Inicio » Noticias de COMPETICIONES FEB
ICL Manresa y la fuente de energía de una plaza con solera
FEB.ES  | 07.09.2017 - 20:31h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]
Han disfrutado de un total de 30 temporadas en la élite y en su camino llegaron a levantar una Copa del Rey y una Liga ACB pero en el Básquet Manresa saben muy bien lo que es tener que reinventarse desde una Liga LEB Oro en la que buscarán este año su tercer retorno a la Liga Endesa. Con Aleix Duran a los mandos del equipo y el infalible Jordi Trias como principal referente, el Nou Congost jugará un papel determinante para poder reescribir su propia historia..

Sin lugar a duda, la temporada que ahora comienza no será ni mucho menos un camino de rosas para un ICL Manresa con no pocos objetivos en todos sus frentes de cara a su retorno a la Liga LEB Oro. Una competición que conocen a la perfección tras dos etapas previas a lo largo de la pasada década y que ha sido tradicionalmente toda una fuente de energía en aquellos momentos en los que la fortuna deportiva no acompañaba del todo a uno de los clubes con mayor solera del panorama nacional.

Y es que, hablar de la ciudad de Manresa supone hacerlo de una de las cunas del baloncesto nacional, un lugar con una magia especial y que a lo largo de los años ha podido disfrutar sobre su pista de jugadores históricos de la talla de Harper Williams, Andres Nocioni, Serge Ibaka o incluso un Joan Creus que les llevó a tocar el cielo con la conquista del título liguero en un ya lejano 1998.

Aunque, con 86 años de historia baloncestística a sus espaldas, en Manresa también saben muy bien lo que supone reinventarse a través de una competición en la que han cosechado dos ascensos (2002 y 2007) y desde la que pelearán este año por ascenso que más que un reto ejercerá como la consecuencia de los pequeños objetivos que compondrán la temporada. Y todo ello sabiendo que su nombre les convertirá, semana tras semana, en uno de los rivales a batir.

 

Aleix Duran y la confianza lógica en un hombre de la casa

Y si históricos han sido los apellidos que han vestido la camiseta del ICL Manresa a lo largo de los años no menos ilustres resultaron los nombres de aquellos técnicos que se sentaron en sus banquillos. Desde Luis Casimiro a Pedro Martínez pasando por Manel Comas, el Nou Congost ha disfrutado durante años del talento táctico de un grupo de preparadores a los que se suma este verano un Aleix Duran avalado por 12 temporadas a sus espaldas en el club manresano.

Toda una garantía para el club a la hora de apostar por un técnico con pasado LEB Oro y que se siente sumamente motivado a la hora de afrontar tan exigente reto: "Después de tantos años en el club, para mí es todo un orgullo el poder asumir la responsabilidad en un año importante y en el que nos hemos marcado como objetivo el poder realizar un proyecto con una ligera visión de futuro. Las derrotas y el haber estado inmersos en el descenso nos llevaron a centrar todas nuestras energías de estas últimas temporadas en poder superar los problemas del día a día por lo que este descenso de categoría nos da ahora la posibilidad de poder pensar un poco más allá, de poder plantearnos un proyecto nuevo y a medio término. En ese sentido y debido tanto a mi conocimiento del club como de la Liga creo que puedo aportar al club aquello que necesita en este momento siendo a su vez un proyecto muy atractivo para mí como entenador".

Un año que no estará exento de dificultad y para el que Aleix tuvo muy claras sus ideas a la hora de dar forma a la plantilla junto a un Román Montañez que estrena esta temporada su condición de director deportivo: "Dentro de esa idea de proyecto a medio término queríamos dar forma a un equipo que nos pudiera dar inercia en el tiempo. No queríamos gente que estuviera de paso por Manresa para jugar únicamente una temporada sino jugadores que se involucraran en el proyecto, que lo sintieran como propio y que pudieran incluso seguir con nosotros durante las próximas temporadas. Todo esto sin olvidarnos de que para competir en una liga tan exigente como la LEB Oro necesitas gente con experiencia en la competición. En algunos casos hemos podido combinar ambos requisitos pero, en aquellos en los que no ha sido posible, hemos buscado a jugadores que crecieran con el club teniendo un futuro que pueda ser importante pese a que esto conlleve una falta de experiencia tanto en la liga como en el baloncesto español".

 

La plantilla del ICL Manresa, vista por su técnico:

De este modo, el técnico catalán fue dando forma a una plantilla plagada de jugadores de esos capaces de hacer las delicias de los aficionados y dispuestos a poner su talento individual y su experiencia al servicio de un equipo del que Duran espera poder extraer todo su talento.

Bases: Lluis Costa y Jokubas Gintvainis

Aunque si hubo una posición clave para el técnico a la hora de fortalecer al equipo esa fue la de base. Un puesto en el que la experiencia en la competición debía ser una máxima que se cumplió tanto con la continuidad de Lluis Costa como con la contratación de un Jokubas Gintvainis que llegó a España el pasado curso de la mano del Peñas Huesca.

Dos jugadores que encajaban a la perfección en la hoja de ruta marcada por un entrenador satisfecho con su pareja de bases: "Desde el primer momento tuvimos claro que para esta posición queríamos a dos jugadores que conocieran la competición y que hubieran jugado anteriormente en la liga. En ambos casos lo hemos cumplido ya que Lluis no sólo conoce la Liga sino que también ha tenido un crecimiento importante como jugador con nosotros en la ACB mientras que Jokubas nos gusta mucho por su solvencia, por su calidad y por el crecimiento que creemos que puede tener con nosotros después de ese primer año en Huesca".

Hombres con un amplio registro en su juego y que, sin duda, serán de mucha utilidad en el desarrollo de los encuentros: "Entendemos a Lluis y a Jokubas comon dos jugadores complementarios, que pueden jugar mucho juntos y sobre todo que no son nada egoístas lo que encaja muy bien en esa filosofía de juego que queremos tener este año. Queremos ser un equipo agresivo y que se pase mucho el balón y, en ese sentido, ambos son dos jugadores capaces de jugar para ellos y de anotar pero también de repartir muy bien el juego para que lo hagan los demás por lo que estamos muy bien cubiertos en esta posición".

Aleros: Guillem Joum, Gabriel Iffe Lundberg, Noah Allen y Álvaro Muñoz

Con algo menos de experiencia tanto en la competición como en el baloncesto nacional, la construcción de la línea exterior no pudo comenzar de otro modo que no fuera con la contratación de un "joven conocido" de la Liga.

Un Álvaro Muñoz que regresaba así a España tras dos años en el baloncesto alemán para convertirse en unas de las amenazas exteriores del ICL Manresa: "Álvaro es un jugador de una disciplina extrema, un hombre que puede hacer muchas cosas y que, además, es un pegamento en el vestuario. Conocíamos muy bien su juego pero las referencias personales que teníamos de él para poder incorporarlo eran extraordinarias. En estos primeros días está demostrando una gran empatía con los jugadores extranjeros ayudándoles a integrarse en el equipo y eso nos va a ser de mucha utilidad. Más allá de ello, estamos hablando con un jugador de mucha experiencia tanto en LEB Oro como en ACB pero aún muy joven lo que hace que cumpla a la perfección con esa máxima que antes te comentaba de tener en el equipo a jugadores con experiencia pero que puedan crecer con el club".

El contrapunto del perímetro llegó con la contratación de Gabriel Lundberg y Noah Allen, dos jugadores que habían despuntado con su juego en sus respectivas competiciones y que luchan estos días para poder vencer cuanto antes el lógico proceso de adaptación al baloncesto nacional.

Un primer objetivo para el que ambos se encuentran en el buen camino yal y como afirma su técnico: "Pese a que siempre ha estado en Dinamarca creemos que Lundberg tiene un potencial muy elevado. Es un jugador fuerte, con mucho talento, muy bueno defensivamente y con mucha ambición para crecer. Encajaba muy bien en lo que nosotros buscábamos para esa posición y desde el primer momento tuvo claro que el estar en un club como el nuestro podía ser muy importante para él por lo que el acuerdo fue inmediato. Por su parte, Noah es un jugador más apuesta, viene de la Universidad y tenemos claro que puede hacer muchas cosas pero necesitará un proceso de adaptación porque el baloncesto que se está encontrando no es el mismo que hay allí. Su predisposición está siendo muy buena y estamos seguros de que, con trabajo, en unas semanas va a ser un jugador muy importante para el equipo".

La composición del perímetro se completó con uno de los hombres de la casa, un Guillem Joum que afronta su año más importante junto a un equipo que siente como propio: "Guillem es un jugador de la casa que todavía tiene mucho que crecer ya que es del año 97 pero es uno de esos hombres que siente el club y del que creíamos que merecía tener una oportunidad en el primer equipo. Ha estado este verano con la Selección de su generación y es un jugador de una gran madurez para su edad tal y como demostró ya durante la temporada pasada entrenando muy bien con el primer equipo".

Pívots: Javi Múgica, Álex Mazaira, Ashley Hamilton, Jordi Trias y Jordan Sakho

Aunque si hubo un movimiento de esos capaces de ilusionar por sí solos a toda una afición, ese fue el refuerzo interior adquirido con la llegada de un Jordi Trias que ha ejercido como MVP de la Liga por partida doble durante los últimos años.

Jugador que planeaba la retirada pero que no dudó en continuar al menos un año más ante la oferta deportiva de un equipo que no dudó a la hora de poder apostar por sus servicios: "Lo que nosotros pretendíamos se ajustaba bastante a lo que él podía desear en un año en el que quería seguir compitiendo a un nivel alto. Vimos que tenía muchas ganas de seguir siendo importante en un proyecto ambicioso y desde el primer día creímos que podíamos convencerle para poder tenerle aquí. Su nivel de implicación con el equipo es muy alto y para nosotros es todo un lujo tenerle aquí para aportar ese punto de veteranía que debe ser tan importante para nosotros".

Eso sí, el de Trias no será el único nombre sobrado de experiencia en un juego interior que ganaba enteros con la contratación de Javi Múgica: "Es todo un especialista de una categoría que conoce desde hace muchos años y en la que ha ido evolucionando su juego a base de experiencia para mejorar diferentes facetas como puede ser su tiro exterior. Puede ser un jugador muy importante para nosotros a la hora de abrirnos el campo y de aportar puntos ya no sólo en la zona".

Ambos compartirán espacio interior con un novato que, sin embargo, se encuentra ya en muchas de esas quinielas de jugadores a seguir, un Ashley Hamilton que despunta ya por su trabajo:  "Es un jugador total, un hombre muy completo y con mucha energía que puede jugar tanto de frente como de espaldas al aro., va bien al rebote... A nivel defensivo es espectacular con un gran nivel de dureza y siempre creímos que podía darnos muchas cosas, fue la última incorporación que hicimos y, aunque llegó un poco tarde, vimos que era muy compatible con el resto de compañeros y que se ajustaba muy bien a lo que nos faltaba".

Juego interior que se completa con el paso al frente de un Jordan Sakho que será uno más en la pintura manresana tras haber ejercido como vinculado el pasado curso: "Jordan estuvo ya en dinámica de equipo el año pasado entrenando con nosotros cada día y ganándose el respecto y el cariño de todos con su humildad y capacidad de trabajo. Hemos creído que tenía el nivel suficiente para poder estar en el equipo aportándonos el nivel de dureza que necesitábamos".

Y no deberemos olvidarnos de la figura de un Álex Mazaira que estará vinculado al primer equipo desde las filas de un CB Martorell con el que competirá en la Liga LEB Plata: "Para un club como Manresa es todo un lujo el tener como vinculado a un jugador que viene de la cantera del FC Barcelona y que ha estado en las selecciones de formación durante los últimos veranos. Es un jugador en crecimiento, en edad para seguir mejorando y al que le va a venir muy bien la LEB Plata para poder dar este paso. Estará en la dinámica del día a día del primer equipo y, a partir de ahí, iremos viendo su evolución".

 

Un ascenso como consecuencia de los objetivos marcados:

Con una Buena plantilla en sus manos, a Aleix Duran le llega ahora el reto de poder construir el mejor equipo posible en un día a día en el que la pretemporada será de gran utilidad a la hora de poder adquirir una identidad propia.

Con ello, el equipo llegará al debut liguero deseoso de poder mostrar un estilo de juego para el que Aleix tiene realmente claras sus bases: "Hemos hecho un equipo para jugar de una forma muy dinámica, con muchos jugadores que pueden subir el balón y otros muchos que pueden jugar de cara, incluidos nuestros interiores. Buscamos mucho pase para poder mover las defensas tratando de conseguir los mejores tiros posibles a través de la agresividad y del pase. Defensivamente queremos ser un equipo que se aproveche de esta versatilidad para poder ser muy activo y muy comunicativo para poder obtener recuperaciones y rebotes con los que poder tener iniciativa en el ritmo".

A partir de ahí, se luchará partido a partido a lo largo de una temporada en la que se les señala ya como el principal candidato al ascenso. Un reto sumamente complicado y que figura por el momento en un segundo plano: "Mucha gente habla de ascenso como objetivo y nosotros no es que no queramos hablar de ello pero entendemos este reto como la consecuencia de los pequeños objetivos que nos vayamos marcando a lo largo de la temporada. El primero que nos pusimos fue el de poder hacer una plantilla compensada y creo que ya lo hemos cumplido; ahora queremos integrar lo antes posible a los jugadores a la Liga y, a partir de ahí ser lo más competitivos posibles para poder llegar en las mejores condiciones y lo más arriba posible al tramo final de Liga. Si somos capaces de hacer todo esto quizás el ascenso pueda llegar como consecuencia pero no nos lo ponemos como una obligación ya que, a estas alturas, es algo aún muy difuso y que no ayuda en el día a día".

Y todo ello sin olvidar la importancia que tendrá este año la afición de un Nou Congost del que Aleix Duran no se olvida de cara al inminente inicio de la temporada: "El mensaje desde el primer día es que queremos transmitir a la afición nuestra ilusión a la hora de poder hacer las cosas y nuestra ambición de poder ser lo más competitivos posibles. De este modo queremos recuperar la autoestima y ayudar a la afición a identificarse de nuevo con el equipo, una responsabilidad que es nuestra después de unos años en los que ellos ya han dado mucho y en la que nos comprometemos a transmitirles esos sentimientos. Esperemos llegarles, gustarles y que nos ayuden a que el Nou Congost sea de nuevo un fortín".





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia facilitada por FEB.ES

FEB.ES

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 1244

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2018 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS