Inicio » Noticias de COMPETICIONES FEB
Cuando la lucha por el ascenso tenía nombre propio: Taylor Coppenrath
FEB.ES  | 01.04.2020 - 20:31h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]
.

"Es el jugador con más talentoque he visto en la Liga LEB Oro pero, sobre todo, es una de las mejores personasque me he encontrado a lo largo de mi vida". Da igual a quién leatribuyamos esta frase porque, pregunten a quien pregunten, la reflexión serásiempre la misma entre aquellos que tuvieron la oportunidad de compartir horasde vuelo junto a Taylor Coppenrath alo largo de su carrera profesional.

Un jugador que creció en unpueblo de apenas 7.000 habitantes enel condado de Caledonia y que forjósu humilde personalidad en una discreta Universidadde Vermont en la que elbaloncesto apenas tenía protagonismo sobre el resto de deportes. Pero si algotuvo claro Taylor Coppenrath a lolargo de todos estos años fue que la palabra imposible no iba a tener cabida ensu diccionario personal.

Sólo así puede entenderse queeste talentoso pívot llegara adespuntar en el baloncesto universitario desde un estado que sigue ejerciendocomo el único de todos los EstadosUnidos sin presencia alguna de jugadores en la NBA a lo largo de lahistoria. El mejor preámbulo posible a una exitosa aventura profesional quecomenzó como lo hicieran otros muchos, poniendo rumbo al viejo continente a la búsqueda de su propio camino.

Pero fue en nuestro país dondeCoppenrath fue capaz de hacerse un nombre en el baloncesto europeo repartiendo lasemilla del talento entre Alicante,Melilla, Murcia, Menorca y Burgos.

Cinco ciudades a las queagradeció la confianza depositada en sus servicios con la conquista de diferentestítulos, hasta tal punto que Taylor llegó a convertirse en toda una garantía de éxito para ellos. Unaafirmación contrastada a través de un extensopalmarés deportivo en el que destacaron sus seis ascensos en apenas ocho temporadas, así como dos títulos comocampeón de la Copa Princesa de Asturias.

Nada más y nada menos que 10 galardones colectivos que hicieronde él el jugador extranjero más laureadode una Liga LEB Oro de la que se despidió en 2015 como uno de losintegrantes del quinteto ideal de latemporada. Todo ello pese a contar con "apenas" 34 años y numerosas ofertaspara haber seguido adelante, pero seducido en esta ocasión por la posibilidadde regresar a casa para iniciar una nueva etapa como entrenador en St.Johnsbury Academy, el High School en el quediera sus primeros pasos como jugador un par de décadas atrás.

De estemodo, el inolvidable Coppenrath cerraba el círculo de su carreraprofesional acompañado de esa familia a la que dio forma en España y dejandotras de sí una amplia estela de momentos irrepetibles. ¿Los peros? Tansólo uno, el no haber podido dar el salto a una Liga Endesa de la queaporreó con fuerza sus puertas una y otra vez pero que no terminó de ver el ampliocatálogo de posibilidades que Taylor podía haber llegado a ofrecer a quienhubiera apostado por él.

Un datoque, sin embargo, no ensombreció lo más mínimo la carrera de un jugador que marcóun antes y un después y al que hoy tratamos de descubrir entre las palabras deaquellos que mejor lo conocieron...

 

Óscar González: "Sólo los grandesjugadores como Taylor pueden generar respeto en el rival"

Compañero de vestuario a lo largode dos temporadas, el base Óscar González fue uno de los jugadores nacionalesque mejor llegó a conocer a un Taylor Coppenrath del que llegó a ser incluso surepresentante cuando el telón del baloncesto se bajó para él.

Un jugador con el que compartióexperiencias en Melilla y Murcia y al que sigue recordando con un cariñoespecial tal y como reconoce desde su actual residencia en Cáceres: "Después de tantos años viendo baloncesto sigocreyendo que es el mejor americano que ha pasado por la Liga LEB Oro. Estoyconvencido de que va a ser muy complicado que volvamos a ver a un jugador de sutalento ya que era un americano atípico, uno de esos jugadores que jamás saltó ala pista para hacer sus números y que tan sólo pensaba en cómo podía hacermejores a sus compañeros por el bien del equipo".

Y es que, con Taylor sobre lapista, todo resultaba un poco más sencillo para sus compañeros: "Para los jugadores exteriores, el jugar unpick&roll con él era toda una garantía porque era una auténtica roca, unjugador muy sólido que lograba que pudieras tirar sólo o, por el contrario, queterminaras haciendo una bandeja en el roll porque el defensor solía estamparsecontra él. Como anécdota, te contaré que incluso era así en los entrenamientosy que en mi último año en Murcia llegué a abrirme una ceja al chocar contra él...¡En un sistema de 5x0!".

De este modo, el interior deVermont fue capaz de ganarse el respeto de una competición rendida a su talento:"Cuando llegabas a un pabellón paraenfrentarte a cualquier equipo sentías que había un profundo respeto por él enla competición y eso es algo que sólo los grandes jugadores pueden conseguir.Todo el mundo sabía que era muy disciplinado en la pista y que jugaba realmenteduro a lo largo de los 40 minutos para poder dar lo mejor al equipo y raro erael día en el que la afición rival no le dedicaba alguna ovación. Eso es algomuy difícil de ver y que ayuda a entender qué tipo de jugador era".

Fue, tras la retirada del propioÓscar, cuando el base madrileño se convirtió en agente de su propio amigoiniciando así una nueva relación profesional que a punto estuvo de cumplir consu sueño de poder ser jugador ACB: "Fueen el verano en el que el Ford Burgos logró su primer ascenso. Hasta entoncesse habían producido contactos con algunos equipos que no habían llegado a buenpuerto pero fue ahí cuando Andreu Casadevall tuvo claro que había llegado elmomento de poder darle una oportunidad. Todo estaba atado y estuvo realmentecerca de poder dar el salto, pero al final el equipo no culminó el ascenso y eltren por el que tanto había luchado terminó por escaparse en los despachos".

Andreu Casadevall: "XXX"

Dirigió que fueron sus dosúltimas temporadas en la Liga LEB Oro, un momento de madurez en el que, sinembargo, Andreu Casadevall fue capaz de obtener el mayor rendimiento posible deun jugador por el que había apostado con fuerza a lo largo de un verano en elque pocos hubieran podido imaginar que Burgos fuera a ser su destino.

Así lo explica el técnico catalánquien recuerda aún con cariño su llegada a tierras burgalesas: "Era un jugador que siempre nos habíagustado y al que habíamos tanteado en alguna ocasión pero, por aquel entonces,nosotros no podíamos acceder a un jugador como él ya que nuestro presupuesto nonos lo permitía. En aquel verano de 2013 se produjo una gran recesión en lacompetición y eso hizo que muchos equipos redujeran de una manera drástica susingresos por lo que nosotros pudimos ficharle por un valor de mercado inferioral de años anteriores, pero al que otros equipos no pudieron llegar. Durante eltiempo que estuvo aquí no pudimos ofrecerle grandes lujos económicos perofuimos capaces de que se sintiera a gusto y eso nos ayudó a que permanecieracon nosotros dos temporadas".

Una ciudad en la que estrenópaternidad junto a su esposa Anna y en la que hizo su último intento de poderalcanzar la Liga Endesa: "Taylor era unjugador muy cayado en el día a día pero que no necesitaba hablar ya que él lodecía todo en el campo... Si tu planteabas un sistema, él era capaz deinterpretarlo y realizarlo por muy complicado que fuera. No era un súperdefensor pero era muy duro y reboteaba realmente bien lo que creo que pudohaberle ayudado a ser un buen jugador entre la gran mayoría de equipos de ACBquienes nunca apostaron por él porque pensaban que sus apenas dos metros noeran suficientes para la Liga".

Esa fue sin duda la únicaespinita en la carrera de un jugador que, sin embargo, bien pudo haberalcanzado dicha condición en Castilla y León ante la confianza de Casadevall: "Si en cualquiera de los dos años en losque estuvo aquí hubiéramos podido materializar nuestros ascensos en losdespachos, él hubiera estado con nosotros en la ACB pero esto no se produjo yno pudimos darle esa oportunidad. Siempre creí que pudo haber tenido un huecoen el rango de equipos de la zona media-baja donde podía haber hecho buenastemporadas".

Y es que si algo tuvo claroAndreu es que pocos jugadores podían dar a un equipo lo mismo que ofrecíaTaylor: "Para nosotros fue totalmenteindispensable durante las dos temporadas. Te daba dentro de la pista perotambién te daba fuera de ella donde muy pocos americanos sabían adaptarse alequipo como él lo hacía. Fue una suerte para nosotros el haber podido contarcon él y para la competición el haber podido disfrutar de un jugador de sutalento".

Estadísticas LEB Oro - Taylor Coppenrath:

Partidos jugados: 278

Minutos: 6.010 / 21,37 p.p.

Puntos: 3.059 / 11 p.p.

Rebotes: 14,17 / 5,1 p.p.

Asistencias: 190 / 0,7 p.p.

Recuperaciones: 215 / 0,8 p.p.

Tapones: 103 / 0,4  p.p.

Faltas recibidas: 1.023 / 3,7 p.p.

Valoración: 3.656 / 13,2 p.p.

Trayectoria deportiva - Taylor Coppenrath:

Formación: St.Johnsbury Academy High School (EEUU)

2002/05: Universidad de Vermont (NCAA)

2005/06: AEK Atenas (GBL - Grecia)

2006/07: Pallacanestro Biella (A1 - Italia)

2007/09: Lucentum Alicante (LEB Oro)

2009/10: Melilla Baloncesto (LEB Oro)

2010/11: CB Murcia (LEB Oro)

2011/12: Menorca Básquet (LEB Oro)

2012/13: Lucentum Alicante (LEB Oro)

2013/15: Ford Burgos (LEB Oro)





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia facilitada por FEB.ES

FEB.ES

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4635

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

Síguenos en nuestro Instagram