no podemos olvidarnos de la Georgia Tech de Favors y Lawal; Oklahoma con Willie Warren si Keith Gallon responde a las expectativas; Butler que este año tiene talento veterano además de trabajo;Maryland con Greivis Vasquez a la cabeza, que puede hacer suya la ACC o la siempre correosa Illinois.



10.West Virginia


La Big East el año pasado fue la mejor conferencia de todo el país con equipos muy potentes, y esto lo acabaron pagando los Mountaineers con más derrotas de la que quizá su potencial como equipo hubiera conseguido en otra conferencia.

A pesar de ello consiguieron llegar al Torneo Final, pero Dayton les apeó en primera ronda, en una de las sorpresas de la misma pues West Virginia partía con el número 6 de su región. Es por ello que este año pueden dar un salto adelante con la experiencia adquirida a pesar de que un jugador importante como el tirador Alex Ruoff haya abandonado el equipo.

Argumentos tiene de sobra Coach Huggins para modelar el equipo a su antojo. El zurdo Mazzulla es un base sólido para la NCAA que el año pasado tuvo problemas de hombro que le impidieron jugar a partir de Diciembre y por tanto su vuelta aporta consistencia al equipo, mientras que Darryl Bryant que fue el jugador que le sustituyó es probable que siga contando con minutos por su físico a pesar de los problemas que ha tenido con Huggins por violar las reglas del equipo que llevaron a su suspensión indefinida(sanción está anulada a mediados de septiembre). Ambos es posible que se intercambien posiciones en muchas fases del partido.

Por otra parte en el frontcourt es donde residen las esperanzas de este equipo, porque Da Sean Butler y un sophomore como Devin Ebanks prometen muchas emociones. Butler es un buen anotador, un alero atlético que tiene un tiro exterior sólido y que ayuda mucho en el rebote; mientras que Ebanks es probablemente el jugador con más talento del equipo, también muy atlético pero peor tirador a falta de ver su trabajo en verano, aunque con una capacidad reboteadora que puede hacer olvidar la falta de un verdadero pivot en el equipo.

Y es que probablemente ahí residan muchos problemas de los Mountaineers cuando se enfrenten a equipos con un buen pívot en las fases finales. West Virginia cuenta con una batería de jugadores atléticos(Wellington Smith, Kevin Jones,Cam Thoroughman y John Flowers) que le pueden aportar defensa, intensidad rebote en momentos puntuales pero ninguno de ellos es un verdadero pívot. Para intentar trabajar en esta carencia se han hecho con Dan Jennings y el internacional sub 20 turco Deniz Kilicli, pero no parece probable que ninguno de ellos vaya a aportar nada deciviso esta temporada, aunque el turco podría suponer una buena presencia en la zona.

Para el banquillo, Huggins, aparte de los interiores ya mencionados, se verá en problemas cuando quiera rotar su backcourt, porque solo el freshman Dalton Pepper y quizá el JUCO Casey Mitchell puedan echar una mano por fuera.

Ya pasaron los tiempos de Gansey, Pittsnogle o Ruoff donde el triple era una devoción, pero los Mountaineers siguen siendo un equipo correoso como pocos, con una capacidad atlética que pueda anular a muchos equipos y un frontcourt que si está entonado les puede llevar muy lejos en la temporada. Todo dependerá de lo que los interiores puedan dar en la zona y que Huggins encuentre algún exterior fiable del que echar mano para dar descanso a los titulares. Y de que la química entre entrenador y jugador no se vea dañada con episodios como el de Bryant.



9. Tennessee


El año pasado el equipo de Tennessee se encontró un poco perdido tras la marcha de su líder natural Chris Lofton, lo que contribuyó a que tuvieran una temporada decepcionante para lo que podían haber dado (eliminación en primera ronda). Sin embargo, es posible que con la veteranía que ahora tiene el equipo, Bruce Pearl consiga un conjunto que sorprenda a sus rivales y pueda luchar por la SEC.

J.P.Prince, no es solo el primo de Tayshaun, sino también un junior, muy alto, capaz de generar desequilibrios a pesar de su nulo lanzamiento exterior por la posibilidad de ocupar las tres posiciones exteriores. Además poco a poco va creciendo su importancia en el equipo y colabora en la anotación mientras su defensa se mantiene a gran nivel. Para completarle tendrán a Bobby Maze y Scotty Hopson(base y escolta), este último un jugador en el que los Vols tienen muchas esperanzas, pues es un anotador que puede explotar y darles el salto de calidad que faltó el año pasado.

Pero sin duda la piedra angular del proyecto es el senior Tyler Smith, un 3-4 que se pensaba que pasaría a la NBA con posibilidades de ser lottery pick, pero que sin embargo se ha quedado para liderar este equipo y llegar lejos. Es un jugador de los más completos de la competición y uno de los principales candidatos a jugador del año. Completa el equipo Wayne Chism en el puesto de pívot, un jugador de talento y tiro, pero ´que afronta su último año sin conseguir la dureza interior necesaria.

Para ello, desde el banco saldrá Brian Williams, una mole que aportará contundencia en la zona, así como lo que pueda aportar el novato Kenny Hall que llega con un buen cartel. Renaldo Woolridge y Emmanuel Negedu aportarán tiro y físico en los puestos de las alas, mientras que Cameron Tatum y Josh Tabb pondrán su veteranía cuando se requiera.

En definitiva, es un equipo sólido, con pocas fisuras, con banquillo, en el que los veteranos tienen que liderar mientras los jóvenes asumen responsabilidades. Con todos estos ingredientes, Bruce Pearl puede hacer un equipo que compita por ganar la SEC si asientan su juego del año pasado añadiéndole una pizca de cordura.



8. North Carolina


Pocos equipos son capaces de ganar el título y tras despedir con todos los honores a la mayoría de su quinteto titular, volver a ser uno de los principales favoritos la siguiente temporada. Pero en North Carolina lo han conseguido con otro equipo lleno de talento.

Ya no está Lawson, pero Larry Drew II (hijo de un ex NBA) deberá tomar el control y demostrar que es un jugador capaz de guiar al equipo como un base veterano. Sino el senior Bobby Frasor entrará en escena para aportar su experiencia.

En las alas, otro veterano como Marcus Ginyard es una buena noticia para los Tar Heels, pues su defensa se notará en los choques igualados. Además cuentan con Dexter Strickland y Leslie McDonald que vienen muy bien considerados de HS, uno como un anotador prolífico y el otro como ese jugador que ayuda a ganar a todo entrenador. Will Graves también tendrá algunos minutos para demostrar que la experiencia también juega en esta liga.

Mas es en el juego interior donde encontramos las principales razones para confiar en los hombres de Williams. Y es que Deon Thompson es el mejor jugador que regresa al equipo, pues ya fue importante en el título del año pasado y este año podrá asumir más balones para convertirse en una de las referencias anotadoras, mientras su compañero en la pintura, Ed Davis (hijo de Terry Davis, NBA desde 1989 a 2001), se hace con el control de la zona y el rebote. Un jugador con una gran carrera por delante y uno de los mejores interiores en la nación este año.

Además el banquillo para estas posiciones es de auténtico lujo, sumando muchos centímetros. Es en John Henson en quien se tienen más esperanzas, pues es probablemente el mejor 4 de entre los freshman y un jugador con un talento como para crear impacto. Respaldándole el sopho Tyler Zeller, un 7 pies con mucho que trabajar, pero también con muchos fundamentos. Y por si fuera poco, otros dos freshman como los gemenos Wear aportan centímetros y tiro cuando se les requiera mientras van aprendiendo.
Son un equipo muy joven, pero con un talento desbordante si la camada de freshman cumple con las expectativas. Podrán llegar lejos si los veteranos como Deon Thompson o Marcus Ginyard saben guiar a tanto talento por pulir en el juego real de la NCAA.

Aún así, Roy Williams ha probado ya las mieles del éxito y es posible que sepa cómo tratar a un grupo de tanto talento, que recuerda al que se acaba de ir camino a la NBA. Un ojo puesto en ellos que pueden ir de menos a más en la temporada.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Jorge Diez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5796

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos