Sábado, 23 de febrero de 2019
La Opinión


22.06.08 | Pedro Serrano (1689 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Un año en BasketMe


No es lo mismo ver un partido de baloncesto desde la grada, equipado con una bufanda y una bocina, templando la garganta en cada tiempo muerto y con las manos enrojecidas de tanto aplaudir, que hacerlo a pie de pista tras una mesa, ante un folio en blanco y con un bolígrafo en la mano. El pasado mes de septiembre recibí la invitación de Alejandro González para colaborar en BasketMe, con el fin de cubrir la temporada del CB Murcia en casa. El cambio de ubicación y, sobre todo, de predisposición ante el hecho baloncestístico, había de ir implícito en mi labor. Aunque siempre he vivido los partidos con pasión, acepté sin dudarlo por varios motivos: por el eterno topicazo de vivir una nueva experiencia; por escribir sobre baloncesto y unir así dos de mis aficiones; y para satisfacer mi curiosidad por un campo en el que estuve a punto de entrar hace años: el periodismo.


Cuando era un pequeño zagal e iba a ver al CB Murcia, de mayor me imaginaba como periodista deportivo antes que como jugador de baloncesto. También me imaginaba como jugador, pero es que físicamente era un paquete y me di cuenta de que escribir cansa menos. Así pues, con la invitación de BasketMe podía acercarme a ese sueño de la infancia. Por supuesto de manera no profesional, con libertad absoluta para acertar y para equivocarme y sin tener ni idea del tema, comencé a escribir las crónicas de los partidos a ciegas, intentando hacerlo lo mejor posible. Justo Ochoa, que a principios de temporada escribía las crónicas para la Web del CB Murcia, me dejó leer una de las suyas, me enseñó su manera de anotar todas las incidencias del juego y también me dijo que no hay una fórmula única: “cada uno lo hace a su manera”.


Debo reconocer que me he encontrado con más dificultades de las que esperaba. En primer lugar, ha sido difícil adaptarme a una nueva actitud ante el baloncesto en directo, cambiar el chip y pasar de ser parte activa del espectáculo (aficionado ruidoso) a ser un observador silencioso que debe procesar, interpretar y plasmar en un papel todo lo que ve. Aún alzo el puño tras un triple, no lo puedo evitar. Incluso una vez moví sin querer una de las mesas de prensa y sufrí las reprimendas de un enojado radiolocutor. En segundo lugar me ha costado mucho poder sintetizar, poder asimilar el torrente de datos y de sensaciones que genera a velocidad de vértigo un partido de baloncesto, y cocinar con todo eso un texto legible y breve sobre lo sucedido. Por mucho que quiera seguir un esquema sencillo para llevar las anotaciones durante el partido, hay veces que al releer lo que he escrito me siento como el primer arqueólogo que se topó con un jeroglífico egipcio. Eso sí, si antes me gustaba este deporte, ahora me gusta aún más: todo me parece interesante, creo que nada es prescindible y al final mis crónicas son demasiado largas (también lo son mis artículos, para muestra, un botón). Sólo me falta consignar las veces que sale el chaval de la mopa a limpiar el parquet y la cadencia de sus movimientos para dejar la pista bien seca. ¡Lo siento! Trataré de abreviar, lo prometo. Sobre todo porque, como me dijo Juan Carlos García (periodista deportivo de Murcia), es más difícil mantener mucho tiempo la vista ante la pantalla de un ordenador que ante un papel impreso. Juan Carlos también me dio otros buenos consejos que agradezco y que espero poner en práctica en lo sucesivo (el de ser breve ya veis que me cuesta).


Colaborar con BasketMe ha sido una buena experiencia, sin duda: acceder a las entrañas del Palacio de los Deportes de Murcia, estar pegado al show y rodeado por el público, ver de cerca a los protagonistas, sus gestos, su alegría o su enfado… Escuchar a los entrenadores después de los partidos, poder recoger sus impresiones, sus desahogos por un mal día o su euforia por un resultado positivo… ser parte de todo eso ha sido interesante y divertido. También reconforta mucho saber que hay gente que te lee, que te felicita por tu esfuerzo, que discrepa, que coincide contigo, que te da buenos consejos para mejorar y que te anima a continuar. Los propios compañeros de BasketMe como Alejandro o Nacho, por ejemplo, siempre me han animado. También lo ha hecho Ana Rosas, jefa del Departamento de Comunicación del CB Murcia, además de facilitar la tarea y estar siempre pendiente de nuestras necesidades. Mención especial merece mi mujer, la pobre, a la que he obligado a tragarse mis textos una y otra vez para conocer su opinión… lo mismo digo de mi familia, donde destaca mi mayor “supporter”, mi hermana Sofía. Y no puedo olvidar a mis amigos. Uno de ellos me puso una prueba graciosa. Durante una cena me retó a incluir en la siguiente crónica la palabra que él me dijera en ese instante: acepté el desafío. Después de pensarlo unos segundos, dijo: “Moctezuma”. “Bueno”, pensé, “no está mal del todo… sería más difícil incluir el nombre de Gracita Morales, por ejemplo”. Aquí está la frase que escribí en la crónica del partido entre Murcia y Gran Canaria: “El Palacio de los Deportes de Murcia sigue siendo tan inexpugnable como la Tenochtitlán del azteca Moctezuma”. Está un poco cogido con pinzas, pero cumplí con el reto y no quedó demasiado mal.


Como todo el monte no es orégano, alguna cosa mala también ha habido: un día dejé olvidado mi MP3 en la sala de prensa y cuando volví a por él ya no estaba. Alguien sin problemas de conciencia lo encontró y se lo quedó. No me gusta tener malos sentimientos hacia nadie, pero al individuo en cuestión le desee diarreas continuas durante al menos una semana.


Después de haber pasado toda la temporada entre periodistas, voy a acabar este artículo con un lamento: es una pena ver la manera en la que la prensa deportiva murciana margina a nuestro deporte constantemente. En Murcia hay varios periodistas que entienden de baloncesto, que lo tratan con cariño y con respeto y que saben de lo que hablan: en ellos me fijo. Sin embargo el tono general es muy distinto. Los que toman las decisiones en los medios locales no tienen el más mínimo interés por informar y difundir el deporte de la canasta: hablan poco de la actualidad del CB Murcia y nada de la competición en la que juega. Desde mi humilde posición de colaborador de una Web especializada, y aún siendo consciente de que Internet todavía no es un medio masivo, espero haber contribuido a paliar el déficit de información sobre baloncesto en mi ciudad y haber servido de algo a los aficionados que conocen BasketMe. Una vez más doy las gracias a los que me invitaron a escribir en esta casa y también a los que hacen uso de este portal, creado y alimentado a diario con altas dosis de ilusión.


Sólo me queda decir una cosa: ¡Hasta la temporada que viene!



OTRAS OPINIONES DE Pedro Serrano
 Mis apuntes sobre Murcia en los playoffs de la ACB (29.05.16)
 El CB Murcia y la puerta de atrás (03.08.11)
 CB Murcia: Balance de la temporada (y II) (11.07.10)
 CB Murcia: balance de la temporada (1) (26.06.10)
 Triple doble, amigos del CB Murcia (04.03.10)
 Hasta otra, Moncho (09.12.09)
 Análisis del CB Murcia 2009/10 (13.10.09)
 CB Murcia: ¿Llegará el día? (29.06.09)
 CB Murcia 08/09: Por los pelos (I) (05.06.09)
 "CT" planta al Murcia en el momento decisivo (06.05.09)
 CB Murcia, o cómo tomar “pesambre” (31.01.09)
 Gonzalo Martínez: Colgar las botas (24.12.08)
 Análisis CB Murcia 2008/09 (18.09.08)
 CB Murcia: Gracias y desgracias (27.08.08)
 El CB Murcia y Juanjo Triguero (18.07.08)
 Un año en BasketMe (22.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada ( y II) (08.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada (I) (27.05.08)
 Club Baloncesto Murcia: ¿Y ahora, qué? (30.04.08)
 Jugadores que dejan huella: Rick Hughes (26.03.08)
 ¿Con quién se acuesta el fútbol? (12.02.08)
 Oda al Baloncesto (y parte III) (14.11.07)
 Oda al Baloncesto (parte II) (26.10.07)
 Oda al baloncesto (I) (14.10.07)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 Louisville Cardinals 1980-86: Los Clippers del Draft (II) (Meej )
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2536

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos