Inicio » Noticias de COMPETICIONES FEB
Andreu Casadevall y la fórmula secreta de una alquimia con 5 ascensos
FEB.ES  | 07.04.2020 - 20:31h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]
Ejerce actualmente como el coordinador del área masculina de L´Alquería del Basket, pero hubo un tiempo en el que Andreu Casadevall brilló como uno de los técnicos de moda de un baloncesto nacional en el que pasó a la historia como el entrenador con mayor número de ascenso a la Liga Endesa. Un total de cinco promociones con las que proyectó en el tiempo el baloncesto de Lliria, Alicante y Burgos para auto proclamarse como toda una leyenda de la Liga LEB Oro. .

Ordenado, disciplinado y con un altogrado de exigencia cada vez que su equipo saltaba a la pista. Así describen lamayoría de los integrantes de sus plantillas a un Andreu Casadevall para el que el día a día en los banquillos eramucho más que un mero camino al éxito colectivo de sus respectivos equipos.

Un entrenador al que sus propios jugadoresse referían cariñosamente como "el feje" de puertas para adentro, otorgándoleasí un apodo que ejercía como fiel reflejo de su capacidad tanto para gestionarequipos como para poder obtener el mayor rendimiento posible de todos y cadauno de sus hombres.

Y es que fue precisamente allí dondeAndreu llegó a abrillantar una carrera en la que había llegado a ser el técnico más joven de la Liga Endesa(28) tras la conquista de su primera promoción en un territorio aún por ararcomo era la humilde localidad de Lliria(1991).

Pero fue precisamente de la manode ese Ford Burgos con el que Casadevallllegó a completar un palmarés envidiable en el que brillan con luz propia las cinco promociones que le permiten -aúna día de hoy- el poder ejercer como el entrenadorcon mayor número de ascensos en la Liga LEB Oro. Méritos de los que fuedueño y señor entre 2012 y 2015 convirtiéndose en el único capaz ya no sólo derepetir éxito un año más tarde sino en el único capaz de revalidar título hastaen dos ocasiones sumando así tresascensos consecutivos.

Todo un referente se esos a losque se echa de menos en la primera línea de batalla y al que visitamos para compartirrecuerdos e impresiones de una época dorada que quedó aparcada cuando elValencia Basket llamó a su puerta.

Pasen, tomen asiento y disfrutende las reflexiones de toda una leyenda de una Liga LEB Oro que Andreu siguerecordando con un cariño especial.

Casadevall: "Me enorgullece el poderdecir que he vivido toda mi vida del baloncesto"

No ha dejado de trabajar ni unsolo minuto desde que estallara la crisis sanitaria provocada por el Covir-19,algo habitual en él pero que, en esta ocasión, ha llevado a Andreu Casadevall acambiar su despacho de L´Alquería del Basket en Valencia por un improvisadocentro de operaciones en su domicilio familiar en Lliria. Es precisamente ahídonde lo encontramos, entre llamadas, emails y un buen número de informes conlos que mantener activos a sus técnicos y jugadores para intentar minimizar almáximo los efectos del confinamiento.

Andreu, imagino que estos días, la formade trabajo también cambia para los que dedicáis vuestro día a día a la cantera...¿cómo lo estás llevando?

"Pues un poco como todos, en casay a la espera de buenas noticias acerca del tema que tanto nos preocupa a todosdurante estas últimas semanas. En mi caso, sigo trabajando desde casa e inclusocon una mayor actividad de la que podemos tener habitualmente ya que todos esosentrenadores y jugadores que forman parte de nuestra cantera necesitan que seles surta de contenidos y de diferentes metodologías con las que puedan seguirtrabajando en casa. Son días de mucha llamada, de mucha video-conferencia, de trabajospara supervisar... Evidentemente no es lo mismo que el poder trabajar desde lacancha en primera línea de batalla, pero intentamos que, en las circunstanciasen las que nos encontramos, podamos seguir trabajando de la mejor maneraposible".

Momento de empapar a los jugadores de conocimientos,pero ¿hay lugar para ilustrarles desde la experiencia de un entrenador queejerce como el más laureado en la historia de la Liga LEB Oro?

 "Si te soy sincero, es algo de lo que nunca hehablado con los chicos porque creo que a los entrenadores hay que valorarlespor su presente y no por lo que hayan logrado en el pasado. De nada sirve queyo venga aquí a contar que he logrado una cosa u otra porque eso no va a ayudarpor sí solo a los chicos a crecer y ni mucho menos a que nuestra canteraobtenga aquellos objetivos que se marcan en cada momento".

Pero no debe ser sencillo eso de lograrcinco ascensos a la Liga Endesa y ni mucho menos el haber sido el único técnicoen poder lograr tres promociones de manera consecutiva...

"Personalmente es algo que siemprehe intentado ver desde una cierta normalidad porque, cuando uno es entrenador,su objetivo no es otro que el intentar que su equipo esté lo más arribaposible. Siempre quieres aspirar a lo más alto y en aquellas cinco ocasiones llegamosa sentirnos muy orgullosos de lo conseguido. Ya fuera a través de ascensodirecto o de Playoffs pudimos obtener el premio a nuestro trabajo a lo largo detemporadas que fueron duras, en las que fueron apareciendo baches y en las queconseguimos siempre sobreponernos para llegar al final en la mejor formaposible".

Si tuvieras que quedarte con un recuerdode tu paso por la Liga LEB Oro, ¿sería un momento, un título o un ascenso?

"Probablemente uno de losascensos y, si tuviera que elegir uno, quizás el de Lliria porque fue el que meabrió por primera vez la puerta de la ACB, pero todos y cada uno de lospartidos disputados con cualquiera de mis equipos fueron importantes de uno uotro modo. Me quedo con que he tenido la grandísima suerte de vivir delbaloncesto desde los 18 años que comencé a entrenar y con que eso me ha servidopara disfrutar desde dentro de aquello que más me gusta".

¿Liga Endesa o LEB Oro? ¿Dónde se hasentido más cómodo a lo largo de su carrera Andreu Casadevall?

"Tengo más de 300 partidosdisputados en ACB y otros tantos en LEB Oro, pero también hubo algunastemporadas en las que comencé el año sin equipo y en las que entrené durantealgún tiempo a equipos de formación en Lliria. En esas ocasiones fui capaz de disfrutartanto como en cualquiera de los grandes proyectos en los que había estado.Siempre he creído que los entrenadores debemos mantenernos al margen de esasetiquetas que se nos ponen porque no somos entrenadores de una categoría o deotra, sino que somos entrenadores allí donde se nos necesite independientementeque sea para formar a un niño pequeño o para ganar un título en la élite".

Miremos al futuro, ¿podría haber opcióna una vuelta a los banquillos?

"No... yo creo que no. En Burgosaprendí que llega un momento en el que tus hijos comienzan a crecer y en el queno debes de privarles de la libertad de poder hacerlo en su casa. Eso hizo quetuviera que distanciarme de ellos y verlos únicamente los fines de semana paraque el trabajo me permitiera darles de comer sin quitarles esa estabilidad tannecesaria. Ahí aprendí que uno debe tener siempre las cosas claras y por eso,cuando el Valencia Basket me ofreció la posibilidad de incorporarme al club, micabeza desconectó un poco de los banquillos para poder estar de nuevo cerca deellos. Por supuesto que me gustaría entrenar porque soy y seré siempreentrenador de baloncesto y he tenido oportunidad de hacerlo estos años, peroahora tengo otra misión que es en la que estoy metido hasta el cuello como es lade hacer crecer a los jugadores del Valencia Basket. Me siento muy orgulloso depoder estar aquí y todo un privilegiado de poder trabajar en un proyecto comoel de L´Alquería así que con eso creo que responde a tu pregunta".

Imagino entonces que el Andreu de losdespachos echa de algún modo de menos al Andreu de los banquillos...

"Por supuesto, porque una cosa noquita a la otra. A pesar de que ahora esté en un despacho, tengo una visión yun punto de vista de entrenador que no voy a perder nunca. Siempre he mantenidoviva mi ilusión por entrenar en un deporte al que le estoy realmente agradecidoy eso es algo que no te puede quitar ni un cargo, ni un despacho, ni siquierauna retirada el día que tenga que llegar...".

Cinco ascensos para el recuerdo:

Choleck Llíria - 1991: Un primer ascenso desde el romanticismo

Quién hubiera podido imaginar enel inicio de la década de los 90 que una modesta localidad de apenas 14.000habitantes iba a poder codearse con los grandes transatlánticos del baloncestonacional, pero aquel humilde equipo llegado desde Lliria iba a ser la primeragran exhibición de músculo como técnico por parte de un Andreu Casadevall parala historia. Un técnico que cambió el rumbo de un equipo al que cogió enpuestos de descenso y al que llevó a convertirse en el dueño y señor de unaPrimera División Nacional en la que, tal como recuerda, llegaron a mostrarseintratables durante el tramo final de la temporada:

"Lliria era una localidad que por aquel entonces respiraba baloncestopor los cuatro costados y que incluso hoy en día sigue siendo uno de loslugares con mayor afluencia de público en la Liga EBA. Cuando Lluis Andes y elpresidente Pepe Morato me ofrecieron coger el equipo, la misión no erasencilla. Estaban en puestos de descenso, con un balance de 1-7 y con un equipomuy joven. Poco a poco fuimos consiguiendo resultados y eso nos dio confianzaen una Liga que era realmente larga y en la que fuimos quemando etapas hastallegar a la final de los Playoffs contra el Prohaci Mallorca. Casi sin darnoscuenta, ganamos los dos primeros partidos y volvimos a casa con una ciertaincredulidad ya que, si ganábamos uno más, íbamos a ser equipo de ACB. Elambiente esa semana fue increíble, todo el mundo te paraba por la calle, tepreguntaban por el partido y te daban ánimos. El pabellón se llenó como nunca yeso nos dio la fuerza necesaria para poder conquistar un ascenso que fue todoun hito en la carrera de todos los que componíamos el equipo".

Lucentum Alicante - 2000: El despertar del baloncesto alicantino

Si a día de hoy echáramos un ojoa la plantilla de aquel Lucentum Alicante, podríamos encontrar a grandísimosjugadores de la talla de José Manuel Calderón, David Gil, Jorge García oGuillermo Rejón pero, puestos sobre el calendario, en aquel mes de mayo del año1991, todos ellos daban apenas sus primeros pasos en el baloncesto profesional.Un equipo con el que Andreu protagonizó toda una demostración de conocimientostanto del juego en sí como en la dirección de partido y que llegó a alcanzar lagloria en una LEB Oro que supuso su trampolín a la Liga Endesa. Un año quemarcó de una manera especial al técnico catalán tanto en lo profesional como enlo personal:

 "La temporada en la que llego aAlicante estuvo marcada por el nacimiento de mi hija. Yo había decidido tomarmeun año sabático para poder disfrutar de ese momento en familia, pero cuandoPaco Pastor y Miguel Cano me llamaron allá por el mes de diciembre hicieron queme replanteara esa situación. Me ofrecían un proyecto interesante, cerca decasa y que pasaba por intentar buscar ese año la permanencia antes de poderhacer un equipo un poco más ambicioso al año siguiente. Fuimos cumpliendoobjetivos durante el primer año y, una vez salvada la categoría, hicimos unaplantilla muy joven para al año siguiente pero que a mí me gustaba mucho porqueera muy entrenable. Con apenas un par de jugadores veteranos como Rafa Martínezy Reggie Fox logramos que el equipo tuviera muchas ganas de mejorar día a día yde crecer en la competición y eso nos llevó a unas semifinales de Playoffs enlas que las pasamos canutas. Primero se nos puso de cara, después tuvimosproblemas y todo se puso en contra pero, ya en el cuarto partido, logramosllevar la eliminatoria a un quinto partido en casa en el que Alicante se volcócon el equipo. Fue una noche en la que el baloncesto de la ciudad cambió parasiempre, metimos por primera vez 5.000 personas en un pabellón para verbaloncesto y a partir de ahí comenzó lo que todos pudimos ver con el paso delos años".

Ford Burgos - 2013/2014/2015: Una cuestión de cabezonería

Difícilmente podrá olvidar elbaloncesto burgalés la figura de un Andreu Casadevall que llegó a la ciudad enla campaña 2007/08 y que, con el paso de los años, logró convertirse en unafigura clave en la explosión del baloncesto burgalés. Un técnico capaz dellevar al equipo de la lucha por la permanencia a la conquista de tres ascensosconsecutivos y para el que la puerta de la Liga Endesa se atascaba verano trasverano en los despachos. Pese a ello, sus tres promociones fueron toda unademostración de carácter deportivo por parte de un técnico que fue capaz dereinventarse año tras año para dejar así en la ciudad una semilla que ha sidocapaz de germinar con el paso de los años. Un lugar que, tal y como explica,permanecerá para siempre en su corazón:

"Burgos es un lugar al que siempre estaré agradecido. Ellos habíanintentado ficharme ya una temporada antes, pero yo salía de entrenar al Lleiday, por aquel entonces, la normativa vigente no me permitió fichar. Al añosiguiente cogí el equipo en sustitución de Gonzalo García de Vitoria, en unasituación complicada y sabiendo que íbamos a tener que trabajar mucho perosiempre creí que podía ser un buen lugar a la hora de intentar hacer un buenbaloncesto. El primer año salvamos bien la categoría llegando a rozar losplayoffs, el segundo nos metimos de lleno y el tercero alcanzamos la finalperdiendo el quinto partido en Menorca tras el infortunio de perder a ChrisHernández cuando íbamos 2-1. A partir de ahí fueron llegando momentos realmentebuenos, finales de Copa Príncipe y los tres ascensos que, para mí, fueron muymeritorios porque se consiguieron con plantillas totalmente distintas y en lasque el 70% de los jugadores eran nuevos. Todos se auto presionaban mucho a lahora de querer hacerlo mejor que los del año anterior y teníamos que trabajarmucho ese aspecto porque tanto la directiva como la prensa hablaban en todomomento de ascenso. Fue un trabajo muy importante que desembocó en tresascensos de mucho mérito y en los que la alegría de la celebración se fuediluyendo con el paso de los años sin perder la satisfacción que lográbamosviendo crecer a nuestros jugadores para poder proyectar a nuestro equipo en lacategoría".

Trayectoriadeportiva - Andreu Casadevall:

Categorías Formación: Sagrada Familia Claror

1985/86: Licor 43 (Liga Endesa)

1986/89: Bàsquet Santa Coloma (Primera División)

1989/90: Caja Badajoz (Primera División)

1990/91: Ferrys Lliria (Primera División)

1991/93: Ferrys Lliria (Liga Endesa)

1993/94: DYC Lugo (Liga Endesa)

1994/96: Somontano Huesca (Liga Endesa)

1996/97: Baloncesto Fuenlabrada (Liga Endesa)

1998/00: Lucentum Alicante (LEB Oro)

2000/01: Lucentum Alicante (Liga Endesa)

2001/02: Ciudad de Huelva (LEB Oro)

2002/04: Leche Río Breogán (Liga Endesa)

2005/07: Plus Pujol Lleida (LEB Oro)

2007/15: Autocid Ford Burgos (LEB Oro)

2015/16: San Pablo Burgos (LEB Oro)

2015/16: Tecnyconta Zaragoza (Liga Endesa)

2016/17: Tecnyconta Zaragoza (Liga Endesa)

2017/20: Valencia Basket (Liga Endesa) - Coordinador cantera Masc.





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia facilitada por FEB.ES

FEB.ES

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 7766

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

Síguenos en nuestro Instagram