Inicio » Noticias de EUROPA
Crónica Euroliga: La constancia de Valencia Basket acaba con el líder (103-99)
Diego Gómez  | 09.02.2018 - 02:08h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]

El CSKA de Moscú, incapaz de desplegar todo su potencial hasta el último cuarto, sumó en la Fonteta la quinta derrota de la temporada. Alberto Abalde lideró a su equipo y sentenció el encuentro con un descomunal lanzamiento desde el 6,75.


La desazón por la oportunidad perdida ha calado en la Fonteta. Ni siquiera la visita de la mejor plantilla de Europa pudo prender en la caldera taronja. En esta ocasión, a la imposibilidad de alcanzar los Play Offs en la competición continental, se sumaba la disputa de un atractivo Valencia-Barcelona en Mestalla.


Sin embargo, la actitud de los jugadores de Valencia Basket no parece resentirse. A pesar de las adversidades, sería el equipo, repleto de ambición, el que haría despertar a la grada. Definitivamente, los de Vidorreta han optado por competir, noche a noche, cueste lo que cueste.


El primer cuarto sería toda una declaración de intenciones. El talento visitante lo equilibraría Valencia gracias al buen hacer de Alberto Abalde, capaz de solventar la defensa 2 contra 1 a la que era sometido de manera continua. El jugador gallego, lejos de esconderse en su obligado rol como base, parece crecer en casi todas las facetas del juego (17 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias); por si fuera poco, su aportación intangible se dispara cuando impregna carácter y fe al resto del grupo. ENORME. Su nombre parece estar destinado a ser un referente de nuestro baloncesto.


Tras el intercambio de golpes del primer cuarto (21-23), Valencia Basket continuaría aprovechando la sonrojante intensidad defensiva del CSKA. El equipo moscovita llegó a la capital del Turia convencido de que su capacidad anotadora sería suficiente para hacerse con la victoria. San Emeterio, Martínez, Green y el propio Abalde tenían poco que perder en ese escenario. La constancia ofensiva del juego exterior propició el despegue local (34-25). Nando De Colo (30 puntos), recibido con honores, era el encargado de apagar el fuego antes del descanso (49-42). El francés estaba como en casa.


El inicio del tercer cuarto atisbaba la reacción rusa. No se arrugó Valencia Basket. Un paso más en la actitud taronja hizo crecer la renta hasta los 9 puntos de ventaja (70-61); el engranaje defensivo alcanzó entonces su plenitud gracias a las variantes introducidas por Vidorreta, y que obligaban al líder de la Euroliga a agotar una posesión tras otra. En cancha contraria, Erick Green (19 puntos) asumía el liderazgo castigando de nuevo las facilidades del backcourt visitante. Solo Will Clyburn, productivo durante toda la noche (27 puntos y 25 de valoración), acertó a detener la hemorragia antes de abordar el último periodo (73-66).


A partir de ese momento, la actuación arbitral ganaría protagonismo y marcaría el ritmo del encuentro. Itoudis sería el primer señalado; el entrenador griego había merecido la técnica casi desde el primer minuto de juego, y es probable también que su expulsión fuera justa. Sin embargo, la manera en que se produjo se antojaba desmedida. En ese desorden, Abalde y Green desarbolaron la presión a toda la pista del rival para abrir una brecha que parecía definitiva (82-68).


Despertó entonces todo el potencial visitante. Higgins se unía a la dupla Clyburn-De Colo para liderar la fugaz remontada de su equipo. El norteamericano voló literalmente sobre Tibor Pleiss e hizo enmudecer a la Fonteta; el recuerdo de desastres similares estaba ya en la mente de todos. Además, el enfado de Fernando San Emeterio sería castigado con dos técnicas (86-85). Entendibles quizá, pero indudablemente influenciadas por la expulsión previa del técnico del CSKA.


Era el momento de cambiar el espíritu del equipo en finales ajustados. Bojan Dubljevic (18 puntos y 23 de valoración), mostraría el camino a sus compañeros en cada posesión evitando el despegue definitivo del CSKA (93-93). No sería él, ni tampoco el olvidado Erick Green, los encargados de ejecutar el poderío ruso. Alberto Abalde, con todo el balón en sus manos, aprendió de golpe la lección del líder. No se apartó ni buscó en la esquina, su descomunal lanzamiento desde el 6,75 condenó a los moscovitas (103-99). Jugador total.


Victoria de valor real relativo pero de enorme prestigio para Valencia Basket. Con la dignidad por bandera, la plantilla de Txus Vidorreta recupera confianza antes de afrontar retos domésticos de gran altura. Si las lesiones y el mercado lo permiten, claro.


 


 


103 VALENCIA BASKET: Abalde (17), Green (19), Doornekamp (1), Thomas (14), Pleiss (11); Puerto (-), Dubljevic (18), Rafa Martínez (13), San Emeterio (5), Sastre (5).


99 CSKA DE MOSCÚ: Sergio Rodríguez (4), De Colo (30), Clyburn (27), Antonov (-), Kurbanov (7); Fridzon (8), Westermann (-), Gankevich (-), Vorontsevich (7), Higgins (16) y Maliev (-).


Equipo arbitral: Rocha (Portugal), Mogulkoc (Turquía), Majkic (Eslovenia).


Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de la fase regular de la Euroliga. Pabellón Fuente de San Luis de Valencia. 7.000 espectadores.





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia publicada por Diego Gómez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6962

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2018 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS