Lunes, 21 de septiembre de 2020
25.01.2010 - 16:38h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
NCAA Weekly Madness (25 de Enero)


Una semana puede parecer una eternidad si aquello que dejaste el lunes pasado te gusta de verdad. Fugaz, pero intenso. Afortunadamente la vida y el universo no siempre son tan crueles y nuestra cita semanal con la Weekly Madness nunca falla. Kentucky alcanza el número uno con la imbatibilidad y la tapia por banderas, Texas tuvo que visitar urgencias, UNC fue trasladada a la UCI y Purdue vuelve a estar en forma. Comenzamos…



1.Kentucky (19-0, 4-0 SEC)

Cuando todos han doblado sus rodillas bajo el dolor de la derrota, deben ser aquellos que se mantienen imbatibles en la batalla los que comanden nuestro particular pelotón. Los chicos de John Calipari alcanzan el número uno de nuestro top 25. Posición de privilegio que ostentarán salvo locura colectiva en los rankings oficiales, una sensación que los Wildcats no saborean desde principios de la temporada 2003-04, con aquel equipo liderado por Gerald Fitch, Erik Daniels, Kelenna Azubuike y Chuck Hayes.

Kentucky regaló a su afición todo un paseo militar ante Arkansas (101-70) en su único partido de la semana. Nadie puede de momento soportar el poderío atlético de UK, un equipo que imprime una terrible exigencia física a los partidos en todos los aspectos del juego. Muchas cosas por pulir, pero las carencias siguen bien resguardadas de momento bajo el manto que músculo, intensidad y hambre de victoria han ido tejiendo en lo que llevamos de temporada. Empiezan ya a aparecer los primeros comentarios sobre la capacidad de estos Wildcats de acabar la temporada invictos, haciéndose un hueco en los registros al lado de míticos equipos como la UCLA de Wooden, la UNC de Smith o la Indiana de Bobby Knight. Mucho camino por delante para ello, y ya antes del gran baile tendrán que lidiar con rivales peligrosos en la doble contienda ante Vanderbilt y, sobre todo Tennessee (un buen candidato a igualar el aspecto físico), y Florida, en el último partido de la temporada regular de la SEC.

Para comenzar, y lucir número uno, Kentucky visitar ‘a la pista de South Carolina y recibirá a Vanderbilt.


2.Kansas (18-1, 4-0 Big 12)

Tocaba restañar heridas y mantener la compostura tras caerse del pedestal ante Tennessee. Los Jayhawks tuvieron muchos problemas para salir victoriosos de su duelo ante la Baylor de un inspirado Lacedarius Dunn. Los problemas para sostener el ataque de los Bears y la inferioridad en la lucha por el rebote depararon un igualado partido que Sherron Collins se encargó de desequilibrar (81-75). Una vez pasado el susto, placido encuentro frente a una Iowa State aun más débil con la ausencia de Lucca Staiger. Los de Self supieron contener a Brackins y sumar un nuevo triunfo (84-61) que les aúpa al segundo puesto del ranking.

Kansas debe demostrar que sigue siendo aquel completo y sólido equipo que lideraba la nación con confianza hasta hace un par de semanas. Tras recibir a Missouri, los de Lawrence tienen una gran prueba de fuego en su visita a la pista de Kansas State en el que será uno de los grandes partidos de la semana.


3.Texas (17-2, 3-1 Big 12)

Habitación 503. Nombre del paciente: Texas. Diagnóstico: mal de altura. Y el “mareo”, por cierto, ha sido de impresión. Los de Austin alcanzaban por primera vez en su historia el número uno del ranking pero lo que llegó como un bonito sueño se transformó rápidamente en una maldita pesadilla. Es la tercera vez en la historia que un número uno pierde dos partidos en la misma semana.

Visitar Manhattan (la del estado de Kansas, no la de NYC) no era tarea fácil, pero a Texas el asunto se le hizo más cuesta arriba si cabe. La defensa y la intensidad de los locales descompusieron al equipo de Rick Barnes, que no atinaba con el aro ni encontraba su ritmo de juego. Tan sólo Avery Bradley fue capaz de superar los diez puntos en un equipo que promedia más de 85 puntos por partido. El número uno (71-62) se rendía en medio de la tremenda ovación del Fred Bramlage Coliseum.

Después del golpe era el turno de recibir a UConn en un duelo de orgullos heridos. Los Longhorns parecieron llegar trastabillados del partido anterior, y sólo fueron capaces de aguantar el equilibrio hasta el descanso del choque ante los Huskies. Hasta 54 puntos anotaron los visitantes en la segunda parte ante una defensa (74-88) que se vino abajo con facilidad.

No es nada fácil asimilar el sabor de la derrota (Purdue perdió tres seguidos, por ejemplo), pero al menos los tejanos tendrán en Texas Tech un rival asequible para frenar la inercia negativa. Baylor será la teórica segunda víctima de un líder en busca del sitio perdido.


4. Syracuse (19-1, 6-1 Big East)

Una de las grandes historias de la temporada. Syracuse sigue mostrándose firme y confirmando buenas sensaciones. Una buena manera de hacerlo es ganar en una pista complicada como la de Notre Dame (71-84). Sólida victoria de los de Boeheim, que no pudieron sostener al dúo Hansbrough-Abromaitis (57 puntos entre ambos) pero que si frenaron al resto de Irish. Nuevamente Andy Rautins estuvo excelso y acompañó al ya habitual en tareas estelares Wesley Johnson.

Johnson siguió a lo suyo contra Marquette (22+15) pero Rautins no estuvo fino. No worries. Kris Joseph salió al rescate desde el banquillo. Los Orangemen consiguieron compensar las 22 pérdidas de balón y el horrible 12% en triples y así conseguir una nueva victoria (76-71) sin sufrir demasiado.

El mayor equilibrio interior que aportan Onuaku y Jackson colocan a Cuse un escalón por encima de su compañera de Big East Villanova. Ese punto de ventaja tendrá que confirmarlo esta semana ante Georgetown, equipo al que ya han derrotado los Wildcats. Duro partido ante los Hoyas, que bien merecerá un descanso ante la débil DePaul.


5. Villanova (18-1, 7-0 Big East)

Nova se vuelve a quedar al acecho del grupo de cabeza una semana más. Se podría pensar que los Wildcats bien pudiesen desbancar a una Texas con una derrota más que ellos, pero el más liviano calendario de los de Philly les deja de momento un escalón por debajo.

Villanova comenzó la semana con un cómodo partido ante Rutgers (94-68) en el que Reynolds pudo tomarse un respiro. Dominic Cheek aprovechó el relax general para firmar su mejor marca anotadora con 17 puntos. El sábado contra Saint John’s hubo que luchar más. Se atragantó la primera parte, y los balones perdidos y el mal comienzo del equipo exigió una remontada que se culminó en el ecuador de la segunda mitad, cuando los Wildcats rompieron el partido (81-71).

El equipo de Jay Wright necesita ser más consistente durante los partidos, así como más duro en la pintura, si quiere pelear con garantías contra los grandes de la competición. Esta semana, de momento, tiene un duelo nada fácil recibiendo a la Notre Dame de Harangody, Abromaitis y Hansbrough (que, por cierto, está en modo todoterreno, digno de ver).


6. Michigan State (17-3, 7-0 Big Ten)

No son los más espectaculares, ni llenan de imágenes impactantes los highlights, pero pocos equipos están mejor trabajados que los Spartans. Hacen honor a su nombre convirtiendo cada partido en una dura batalla en la que la pelea por el rebote, la intensidad y la inspiración de Lucas son las armas que permiten la victoria. Así derrotaron a Gonzaga a principios de temporada. Así salieron triunfantes de un durísimo partido en cancha de Minnesota (64-65). Un triple de Lucas colocaba a Michigan State por primera vez por delante en el marcador a falta de algo menos de minuto y medio para el final del choque. Espeso, defensivo, duro, disputado. Partido made in Big Ten. Los chispazos de Lucas tumbaron a una mermada Minnesota (con Al Nolen fuera del equipo por problemas académicos).

Antes, los de East Lansing habían superado (70-63) con la misma receta a Iowa, rival de infausto recuerdo en la memoria reciente del equipo. Con ambas victorias, Michigan State completa el mejor inicio en la Big Ten desde que Tom Izzo dirige al equipo. La semana próxima se abrirá con el gran derby ante Michigan en Ann Arbor. El segundo duelo, ante Northwestern, no admitirá relajaciones.


7. Purdue (16-3, 4-3 Big Ten)

Bienvenido míster Johnson. Jajuan Johnson había sumado un total de 18 puntos en las tres derrotas consecutivas de Purdue. El forward despertó de su letargo en la cancha de Illinois y las victorias para los Boilermakers vuelven a llegar. 43 puntos y 19 rebotes en los dos últimos encuentros que han devuelto el equilibrio al ataque de su equipo.

En Illinois, la buena defensa sobre Tisdale y la dureza física y mental de los de Painter les dieron un triunfo (78-84) importantísimo. No sólo por ser en una pista complicada, sino por frenar la inercia negativa en la que estaba sumida el equipo. La visita de Michigan tampoco se presentaba sencilla, pero los Boilers manejaron el partido con gran solidez, mostrándose muy superiores y sumando el segundo triunfo consecutivo (79-69).

Tambores de venganza suenan en West Lafayette con la llegada de Wisconsin, el equipo que arrebató la imbatibilidad a Purdue. Si se consuma la revancha, Penn State parece un equipo propicio para sumar una cuarta victoria en la misma tacada.


8. Duke (16-3, 4-2 ACC)

El mundo al revés. Duke ha tenido muchos problemas en sus partidos como visitante y esta semana le tocaba jugar fuera por partida doble. NC State era la salida fácil, Clemson podía ser un infierno. Pues todo salió al revés de lo esperado.

Los Blue Devils cayeron en Raleigh (88-74) al no ser capaces de imponer su estilo de juego y su defensa. Tracy Smith y Dennis Horner camparon a sus anchas durante la segunda parte y confirmaron el upset ante el delirio de la afición Wolfpack. Sin embargo, los chicos de coach K fueron de nuevo ese equipo intenso en defensa, incómodo y aguerrido. Los Tigers ni estaban inspirados ni encontraban tiros fáciles, por lo que Duke pudo manejar un partido (47-60) no demasiado brillante ofensivamente sin mucho sufrimiento.

Jon Scheyer ha bajado un poco el pistón durante los últimos partidos (era difícil mantener el ritmo que llevaba), pero la consistencia de Nolan Smith y la aparición de una mejor versión de Kyle Singler mantienen a Duke en el top 10. La irregularidad de los equipos de su alrededor en el ranking también ayuda. Para continuar en estas posiciones tendrá que dar el callo en dos difíciles partidos ante Florida State y Georgetown.

9. Georgetown (15-3, 6-2 Big East)

Greg Monroe lidera un equipo que se mantiene firme y, de momento, no nota la exigencia en la que vive continuamente dada la corta rotación que permite su plantilla. Con cinco titulares claros, más la aportación de Hollis Thompson y muy puntuales momentos de Sims (decepcionante ante el momento) y Benimon, todos los jugadores necesitan dar el 100% cada partido para ser competitivos, especialmente en una conferencia tan dura como la Big East.

Los Hoyas consiguieron esta semana una victoria de gran importancia en ambiente hostil, la pista de Pittsburgh. Con un gran Wright en la anotación y Monroe comandando las acciones de su equipo desde la pintura, los de Thompson III derrotaron (66-74) a la gran revelación de la temporada. Un buen golpe de autoridad. El encuentro ante Rutgers (88-63) no tuvo mayor historia que ver la exhibición de Monroe (21+14+7).


Esta semana Georgetown tiene dos citas fundamentales para el devenir de su temporada. Visita al Carrier Dome de Syracuse y choque ante Duke. Dos pruebas de las de verdad, de las que cuentan al final del año. Muy interesante será ver como afrontan el reto los Hoyas.


10. West Virginia (15-3, 4-2 Big East)


Sin mucha inspiración pero exhibiendo músculo y dominio en el rebote. Así ha sacado adelante WVU sus dos partidos de la semana. Los Mountaineers fueron nuevamente presa de sus problemas con el tiro ante Marshall, pero la superioridad física de los de Huggins (60-68) decantó la balanza.

El sábado llegaba un partido de altura ante Ohio State. West Virginia se vio dominada en la primera parte por Evan Turner y compañía. Tras el descanso, Da’Sean Butler lideraba la mejora ofensiva de su equipo, que además se ponía las pilas en defensa y superaba claramente a OSU bajo tableros. El colapso ofensivo visitante y la mayor solidez local en los minutos finales daban la victoria (71-65) a West Virginia. Ahora queda por delante una semana propicia para mantenerse en el top 10 con DePaul y Louisville como rivales.


11. Tennessee (SEC,14-2)

No han estado nada brillantes los Vols esta semana, aunque al menos han conseguido ganar uno de los dos encuentros que tenían por delante. El sentimiento de rabia y orgullo de equipo (fruto de los incidentes que provocaron la suspensión de cuatro jugadores de la plantilla) se mantuvo presente en Alabama, donde Tennessee sacó adelante un partido feo y lleno de desaciertos (56-63). Wayne Chism apareció a tiempo en la recta final del partido para salvar los muebles de su equipo y así mantenerle invicto desde la suspensiones de cuatro de sus compañeros.

Y curiosamente, cuando volvían dos de ellos (Tatum y Goins, Brian Williams tendrá que esperar y Tyler Smith ya está fuera de la universidad), los Vols perdieron. Georgia, que no conocía la victoria en la SEC tuvo su día más inspirado y sus tiradores dinamitaron el partido desde el principio no dejando posibilidad de respuesta a los chicos de Bruce Pearl.

Las rachas y los ánimos vuelven a su cauce, y la situación parece estabilizarse. Momento para demostrar si esta Tennessee de verdad vale un top 10 nacional. Los partidos ante Vanderbilt y Florida son los duros obstáculos a salvar para ello.


12.Gonzaga (16-3, 5-0 WCC)

Nadie esperaba esta temporada en la parte alta del ranking a una Gonzaga en plena reconstrucción tras la marcha de Pargo, Heyvelt, Downs y Daye. Pero el equipo de Mark Few, siguiendo fiel a su estilo de baloncesto colectivo, inteligente y de buen gusto, se mantiene entre la élite de la competición al salir airoso de un exigente non-conference schedule. La irrupción de Elias Harris, el atlético alero alemán que está completando una sensacional temporada, la anotación de Gray y el juego interior de Sacre están acompañando muy bien a Matt Bouldin, posiblemente el jugador más inteligente de la NCAA.

Solventadas las visitas a Saint Mary’s y Portland, los partidos más difíciles de la WCC, el calendario (con un partido ante Memphis a la vista) le puede permitir acabar la temporada regular en el top 10 si la relajación no conduce a tropiezos y alguno de los equipos situados ahora por encima van cayendo derrotados en conferencias más duras. Esta semana Pepperdine (91-84) y Loyola Marimount (85-69) no han dado mucha guerra. Santa Clara y San Francisco deberían ser dos salidas cómodas para los Zags.


13.Temple (17-3, 5-0 A10)

Un peldaño más para Temple en nuestro ranking. Los Owls siguen cumpliendo cuando no deben fallar (sólo la derrota ante Saint John’s puede considerarse un pinchazo) y con ello completan su mejor arranque desde la temporada 93/94.

Ante Xavier sufrieron mucho para ganar (77-72) en un partido clave para la clasificación final, y en el fueron por encima en el marcador pero sin conseguir despegarse de unos competitivos Musketeers. Ryan Brooks, de nuevo, el mejor. Tras varias temporadas de dominio de Xavier, el cambio de reinado parece más cercano. La débil Fordham no supuso problema alguno (45-62). Si que puede ser peligrosa la salida a la cancha de Charlotte (no perder de vista al freshman Chris Braswell), el tercero en discordia en la A-10. La Salle completará la semana de los Owls.


14.Kansas State (16-3, 3-2 Big 12)

Éramos muchos los que pensábamos que Kansas State estaba algo sobrevalorada en los rankings oficiales, pero Frank Martin y los suyos se encargaron de recordarnos que van muy en serio. En un pabellón convertido en una fiesta, los Wildcats pasaron por encima de Texas a base de intensidad y defensa. Atentos a las líneas de pase y agobiando la circulación de balón rival consiguieron desesperar al recién estrenado número uno del país, título que se le atragantó sobremanera (71-62). El mal día de Denis Clemente fue compensado con la superioridad en la pintura impuesta por Kelly y Samuels.

Pero de la euforia a la decepción hay sólo un paso, y Oklahoma State, una de las bestias negras de KSU, volvió a atragantársele (69-73). Se rompía así la racha de 14 victorias consecutivas locales en el Bramlage Coliseum. James Anderson fue imparable para los Wildcats, inseguros e inconstantes, que acabaron cayendo ante unos Cowboys sin el lesionado Ray Penn.

Kansas State debe mantener la calma y la concentración entre sus jugadores, pues la visita a Baylor y el gran derby ante Kansas son partidos muy duros para esta semana.


15. Connecticut (13-6, 3-3 Big East)

Los Huskies tenían mucho que poner sobre la pista esta semana, y su intensidad y hambre de victoria les han llevado por el buen camino. Un orgullo herido, fruto de derrotas anteriores, y un homenaje a Jim Calhoun, de nuevo con problemas de salud.

La primera víctima de esta arrolladora UConn fue Saint John’s (75-59), que no opuso resistencia alguna. Días después llegaba uno de los grandes momentos de la temporada para los Huskies con el partido ante Texas. El despliegue físico habitual, ahora más intenso y pasional, la inspiración ofensiva de Dyson (32 puntos) y el buen partido de Kemba Walker (que sigue sin dirigir pero por momentos aporta otras cosas) doblegaron a un equipo tejano que se colapsó defensivamente en la segunda mitad.

Una gran oportunidad ahora para seguir ganando confianza, entrar en dinámica positiva y acumular triunfos. El terrible calendario de la Big East le da un respiro a UConn con los partidos ante Providence y Marquette.


16.BYU (20-1, 5-0 MWC)

Un caso parecido al de Temple. BYU no falla cuando no debe, y eso le reserva un hueco en el ranking. La semana comenzaba con una victoria ante Wyoming (81-66) en un partido dominado sin problemas por los locales, que contaron con un muy buen Tyler Haws. Un jugador del que se espera un crecimiento muy a tener en cuenta.

San Diego State suponía una de las salidas más difíciles que podía depara la MWC, pero los Cougars supieron imponerse (69-71) gracias a otra exhibición ofensiva de Jimmer Fredette, que vuelve a estar en forma tras su bajón físico producto de una mononucleosis. Hablando de salidas complicadas, la visita a New Mexico puede ser un hueso duro de roer, y representa uno de esos partidos que explican que el buen record de un equipo no es sólo cuestión de calendarios asequible. Recibir a Utah suena a triunfo más factible.


17.Clemson (15-5, 3-3 ACC)

Se antojaba bastante complicado que Clemson mantuviese el nivel de las últimas temporadas y siguiese codeándose con los gigantes de la zona noble del ranking. Sin Rivers, Oglesby o Hammonds, coach Purcell no termina de encontrar un relevo (los freshmen, de quien se esperaba algo más, no terminan de arrancar) que le eche un cable a Booker, una de nuestras “bestias pardas” preferidas.

La semana ha traído dos derrotas para los Tigers. Primero ante Georgia Tech (66-64), rival directo en cuanto a aspiraciones, en un feo partido decidido al final y que pudo caer del lado de cualquiera de los dos. El sábado por la noche era una de esas citas marcadas en rojo en el calendario. La visita de Duke hacía pensar en un nuevo hervidero, en una Clemson encendida que plantase cara al gigante de turno. Pero nada de eso ocurrió. Los locales se estamparon con la defensa de Duke y su desacierto en el tiro. Sin grandes arranques de garra ni juego pasional, las virtudes de la Clemson de los últimos años, fue presa fácil para los Blue Devils.

La igualada ACC no da opción al relax, y una visita a Boston College y un complejo choque ante Maryland son las siguientes paradas en el camino de los Tigers.


18.Wisconsin (16-4, 6-2 Big Ten)

Los dioses del baloncesto no descansarán tranquilos hasta que alguien ponga una estatua (tamaño y calidad artística acordes a los honores a rendir) a Bo Ryan en la plaza mayor de Madison. Temporada tras temporada, los Badgers se pelean con todo el mundo con un equipo muy limitado de recursos técnicos (las plantillas de Wisconsin, leídas nombre a nombre nos siguen pareciendo convocatorias de la selección canadiense de Lacrosse) pero que lleva el juego colectivo y el orden defensivo a todo su esplendor. Ahora, además, sin Jon Leuer, lesionado.

De las farragosas batallas de la Big Ten surgen dos triunfos nuevos, ante Michigan (54-48) y Penn State (79-71), el segundo en la prórroga (por si alguien se había asustado por lo abultado del resultado. La baja de Leuer se va a notar muchísimo en una plantilla de rotación corta y ya de por si escasa. Veremos si presenciamos el enésimo milagro de Ryan en el único compromiso de los Badgers esta semana, el choque ante una Purdue de nuevo en racha positiva y con unas ganas terribles de venganza.


19. Ohio State (14-6, 4-3 Big Ten)

Evan Turner vuelve a coger forma y eso lo nota muy positivamente Ohio State. Sólido triunfo ante Northwestern (76-56), un rival en teoría muy inferior, pero que ya fue capaz de derrotar a Purdue hace bien poco. West Virginia era una gran prueba para el potencial de los Buckeyes, y si bien el equipo dio buenas sensaciones durante la primera parte, donde fue ganando hasta por 14 puntos, todo se fue al traste con el bloqueo sufrido en la recta final. La batalla perdida en el rebote y el punto de intensidad extra que imprimieron los Mountaineers fundieron las luces de OSU, que no generaba nada en ataque y veía como poco a poco su rival le iba comiendo terreno hasta derrotarle (71-65).

De vuelta a su conferencia, los de Matta no deberían tener problemas para superar a Iowa antes de encarar un partido muy difícil e importante ante Minnesota.


20. North Carolina (12-7, 1-3 ACC)

Qué raro ver a UNC en estos puestos del ranking, e incluso con el peligro de salir de él. Qué raro es verle así en la pista. El proceso de reconstrucción de Roy Williams no acaba de dar esta temporada los frutos que se esperaban. Si bien mantener un nivel medianamente parecido al exhibido en los tres cursos anteriores era poco menos que imposible, estar a estas alturas con siete derrotas no entraba en los planes de los Tar Heels. No perder contra Charleston, o empezar 1-3 la ACC, seguro.

Deon Thompson y Ed Davis (ahora, para más inri, ausente), están cumpliendo y tirando del equipo. Pero Will Graves y Marcus Ginyard no son jugadores “titulares” en una grande como North Carolina, y los jóvenes no acaban de ofrecer resultados. La sensacional generación freshmman no termina de arrancar, y tampoco cuentan con demasiados minutos ni la confianza temprana de Williams. Henson, McDonald y los Wear apenas promedian diez minutos por partido, y sólo Strickland está teniendo cierta relevancia. Y la tiene además por el gran agujero que hay en el puesto de base, uno de los epicentros del derrumbe de los Tar Heels. Larry Drew no es Lawson (recordemos para su descargo que el propio Lawson tardó en convertirse en un buen director de juego) y el equipo carece de timón, orden y tempo.

Pérdidas de balón, falta de ideas y dirección…Los mimbres están ahí, y las victorias ante Michigan State u Ohio State son prueba de ellos. Strickland y Henson ya han tenido destellos, prometedores momentos. Será cuestión de esperar. Pero mientras, los de Chapel Hill deberían darlo todo para asegurar al menos un rendimiento digno en la ACC y una plaza en el torneo final. Ante Wake Forest, tercera derrota consecutiva (69-82), con career high de, ironías del basket, un freshman, C.J. Harris. North Carolina State y Virginia son los próximos rivales. Los Wolfpack ya derrotaron esta semana a Duke y querrán darse el gran gustazo de tumbar a los dos grandes de la conferencia y el estado.


21. Pittsburgh (15-4, 5-2 Big East)

Primeras señales de debilidad de Pitt. O lo que es lo mismo, primeras señales de normalidad y lógica. Los Panthers estaban siendo la gran sorpresa de la temporada, rindiendo muy por encima del nivel esperado. La exigencia de la Big East y sus propias limitaciones deberían, en teoría, ir rompiendo la burbuja de los de Pennsylvania.

Georgetown se llevaba la victoria (66-74) de una cancha que había presenciado 31 victorias consecutivas del equipo local. El domingo Seton Hall parecía un rival asequible para seguir escalando posiciones, pero 20 pérdidas de balón y una noche aciaga en el tiro frenaron a los Panthers, que cayeron ante unos Pirates que superaron los problemas de faltas de Hazell con mayor reparto de anotación y tareas y, por fin, algo de defensa.

La Big East le da una oportunidad a Pitt de volver a la senda victoriosa y le ofrece dos partidos asequibles con Saint John’s y South Florida como rivales.


22.Georgia Tech (14-5, 3-3 ACC)

Ganar a UNC y Duke no sirve de mucho si después vas perdiendo ante rivales como Virginia, Georgia o Dayton. Los Yellow Jackets ofrecen su cara y su cruz con demasiada facilidad y esa irregularidad no le permite progresar en el ranking.

En un partido francamente malo, de escasa calidad y mucho desacierto, GT se impuso a Clemson, rival directo (66-64) en un duelo de pinturas (Booker vs. Favors y Lawal) que se encargó de desequilibrar Zach Peacock en el último suspiro. También en el último suspiro se decidió el partido ante Florida State, pero esta vez salió cruz. Alabi desde tiros libres daba la victoria a Florida State (68-66) tras un gran partido de Chris Singleton. Los Seminoles ganan de esta manera los dos enfrentamientos de esta temporada contra Georgia Tech.

La ACC se presenta muy abierta este año, por lo que la cosa no está para andarse con tanto despiste. Wake Forest será un rival complicado antes de darse un homenaje estilo entrenamiento con público frente a la desconocida Kentucky State.


23.Vanderbilt (15-3, 4-0 SEC)

Equipo muy interesante y que bien merece el visionado de alguno de sus partidos. Se mantienen por segunda semana seguida en nuestro ranking, quitándose la espinita de aquel fugaz paso de principios de temporada. Un conjunto con un juego atractivo y completo. La calidad interior de Ogilvy (que vuelve por sus fueros), el portento físico del sueco Taylor, el peligro exterior de Beal y Besley, todo ello unido a la labor todoterreno y de conjunción de Walker. Y desde el banquillo, el potente Ezeli y, sobre todo, una de las grandes joyas que nos ha traído la generación freshman, John Jenkins. Un escolta que desprende clase y calidad por los cuatro costados. Un chico que nos hará disfrutar a buen seguro en las próximas temporadas.

De momento, el presente se narra con una victoria ante Auburn (84-72) cimentada en la segunda parte tras un primer periodo de aturdimiento y desacierto. El futuro cercano se presenta durísimo. Visitas a Tennessee y Kentucky. Negro panorama, pero necesario para demostrar a todo el mundo que Vandy es un equipo de March Madness esta temporada.


24.Florida State (15-4, 3-2 SEC)

El buen hacer de Leonard Hamilton desde el banquillo vuelve a tener premio en forma de aparición en el ranking. Florida State es un equipo muy bien trabajado, con una excelente defensa y mucho sentido colectivo. La baja de Toney Douglas (máximo anotador del equipo y defensor del año en la ACC) les resta un poco de contundencia, pero las tareas se están repartido bien para conformar un equipo equilibrado. Michael Snaer, freshman en el que recaen muchas esperanzas, vive un lento proceso de aprendizaje, por lo que son Solomon Alabi (uno de los mejores centers de la conferencia y un jugador con muchísimo potencial) y Chris Singleton (un alero mucho mejor de lo que dictan sus números) son los que tiran del equipo. La defensa de Kitchen, el peligro exterior de Dulkys y la entrega de Reid completan la faena. Un mayor crecimiento de Gibson, de quien se esperaba un poco más, daría mayor tonelaje a los Seminoles.

Esta semana FSU conseguía una importante victoria en su cancha ante Georgia Tech (68-66) en un cerradísimo partido en el que Chris Singleton y la seguridad de Alabi desde la línea de tiros libres (da gusto ver a un hombre tan grande lanzar tan bien) desequilibraron la balanza. Ahora Hamilton y sus chicos deberán demostrar autoridad (hay muchas formas de perder en Durham) con las visitas a Duke y Boston College.


25.Wake Forest (14-4, 4-2 SEC)

Tras la marcha de Jeff Teague y James Johnson a la NBA, era el turno de Al-Farouq Aminu. Su liderazgo, el paso adelante de Ishmael Smith y la irrupción de alguno de los dos freshmen debían coincidir sobre la pista para abrir un hueco en el top 25 a un equipo que la pasada temporada llegó a ser número uno. Aminu, a pesar de sus carencias técnicas (y mucho que aprender sobre el juego) está siendo desequilibrante, y Smith más o menos cumple con lo que se espera de él. El recién llegado C.J. Harris está jugando a gran nivel, y es una de las novedades más agradecidas que nos ha traído la camada de high school. Los muchos centímetros que se acumulan constantemente en cancha con la rotación de McFarland, Woods y Weaver y la buena labor de Ari Stewart (el otro freshman) y L.D.Williams hacen de los Demon Deacons un rival muy a tener en cuenta.

Una visita a Chapel Hill suele presentarse como una especie de escalada a un ocho mil del Nepal. Pero pocas veces UNC fue tan vulnerable como en los últimos días, una situación que WF supo aprovechar a la perfección para darse el gustazo de ganar con autoridad (69-82) en una cancha histórica, recital de Harris incluido. De vuelta a Winston Salem, Virginia no inquietó en ningún momento a los de Gaudio (66-57). Para refrendar posición en el ranking, que mejor que ganar a un rival directo en cancha enemiga. Georgia Tech les espera.


On the bubble

A las puertas del Olimpo. Allí se reúnen historias que llegan a pares hermanados por orígenes estatales. Virginia y Virginia Tech, Ole Miss y Mississippi State. Historias de grandes que no dan la talla, como Maryland; de pequeños que parece que hace tiempo que dejaron de serlo, como Butler; o de modestos conjuntos que a base de buen trabajo y upsets, se ganan su momento de gloria, ya se llamen New Mexico, UAB, Northern Iowa o William & Mary.


Un número uno, una plaza en el top 10 o un huequecito en el ranking. Cuando se consigue lo que uno más desea, hay que pelear cada día para mantenerlo. Valorar cada situación, disfrutar cada instante. La lucha merece la pena si tras ella espera esa gloria, esa sonrisa.

Nosotros volveremos el lunes próximo. Hasta entonces, portaos bien. Be safe!



Anteriores ediciones del ranking

Weekly Madness (23 Noviembre)
Weekly Madness (30 Noviembre)
Weekly Madness (7 Diciembre)
Weekly Madness (14 Diciembre)
Weekly Madness (21 Diciembre)
Weekly Madness (28 Diciembre)
Weekly Madness (4 Enero)
Weekly Madness (11 Enero)
Weekly Madness (18 Enero)




























Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Alejandro González

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4434

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos