Lunes, 19 de noviembre de 2018
La Opinión


23.01.10 | Luis Blanco (1336 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Carta abierta al presidente del Basket CAI Zaragoza


Estimado Sr. Presidente:


Más allá de mis colaboraciones en esta revista digital de baloncesto, soy uno de los miles de seguidores del CAI Zaragoza que contempla con estupor y vergüenza el comportamiento de un equipo que no es tal sobre todo fuera de casa. La derrota es una posibilidad en cualquier deporte, pero cuando ésta se convierte en una constante, y sobre todo, cuando se produce de una forma tan gravosa como en las jornadas de desplazamiento, hay que actuar con contundencia.


El binomio que forman Willy Villar y José Luis Abós da la sensación de estar desbordados por la magnitud y ambición de los objetivos. El primero, director deportivo, parecía ser un soplo de aire fresco, y más si tenemos en cuenta la trayectoria de su antecesor, Alberto García Chápuli. Pero sus gestiones están resultando muy negativas, algunas tan sangrantes como el caso de Lescano, el capitán que vive desde la grada las miserias de sus compañeros por no disponer todavía de la nacionalidad española. Es cierto que se tratar de un asunto oscuro, en el que se cruzan declaraciones entre el representante del jugador y el club para saber quién es el responsable. Pero lo cierto es que el argentino no juega, a la espera de jurar la Constitución.


Otro tema es el caso Rafael Hetsheimeier. El club fichó a principios de temporada como pívots a dos jugadores lesionados: el propio Rafa y Kiefer. Dirigió la recuperación del primero para luego cederlo a Obradoiro en la ACB, mientras que para sustituirlos se fichaba a Elonu, un portento atlético nigeriano muy joven e inexperto, y al panameño Lloreda, desconocido por estos lares pero con una inteligencia natural para jugar a este deporte. Lo curioso es que, además de venir con diez kilos de más, también arrastraba una lesión que motivó su corte. Rafa se convirtió en un referente, llegando a ser incluso MVP de la jornada con el equipo gallego hasta que una rotura de menisco le ha apartado de las canchas momentáneamente. Nosotros podemos repescarle el 12 de febrero, cuando todavía se encuentre en fase de recuperación.


Las lesiones han sido durante mucho tiempo una coartada para enmascarar las carencias de juego. Es cierto que han sido numerosas, pero el potencial económico del club ha permitido siempre suplir las necesidades con mayor o menor acierto.


Pero más allá de los asuntos de despacho, muchas veces determinados por la concurrencia de la fortuna y el resultado final, está el caso del entrenador. José Luis Abós tan sólo ha demostrado como factores positivos el paisanaje (es zaragozano) y la locuacidad en las ruedas de prensa, porque a nivel técnico está siendo un auténtico fiasco. El equipo basa sus triunfos en las individualidades. No dispone de sistemas de ataque sobre todo en estático, confiando el éxito en los bloqueos directos y en el acierto en el tiro exterior. Cuando no se produce, cuando los porcentajes no superan el 30%, cae derrotado con estrépito. Pero además reacciona tarde desde el banquillo, no gestiona con eficacia el aspecto humano de sus jugadores, con alguno de ellos como Quinteros deambulando sin alma por la pista. Si las cosas funcionan mal se ancla en una defensa zonal que permite los lanzamientos a canasta, por lo que se encomienda a la eficacia de los tiradores rivales el posible triunfo.


A principios de temporada declaró que no quería disponer de pívots grandes, sino rápidos. Y los que tenemos no son ni una cosa ni otra. Elonu es un proyecto de jugador, y Kiefer no ha sido capaz, quizá por las dolencias físicas que le aquejan, de ratificar los buenos números del año pasado.


Por todo ello Sr. Presidente le escribo esta misiva para pedirle el cese del entrenador como fórmula de cambiar una dinámica que desde luego nos conducirá a la ACB. La responsabilidad del director deportivo, que la tiene, entiendo que debe ser evaluada cuando acabe la temporada. No se deja engañar por el espejismo de la clasificación.


La mediocridad de una LEB azotada por la crisis económica, es la que nos permite estar a una victoria del primero, y no nuestras hipotéticas virtudes. El ascenso se consigue gracias a las victorias a domicilio, y nosotros en la actualidad somos incapaces de conseguirlas. Se rumorean cambios e incorporaciones en la plantilla, pero por lo demostrado hasta ahora los problemas y la solución a la crisis pasa por medidas más drásticas.



OTRAS OPINIONES DE Luis Blanco
 José Luis Abós, El último partido. DEP (24.10.14)
 Copa del Rey: Análisis del CAI Zaragoza (04.02.14)
 Una exhibición, un grupo de amigos y dos nombres propios (01.09.13)
 CAI Zaragoza: Crónica sentimental de un año excelso (11.07.13)
 Michael Roll: versatilidad y compromiso (28.11.12)
 CAI Zaragoza: largo viaje, final previsible (19.05.12)
 CAI Zaragoza: los resultados como norma (30.01.12)
 Letras para un tango de despedida: Adiós, Paolo (10.06.11)
 CAI Zaragoza 2010-2011: El club de Stevenson (22.05.11)
 ¿Quo vadis, CAI Zaragoza? (18.12.10)
 CAI Zaragoza 2010-2011. ¿El año de la consolidación en la ACB? (16.09.10)
 CAI Zaragoza: objetivo cumplido, pero... (23.04.10)
 Carta abierta al presidente del Basket CAI Zaragoza (23.01.10)
 CAI Zaragoza 2009/2010: el equipo del retorno a la LEB (07.12.09)
 A la búsqueda de los pasos perdidos (03.10.09)
 CAI Zaragoza: balada triste para un viaje efímero (14.05.09)
 David Doblas: ¿jugador, provocador, actor, púgil? (06.04.09)
 El CAI en la etapa Alberto Angulo (19.03.09)
 CAI Zaragoza: un equipo en descomposición (23.01.09)
 Curro Segura y el vértigo (17.12.08)
 La paulatina aclimatación de Taurean Green (26.11.08)
 CAI Zaragoza: La maldición del último cuarto (16.11.08)
 CAI Zaragoza en la ACB: primeros apuntes (03.11.08)
 La Supercopa y el CAI: la sorpresa y el éxito (30.09.08)
 El binomio canario del CAI Zaragoza (03.09.08)
 El dilema Cuthbert Victor (22.07.08)
 El verano de Paolo Quinteros (11.07.08)
 CAI Zaragoza: La afición que no cesa (25.06.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 Louisville Cardinals 1980-86: Los Clippers del Draft (II) (Meej )
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 1780

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos