Martes, 17 de septiembre de 2019
La Opinión


16.08.12 | Iván Fernández (3367 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Análisis del Preeuropeo 2013


Concluidos los Juegos Olímpicos el baloncesto de selecciones continúa con la fase de clasificación para el EuroBasket 2013. Hasta ahora hay 8 equipos clasificados: Eslovenia como anfitriona y los 7 que han tenido actividad oficial entre Preolímpico y Juegos (Grecia, Macedonia, Gran Bretaña, España, Rusia, Francia y Lituania). El resto de selecciones quedan encuadradas en 5 grupos de 5 equipos y un sexto de 6 equipos. Se clasifican los 2 primeros de cada grupo y los 4 mejores terceros:





Hay que recordar que, a diferencia de la fase final, no hay una lista cerrada y en cada partido se puede presentar a 12 jugadores distintos, por lo que la mayor parte de las selecciones manejan listas de entre 18 y 24 jugadores. El tema de nacionalizados funciona igual, sólo puede jugar uno en cada partido, pero no necesariamente siempre el mismo (por ejemplo en el anterior Preeeuropeo Macedonia alternó a McCalebb con Green).


El hecho de iniciar un nuevo ciclo olímpico da pie a que el Preeuropeo sea una oportunidad estupenda para ver en acción a nuevos jugadores. En cuanto a la posibilidad de ver los partidos, los lugares habituales de enlaces suelen cubrir (al menos los últimos veranos) la mayor parte de encuentros.


GRUPO A



SERBIA - ISRAEL - ESTONIA - MONTENEGRO - ESLOVAQUIA - ISLANDIA



A priori favoritismo claro para el conjunto que dirige Dusan Ivkovic, ya que Serbia está completando una fase de preparación sensacional. Son baja Markovic, Velickovic y Perovic y persiste la duda de un Nenad Krstic que está con el grupo pero arrastra problemas en un tobillo. Teodosic se está mostrando a un nivel descomunal en los amistosos y sus minutos de descanso llegan de la mano de Rasic o Nedovic. En las alas están los Keselj, Bjelica o Tepic, con las novedades de Lucic y de un Andjusic que puede tapar las carencias en el tiro. Por dentro, Ilic y Stimac parecen contar con la confianza de un Ivkovic que no obstante basa, a falta de la recuperación de Krstic, su mayor confianza en la terna Erceg, Savanovic y Macvan, jugando éste bastantes minutos como '5'.





Tras los serbios, Israel y Montenegro aparecen como principales opositoras a la clasificación. Por parte hebrea la plaza de nacionalizado queda en manos de un Alexander Tyus que puede dar solidez al juego interior. Por lo demás, su buena temporada en el Maccabi parece garantizar la dirección de juego a Ohayon con Nissin, Mekel o Roth cubriendo las espaldas. El gran año de Halperin asegura fluidez en la creación y el tiro desde el puesto de escolta, mientras que Pnini y un Casspi pletórico garantizan una buena línea de aleros. Por dentro, Eliyahu y Green formarán una pareja ya clásica.


Por parte montenegrina, la principal novedad llega con la presencia en el banquillo de Luka Pavicevic. La gran duda estriba en la presencia de Nikola Pekovic y Nikola Vucevic, cuya presencia parece complicada. El otro gran cambio es la presencia del nuevo baskonista Rochestie en competencia por el puesto de base con Omar Cook, quien se ha incorporado tarde a la concentración montenegrina. Por dentro, la presumible ausencia de los NBA deja espacio para Dubljevic, quien bien pudiera estar acompañado de la habitual solvencia de Dragicevic con Sekulic, Maras, Golubovic o Milko Bjelica como complementos. Por fuera, los Sehovic y Borisov tendrán la sangre fresca de Ivanovic o Mihailovic, mientras que Vladimir Dasic será probablemente la principal referencia ofensiva.


En Estonia, Titt Sokk tendrá a sus órdenes a sus dos hijos, en una selección cuyo principal aval parece ser la presencia de Kangur en el puesto de 4 tras un muy buen año en Varese. Veideman, Sene, Talts o Arbe deberían completar la rotación básica.


Eslovaquia está a la espera de la presencia de los dos Rancik, que pueden ser el salto de calidad en una selección que jugará al ritmo de Gavel y donde se necesitará que los Pandula, Marko o Semak den un paso adelante.


El grupo lo cierra una Islandia sin muchas opciones, pero que puede ser juez del grupo si logra arrancar alguna victoria con su habitual estilo veloz y de preeminencia del tiro exterior. Con Jon Steffanson como referencia exterior, la falta de centímetros dejará a Baeringsson como principal referencia “interior” junto a Finur Magnusson. Por fuera, junto al del CAI, el ex del Gijón Loggi Gunnarsson, Palsson y Ermolinjski parecen los mejor cualificados para aportar.


GRUPO B



ALEMANIA – BULGARIA – SUECIA – AZERBAIYÁN - LUXEMBURGO



La vuelta al banquillo de Alemania de Svetislav Pesic aparece como el estimulo más atractivo del Grupo B. El que ya fuera oro en el 93 (también en 2001 pero con Yugoslavia) ha emprendido la necesaria renovación que lleva a los teutones a la era post-Nowitzki. En la dirección continúan Hamman y Schaffartzik, mientras que en la pintura Jagla aparece como el elemento más clasico. Por lo demás, los centímetros de Pleiss y Ohlbrecht seberán dar un paso al frente al igual que Benzing o Harris en las alas. Por lo demás, en la lista han entrado jugadores como Neumann, Monninghof, Giffey, Heckmann o Theis, todos ellos del 90 hacía adelante.





En el segundo escalafón del grupo, al menos por trayectoria reciente, estaría una Bulgaria en la que destaca la ausencia de los hermanos Ivanov y la no presencia de jugadores nacionalizados. Sin ellos, la muñeca de Videnov y la aportación del nuevo manresano Yanev se antoja clave. Junto a la pareja de aleros, el papel en la pintura de Verbanov y Vaklimov será también fundamental, en una selección que de su línea básica del año pasado, al margen de Videnov, sólo mantiene a Kostov y Avramov.


La transición búlgara puede ser aprovechada por la emergente Suecia, que a la espera de la llegada al equipo senior de la nueva hornada de promesas escandinavas ya presenta un equipo interesante. Liderada por Jonas Jerebko, el cuadro sueco contará con varios jugadores que ya acumulan experiencia en ligas europeas como Kenny Grant, los Gaddefors o un Marcus Eriksson que ya podría tener minutos. Junto a ellos los NCAA Barton, Massamba o Ángstrom, clásicos como Kjlebom o Maraker o jóvenes como Borg o Lindquist conforman un equipo que bien pudiera aspirar a volver a una fase final del EuroBasket.


Azerbaiyán deberá escoger en sus partidos entre uno de sus nacionalizados (Spencer Nelson, Jaycee Carroll, Nick Caner-Medley o Charles Davis) y tiene en Rasin Basak a su jugador de más experiencia internacional tras años luciendo muñeca en Turquía. Por lo demás, la baja de Aleksandr Rindin (15 puntos y 8’3 rebotes el año pasado) se antoja fundamental. Por fuera, Niftaliyev y Pashayev deberían llevar el peso ofensivo.


El grupo lo completa una Luxemburgo en la que destaca la figura de Martin Rajniak (hijo del histórico ex jugador checoslovaco), que en esta ocasión no contara a su lado con su hermano, el ex del Gijón Petar. Del resto destaca la muñeca de Sammy Picard, la habilidad de Schumacher y la labor de los Jones, Biremnbaun o Koster.


GRUPO C



CROACIA – UCRANIA – HUNGRÍA – CHIPRE - AUSTRIA



En el Grupo C, la Croacia de Jasmin Repesa parte como la principal candidata para lograr plaza en el EuroBasket pese a estar completando una deficiente preparación. Con el asunto Bogdanovic solucionado con la readmisión del jugador, las principales bajas de los ajedrezados serán Zoran Planinic, Marco Popovic y Ante Tomic. Sin ellos, el peso recaerá en clásicos como Ukic o un Markota que vive un momento de absoluta madurez. La solvencia interior parece asegurada con Barac, Zoric, Andric o Darko Planinic, por lo que el papel croata puede depender en buena parte de la solvencia de los exteriores con Simon, Car, Pilepic o Stipcevic como referentes.





Por su parte, Ucrania parece más decidida a afrontar un trabajo a medio plazo que dé sus frutos en 2015, cuando ejerzan como anfitriones del EuroBasket. Mientras tanto, el nacionalizado Steve Bertt seguirá en la dirección, mientras que el veterano Artur Drozdov volverá a ser la gran referencia en el puesto de alero. Con Pecherov jugando abierto, la ausencia de Lishchuk y Fesenko deja un hueco importante en la pintura. Por lo demás, la clase ofensiva de Lukashov, el tiro de Gladyr y el carácter emergente de jugadores como Lypovyy o Mishula pueden ser un soplo de aire fresco.


Hungría tratará de confirmar su mejoría de los últimos años peleando por un billete del que estuvo muy cerca en Lituania. Obie Trotter volverá a estar en la manija del ritmo, bien acompañado por un David Vojvoda que no acaba de explotar, pero que destila clase por los cuatro costados. En las alas, el impresionante despliegue físico de Hanga deberá multiplicarse ante la ausencia de Horvath y contar con la ayuda de Fodor o de todo un clásico como Itzvan Nemeth que regresa a la selección. En el juego interior Lorant y Bader tendrán un buen relevo en la capacidad de Keller para abrirse.


Chipre presentará un equipo falto de centímetros y calidad, pero a buen seguro aguerrido e incómodo. El ex del Aris Anthony King ocupará la plaza de nacionalizado en un equipo en el que Trisokkas y Koronidis deberían ser las principales referencias anotadoras. Entre las apuestas de futuro, destaca la del libio de nacimiento Viktor Ieronymidis, mientras que Chris Razis pondrá la experiencia internacional.


Por último, Austria presenta una escuadra bastante inexperta pero capaz de practicar un baloncesto bastante dinámico. La plaza de nacionalizado recaerá en Jason Detrick, buen conocido de la LEB española, mientras que la gran duda estriba en la participación de un Benjamin Ortner a buen nivel en su cesión en Treviso. Por lo demás, el ex gijonés David Jandl, Lanneger, Poiger o Klapeisz aparecen como jugadores a tener en cuenta, junto con el “andorrano” Anton Maresch o el joven de origen esloveno Mahalbasic, quien completa una selección de indudable ascendencia balcánica (Asceric en el banquillo y la presencia de Djuric o Lamesic).


GRUPO D



GEORGIA – BOSNIA – LETONIA – RUMANÍA - HOLANDA



Dispuesta a confirmar la buena imagen ofrecida en el EuroBasket de Lituania, Georgia parte como una de las claras favoritas para lograr plaza por segunda edición consecutiva. Con el mismo bloque del año pasado, el cuadro de Kokoskov apunta a una mayor solidez vista la gran temporada de jugadores como Shermadini, Shengeila o el espectacular Sanikidze (apuesta de un servidor como gran “revelación” de la próxima Euroliga), que junto a Pachulia apuntalan un tremendo juego interior en el que intentará hacerse hueco Metreveli. Por fuera la creatividad de un Tsintsadze totalmente recuperado de su lesión y la polivalencia de Markoishvili serán los mejores argumentos en conjunción con la anotación del nacionalizado elegido (Jacop Pullen o Anthoy Fisher).





Junto a Georgia el principal candidato del grupo parece ser una Bosnia que estrena seleccionador en la figura de Aza Petrovic. Asesorado por el legendario Mirko Novosel, Petrovic hará gravitar al equipo en torno a las figuras de Mirza Teletovic y Nihad Djedovic. Por lo demás, el cuadro balcánico se presenta muy renovado, con Zack Wright sustituyendo a Domercant, mientras que en la pintura la llegada a la selección de Sinanovic complementará a jugadores más habituales como Kikanovic o Bavcic. En definitiva, una apuesta arriesgada por un grupo de talento más focalizado pero a priori con una mayor capacidad de funcionamiento colectivo a través de especialistas como Masic, Persia o Naletilic.


La tercera alternativa, muy pareja posiblemente a Bosnia, llega a cargo de una Letonia que ahonda en el recambio generacional emprendido la temporada pasada. Fiel a su filosofía como jugador, Ainars Bagatskis (ayudado por el grandísimo Stelmahers) apostará por un conjunto ofensivo y donde el tiro exterior tendrá una función primordial. Con Janis Blums como representante de la vieja guardia y actuando como base, la pareja Strelnieks-Kuksiks augura anotación, con Skele saltando desde el banco para aportar intensidad. Por dentro, Berzins, Selakovs y Freimanis sustentarán buena parte de los minutos. Desde el banquillo los hermanos Bertans ofrecerán alternativas al puesto de escolta y alero, en especial en el segundo el partisano Davis, que parece llegar pleno de confianza. Con menos protagonismo pero a buen seguro claves en un fututo próximo en la lista aparecen jugadores emergentes como Vecvagars, Timma o Laksa.


Menos opciones parecen tener Rumania y Holanda. Los primeros bajan mucho sus prestaciones como visitantes pero recuperan a un Vlad Moldoveanu llamado a ser la principal referencia ofensiva. Junto al ex-jugador de la Benetton, recién fichado por Le Havre, Capusan y Dumitrescu tienen que ser las referencias perimetrales, mientras que en la pintura los 2´21 de Dragusin pueden ser un aval de intimidación y finalización pese a la falta de explosividad del jugador del Gaz Metan. La dirección de Chetreanu, la garra de Juncan y el tiro exterior de Octavian serán claves si el cuadro de Mladen Ostojic quiere progresar.


Por su parte los tulipanes mantienen el bloque de los últimos años. Ausente esta vez Gadzuric, la pintura estará bien guardada por los Elson, Norel o Smeulders, mientras que en el exterior Sean Cunningham esta llamado a ser el salto de calidad en el puesto de base una vez jubilado el eterno Bryan Defares. Por lo demás, la velocidad de Jensen y la capacidad de generar juego de Arvin Slagter se conjura con la aristocracia del apellido Akerboom como lo más significativo del perímetro.


GRUPO E



FINLANDIA – POLONIA – BÉLGICA – SUIZA - ALBANIA



Tras su excelente papel en el EuroBasket de Lituania, donde alcanzó la segunda fase, la Finlandia de Henrik Dettmann aspira a repetir papel con un bloque continuista y su habitual apuesta de desparpajo y garra. Con Rannikko siendo una amenaza en el triple, la imparable ascensión al estrellato europeo de Kapponen y el salto cualitativo de Salin en el tiro, garantizan una amenaza constante desde el exterior. Con Huff y Lee la bisagra entre el puesto de alero y el ‘4’ queda bien cubierta, quedando la pintura como elemento más expuesto. La dureza de Kotti o el saber estar de Mottola deben ser avales para competir, mientras desde el banco los Virtanen, Koivisto o Nikkila aseguran buenos minutos de refresco.





El esloveno Ales Pipan dirigirá por segundo año consecutivo a una Polonia que recupera a buena parte de los ausentes en la cita báltica. Con la principal duda de un Macej Lampe aquejado de problemas físicos en la preparación, la vuelta de Gortat y la buena preparación de Jakub Wojciechowski garantizan solvencia en una pintura en la que también contarán los Lapeta, Hrycaniuk o Szewcyk. Con ese plantel, Ignerski partirá como tres, siendo la otra gran duda la presencia de Kelati. Por lo demás Koszarek pondrá velocidad en el puesto de base, mientras que Pamula y Berisha deben aportar frescura ofensiva. A su vez, la presencia en el grupo de trabajo de Ponitka o Karnowski muestra el interés por el medio plazo del equipo.


Junto a polacos y fineses, el otro gran candidato del grupo es una Bélgica que se ha mostrado a muy buen nivel en la preparación. Con Hervelle y Van Den Spiegel casi descartados, la pareja de bases Van Rossom - Tabu deberá imprimir un mayor grado de velocidad para compensar las carencias en una pintura en la que tampoco estará Mbenga, por lo que el siempre solvente Beghin y el estudiantil Driesen deberán multiplicarse. A su vez la baja de Faison deja un hueco exterior que al margen de los bases (no será raro ver juntos al del CAI y al de Cantù) deberán cubrir jugadores como Lauwers o Moors, ayudados por el físico de Mwema o Muya. Ojo también a la clase en el puesto de ‘3’ del joven Antoine Gillet.


Sin tantas opciones clasificatorias el grupo se completa con la presencia de Suiza y Albania. Por parte helvética, la presencia del subcampeón de la NBA Thabo Sefolosha aparece como principal reclamo junto a Greg Brunner. Junto a ellos, los nostálgicos tendrán un punto de referencia en los apellidos de la dupla de los Lugano Tigers Stocklaper-Dusan Mladjan. Del resto la fortaleza interior (pese a su escaso 1´97) de David Ramseier u Oliver Vogt y el tiro exterior de Buscaglia o Kazadi parece lo más destacado.


Por último el cuadro albanés volverá a tener en el recuperado Ermal Kuqo a su principal referencia, bien acompañado en la pintura por Gerti Shima. La rapidez en el puesto de base de Franko Bushati y el papel en las alas de Eni Cuka o Red Vogli pueden ser los otros avales de un equipo modesto y que aun conserva la duda sobre la participación de Marcel Aliaj y del “montenegrino” de 2´12 Ersid Luca.


GRUPO F



ITALIA – TURQUÍA – REPÚBLICA CHECA – PORTUGAL - BIELORRUSIA



El último grupo es sin duda, quizás junto al A, uno de los más fuertes del torneo con selecciones como Italia, Turquía o incluso la República Checa optando a la clasificación.


Por parte transalpina, Simone Pianigiani afronta la clasificación con las ausencias de Bargnani y Bellinelli pero con la presencia de Gallinari (aunque el de los Nuggets es duda para los dos primeros encuentros), lo que después de todo puede ser una garantía de mejor química. Por lo demás la azzurra presenta un cuadro similar al de los últimos veranos, con un Hackett que en Pesaro ha vuelto a jugar más tiempo de escolta como principal parche en el puesto de base. Cavaliero, Cinciarini, Poeta o Vitali quedan como alternativas, mientras en las alas, los Datome, Aradori o Viggiano garantizan una rotación de buen nivel que probablemente empuje a Mancinelli al puesto de ‘4’. La apuesta de Melli o la experiencia de Gigli son otras opciones, mientras que por dentro el nuevo milanista David Chiotti está causando buena impresión en la preparación, adelantando a Cusin y Magro. Como apuestas de futuro, al margen de Melli, en la lista asoman nombres como Polonara, Mareschini o Cervi (Gentile esta lesionado).





Por su parte Turquía vuelve a tener a Bogdan Tanjevic en el banquillo, liderando un profundo relevo generacional. Fuera de la selección los Okur, Turkoglu, Tunceri, Peker u Onan, la lesión de Savas y la ausencia de Ilyasova y Asik (en teoría los NBA si estarían en la cita eslovena), Tanjevic mantiene a Arslan, Guler, Akyol y Gollum como principales referentes en cuanto a continuidad junto al confirmado Preldzic y a la sólida pareja interior Kanter-Erden. Por lo demás, vista la preparación, jugadores como Aldemir, Karaman (gran producción ofensiva del del Karsiyaka en los amistosos) o Batuk ya estan contando con minutos de calidad. La lista la completan jugadores de perfil medio como Balbay o Hersek, junto a otras apuestas de futuro como las encarnadas por Cantenkin, Mutaf, Yildirin, Koksal, Sirin o Sanli… en lo que viene a ser la enésima apuesta de futuro del técnico que ya ha sido medallista con tres selecciones distintas.


La emergente República Checa parece aun un poco tierna para alcanzar grandes cotas, pero bien pudiera aspirar a colarse como una de las mejores terceras. Con la duda hasta última hora de Jan Vesely y de Pavel Pumprla (gran fichaje del Obradoiro tras ser incluido en el segundo mejor quinteto de la Eurocup), los veteranos Jiri Welsch y Lubos Barton podrían ocupar los puestos de ‘3’ y ‘4’ dejando la pintura para la veterania de Benda y el buen hacer de un Houska cada vez más peligroso cuando se abre al exterior. Por fuera Satoransky y David Jelinek forman una pareja de indudable talento que encontrará apoyo anotador en la buena muñeca de Kotas o en el trabajo de Pomikalek y Soukop. Con Slezak como principal relevo en el puesto de base, los descansos interiores llegarán de los centímetros de Hampl o Balvín.


Con menos potencial, pero demostrado espíritu competitivo, Portugal aspira a dar la sorpresa y volver a un EuroBasket intentando emular el gran papel de 2007. La principal novedad la encarna el joven base del 90 Tomás Barroso, mientras que por lo demás los Joao Santos, Joao Gomes, Minhava, Evoray Coelho siguen al pie del cañón.


Por último, Bielorrusia, ya sin Koul, presenta una selección basada a nivel local en el Minsk 2006 (VTB) pero con bastante presencia de jugadores con experiencia internacional. Con el nacionalizado Dante Stiggers como referencia exterior, la muñeca de Aliaksander Kudrautsau debería estar más liberada y bien ayudada por la labor de un Meshcharakou con experiencia en la NCAA. En el puesto de ‘3’ Korshuk y Trastsinetski forman una pareja sólida, mientras que en el juego interior Pavel Uyanko ejerce como ‘4’ moderno, mientras que pese a sus 2´11 Mikalai Aliaksayu fundamenta su juego en el tiro. Con todo la baja de Parakhouski y la falta de tablas pueden ser un hándicap importante en sus aspiraciones.



OTRAS OPINIONES DE Iván Fernández
 Las Historias de Sunara: David Blatt, Ronen Ginzburg y los pasos atrás (15.04.18)
 Las Historias de Sunara: Sabit Hadžić, in memoriam (30.03.18)
 Las Historias de Sunara: Yugoslavia - Croacia, un What If Olímpico (03.02.18)
 Las Historias de Sunara: Recordando a Fréderic Forte (04.01.18)
 La Esquina de Sunara: El análisis de octavos de final (EuroBasket 2017) (09.09.17)
 Las Historias de Sunara: Liberación yugoslava en Montreal (12.04.17)
 Las Historias de Sunara: Mónaco, Ronen Ginzburg y los pasos atrás (19.01.17)
 Las Historias de Sunara: Aquellos años 70... (02.10.16)
 Las Historias de Sunara: De Sarajevo a Bar, de Podgorica a Florida (28.08.16)
 La Esquina de Sunara: 30 años junto a Argentina (18.08.16)
 Las Historias de Sunara: Ivkovic y Djordjevic, dos viejos ¿amigos? (y II) (26.02.16)
 Las Historias de Sunara: Ivkovic y Djordjevic, dos viejos ¿amigos? (I) (23.02.16)
 La Esquina de Sunara: Primera jornada de Euroliga (17.10.15)
 Euroliga 2015/16: La previa, por Iván Fernández (y II) (15.10.15)
 Euroliga 2015/16: La previa, por Iván Fernández (I) (12.10.15)
 Dusko & Zeljko: What if...? (04.12.14)
 Copa del Rey: Análisis del Laboral Kutxa (05.02.14)
 Historias de Sunara: La primera metamorfosis de Toni Kukoc (17.12.13)
 Las Historias de Sunara: Matjaz Smodis, el último vals (02.06.13)
 Cuartos de final Euroliga: Previa CSKA - Caja Laboral (09.04.13)
 Cuartos de final Euroliga: Previa Barcelona-Panathinaikos (07.04.13)
 Las Historias de Sunara: Zan Tabak (05.12.12)
 Análisis del Preeuropeo 2013 (16.08.12)
 Las Historias de Sunara: Dusko Vujosevic vuelve a Belgrado (30.06.12)
 Las Historias de Sunara: Jasmin Repesa (07.06.12)
 Las Historias de Sunara: In Kazlauskas we trust (15.05.12)
 Las Historias de Sunara: Zalgiris vs. CSKA (16.10.11)
 Las Historias de Sunara: El agua envenenada (15.08.11)
 Las Historias de Sunara: La rivalidad Cantu - Milan (01.06.11)
 Las Historias de Sunara: Dusan Hauptman (17.01.11)
 Las Historias de Sunara: Zoran Sretenovic (22.12.10)
 Las Historias de Sunara: El PAOK de Salónica (14.12.10)
 Las Historias de Sunara: La rivalidad Cibona - Zadar (08.12.10)
 Las Historias de Sunara: Benacek, Sokk y Kuusma (30.11.10)
 Bostjan Nachbar (13.12.08)
 Los rivales de España (y 3): GRAN BRETAÑA (02.12.08)
 Los rivales de España (2): SERBIA (24.11.08)
 Los rivales de España (1): ESLOVENIA (14.11.08)
 David Andersen vuelve a Siena (05.11.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 Reflexiones: el equipo ideal de la historia del baloncesto español (T.C. Mo Sweat )
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 3620

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos