Jueves, 21 de octubre de 2021
25 años del CB Murcia


13.03.11 | Pedro Serrano [ Comenta el artículo ]
1 comentario
Manrique Cos, el primer entrenador en la historia del CB Murcia



Recordemos hoy un CB Murcia en gestación; un club soñado, pensado y, al fin, hecho realidad por un grupo de personas a las que podríamos denominar "entusiastas", aunque a mí me guste más decir "soñadores", "emprendedores", "enérgicos". Decía yo en la entrevista a González Barnés, que siempre me han parecido mágicos esos momentos de inspiración, de génesis de una idea, de imaginación de un proyecto. Ese momento "bombilla encendida", el instante "eureka" que nos mueve y nos empuja, y a partir del cual seríamos capaces de levantar una montaña en peso o cruzar a nado un océano. Pues bien, tengo que reconocer que el nacimiento y primeros pasos del Club Baloncesto Murcia, del Júver, contado por su primer entrenador, Manrique Cos, me ha llegado a emocionar.


El texto que a continuación podréis leer, me fue enviado por Manrique Cos –Entrenador Nacional de baloncesto y profesor de Secundaria- al poco de contactar con él por e-mail. En el primer correo le planteé una entrevista, como he hecho con todos los que han pasado por aquí, y él me contestó que aun estando a mi total disposición para hablar del Júver y de baloncesto, creía que su testimonio no tendría suficiente interés para el lector porque sus recuerdos eran muy vagos. Tomándole la palabra por el lado de la media aceptación, insistí en pedirle que participara en este blog, y a penas veinticuatro horas después Manrique me regaló un texto y unas imágenes. Digo "me regaló" porque entiendo que son un regalo. El texto es breve pero intenso, y desprende un romanticismo realmente encantador. Igualmente sucede con las imágenes, impregnadas del mismo halo que tienen las palabras. En esas imágenes vemos un pabellón Príncipe de Asturias abarrotado; las gradas rebosan de personas ávidas de baloncesto, como ávidos estaban Pedro Ruiz Morales, Antonio González Barnés, Gregorio Serna, Frank Espinosa o el propio Manrique Cos, aunque al principio el entrenador se confesara ya cansado de basket. En definitiva, vemos que Murcia quería, necesitaba baloncesto; si no, no se explica esa explosión de entusiasmo de la noche a la mañana. Murcia ansiaba un club, y Juan Valverde se lo regaló.


Zumos Juver, sustento del club durante muchos años



JÚVER


"Una buena mañana de hace 25 años, aparecieron por mi casa de La Alberca dos amigos que deseaban hablarme sobre un proyecto baloncestístico. Se trataba de Pedro Ruiz Morales y de Gregorio Serna Mármol. Eran antiguos jugadores de baloncesto a los que yo había entrenado en el Basket Murcia. Sin más preámbulos me hablaron del Júver. Yo ya hacía años que no entrenaba y precisamente acababa de rechazar otra oferta hacía unas semanas. Mi relación con el baloncesto había sido tan intensa –jugador desde los doce hasta la treintena, presidente de club, pega carteles, taxista y entrenador – que ya me merecía un descanso definitivo. Pero en esta ocasión existía un matiz que ellos consideraban determinante para que yo aceptara el ofrecimiento. Hasta la fecha, cada vez que un equipo murciano de baloncesto ascendía de categoría, automáticamente renunciaba al ascenso por falta de financiación. La diferencia, ahora, radicaba en que se pretendía construir un club con un fuerte apoyo económico que nos permitiera tener las máximas aspiraciones de continuidad. Llegaríamos hasta donde fuésemos capaces de llegar.


Manrique Cos en el centro, flanqueado por Gregorio Serna y Pedro Ruíz Morales



Hubo otro determinante de más peso para que aceptara ser el entrenador: la ilusión que ponían en el proyecto. Pronto me reencontré con el resto de la cuadrilla –utilizo este término taurino en honor a González Barnés, otro de los pilares del Júver – y comprobé que el entusiasmo era compartido por todos ellos: González Barnés, Pedro Ruiz, Gregorio Serna, Frank Espinosa… ¿Para cuándo un merecido homenaje a esta cuadrilla? Fueron ellos los que por primera vez soñaron con que nuestro baloncesto saliera de su eterno provincianismo. Supieron atraer a su proyecto a directivos futboleros –gente muy válida como Manuel Álvarez o Enrique Martínez – y por supuesto a Juan Valverde, al que ante los micrófonos de Juan Ignacio de Ibarra califiqué de “mirlo blanco”. No me arrepiento.


En Murcia se desató la locura; por arte de magia empezaron a acudir al pabellón Príncipe de Asturias miles de aficionados – ¡en Tercera División! – que pasaban por taquilla para presenciar el partido de los domingos. Ruedas de prensa, micrófonos hasta en los entrenamientos, entrevistas radiofónicas diarias... En una ocasión, a media mañana, vino a mi aula uno de los conserjes de mi instituto: Luis del Olmo quería entrevistarme en su programa "Protagonistas". Hasta ese punto había trascendido el fenómeno Júver. Ante tanto vértigo profesional, la realidad del equipo era otra muy distinta. Estaba formado por antiguos jugadores de Maristas, casi todos ya universitarios. Ninguno cobraba un céntimo y sus prioridades naturalmente eran otras. En épocas de exámenes no aparecían por los entrenamientos y en más de una ocasión la víspera de algún partido la habían pasado en vela. Éramos un equipo “profesional” plagado de “aficionados”, incluido el entrenador: Chaga, Rogelio, Marcial, Aznar, Muñoz, Serrano, Arturo… A todos nos cabe el honor de haber formado parte del primer Júver.


En el banquillo (Fuente: Manrique Cos)



De todo cuanto me tocó vivir por aquellas fechas recuerdo de una manera especial la llegada a Murcia de Randy Owens. Fue todo un acontecimiento. Por entonces era una rareza ver a una persona tan alta en nuestra ciudad. Hasta el Tío Pencho le dedicó una de sus viñetas: Randy miraba extrañado la catedral y el tío Pencho le decía “¿Qué te creías, que tú eras lo más alto de Murcia?”. Recuerdo la gran humanidad de Randy, visitando colegios y deslumbrando a los críos con su estatura y su clase. Sin duda él también contribuyó al éxito del Júver. Por mi parte me dediqué, tan sólo, a entrenar de la mejor manera que supe. No tengo otro mérito y no es falsa modestia. Lo cierto es que sólo guardo buenos recuerdos de aquellos inicios. El trato que me dispensó Juan Valverde –jamás una mala cara ni una injerencia en mi trabajo – fue sencillamente exquisito. Sólo tengo palabras de agradecimiento. Alguna vez coincidimos en el Club de golf de Altorreal o en el Club de Tenis, y en nuestras caras se adivina que ambos compartimos un buen recuerdo".


Esto es lo que el tiempo ha hecho conmigo tras 25 años (Fuente: Manrique Cos).


Manrique Cos Tejada
Entrenador Nacional de Baloncesto.







TODOS LOS ARTÍCULOS
 Fin de trayecto (Pedro Serrano)
 Entrevista a Pedro Fernández Espinosa (Pedro Serrano)
 Entrevista a Pedro Robles (Pedro Serrano)
 Los hogares del CB Murcia (y II) (Pedro Serrano)
 Los números del CB Murcia (Pedro Serrano)
 El CB Murcia y Paco García (Pedro Serrano)
 Los hogares del CB Murcia (I) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Daniel Barceló (Pedro Serrano)
 Entrevista a Xavi Sánchez (Pedro Serrano)
 Manrique Cos, el primer entrenador en la historia del CB Murcia (Pedro Serrano)
 Entrevista a Randy Owens (Pedro Serrano)
 Entrevista a Edu Piñero (Pedro Serrano)
 Entrevista a José Luis Galilea (Pedro Serrano)
 Tiempo muerto (II) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quique Bárcenas (Pedro Serrano)
 Entrevista a Miguel Ángel Martín (Pedro Serrano)
 Entrevista a Anthony Stacey (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quini García (Pedro Serrano)
 Tiempo muerto (I) (Pedro Serrano)
 Entrevista a Antonio González Barnés (Pedro Serrano)
 Entrevista a Johnny Rogers (Pedro Serrano)
 Entrevista a Miguel Ángel Pérez (Pedro Serrano)
 Entrevista a José María Oleart (Pedro Serrano)
 Entrevista a Quique Azcón (Pedro Serrano)
 Entrevista a Jota Davalillo (Pedro Serrano)
 Entrevista a John Ebeling (Pedro Serrano)
 Entrevista a Felipe Coello (Pedro Serrano)
 Entrevista a Ralph McPherson (Pedro Serrano)
 CB Murcia: 25 años sobre el parquet (Pedro Serrano)
1 comentarios
Danos tu opinión
1
1 - Los datos de tercera división (temporada 1985-86). Pese a debutar con el Juver en enero del 86, bien avanzada la competición, Randy Owens se convirtió en el máximo anotador del campeonato, con un total de 701 puntos. Su promedio fue de 58 puntos por partido, siendo su máxima anotación de 76 puntos contra el otro equipo de la capital, el CB Murcia de entonces. Un saludo.

Publicado por cuatrosurcos el día 31/05/2016 a las 01:20h.
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8419

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos