Sábado, 21 de mayo de 2022
16.03.2009 - 21:29h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
NCAA MARCH MADNESS O9: South Region Preview


Interesante bracket con el FedEx Forum de Memphis como escenario de la final regional. North Carolina apunta a clara favorita, ya que parece que sólo Oklahoma podría ser capaz de tumbar a los Tar Heels en una hipotética final en el que el duelo entre Tyler Hansbrough y Blake Griffin podría ser antológico. Para ello los Sooners tendrán que lidiar con una parte del cuadro bastante complicada e igualada, con equipos muy peligrosos como Syracuse, Clemson o Arizona State. UNC no debería tener problemas ante LSU primero y Gonzaga o Illinois (o Western Kentucky, ojo) después.



- EL CUADRO

1 North Carolina (28-4) vs 16 Radford (21-11)
8 LSU (26-7) vs 9 Butler (26-5)

5 Illinois (24-9) vs 12 Western Kentucky (24-8)
4 Gonzaga (26-5) vs 13 Akron (23-12)

2 Oklahoma (27-5) vs 15 Morgan State (23-11)
7 Clemson(23-8) vs 10 Michigan (20-13)

3 Syracuse (26-9) vs 14 Stephen F. Austin (24-7)
6 Arizona State (24-9) vs 11 Temple (22-11)



- El número uno: North Carolina

Todo lo que no sea ver a North Carolina celebrando en Memphis su clasificación para la F4 podría considerarse una gran sorpresa. Los Tar Heels son el mejor equipo del país, y sólo un pequeño bache al inicio de la ACC y la ausencia de Lawson en el torneo de conferencia les han privado del número uno nacional.

Los de Chappel Hill son el equipo más completo y experimentado. Completo en calidad y cantidad, por cierto. El esquema del equipo se sustenta en un trípode formado por Hansbrough, Lawson y Ellington. Poco más queda por decir de Tyler Hansbrough que no hayamos comentado ya. Referencia interior, dominador de los tableros y el corazón del equipo, transmitiendo intensidad y competitividad a sus compañeros. Sería una lástima que se fuese de la NCAA sin un título. Ty Lawson ha dado un gran paso adelante mejorando en la faceta de director de juego sin perder un ápice de su capacidad ofensiva individual, lo que le ha hecho acreedor del nombramiento de jugador del año de la ACC. Su presencia es fundamental, y es el timón del equipo. Wayne Ellington es un excelente escolta encargado de la anotación exterior, buen defensor y un especialista en los momentos calientes, sobre todo cuando sus compañeros no están acertados. Ellington toma el mando sin problemas, y cuando lo hace lo suele borda.

El quinteto titular lo completan dos grandes complementos. Danny Green es un perfecto chico para todo, y que además está muy bien adaptado a su rol. Anota de tres, ayuda al rebote, defiende muy bien…para lo que haga falta, Green es el hombre. Deon Thompson es el compañero de Hansbrough en la pintura, y si bien se esperaba mucho más de él (tiene una falta de sangre a veces alarmante) este año ha mejorado mucho y su aportación es más regular y notable. Desde el banquillo sale un trío de freshmen de gran nivel que construirá el futuro (cercano) de UNC. Larry Drew como base (se le ha notado algo verde en momentos importantes ahora que Lawson ha faltado) y Ed Davis y Tyler Zeller por dentro serán las grandes estrellas de los Tar Heels en uno o dos años, pero mientras tanto su labor desde el banquillo es importantísima. Bobby Frasor da refresco en el perímetro, donde se echa de menos la ausencia de Marcus Ginyard, que tan importante es para Roy Williams.

Pero como todo gigante, North Carolina también tiene puntos débiles. El principal es la excesiva dependencia en sus tres jugadores principales. O más bien, lo que se nota la ausencia de alguno de ellos en la dinámica del equipo. Sobre todo en el caso de Lawson, en cuya ausencia el equipo ha tenido problemas de orden y dirección que le llevaron a sufrir frente a Virginia Tech y perder contra Florida State en el torneo de conferencia. Si falla Hansbrough, el agujero es tanto de juego como de carácter. Otro punto crítico para los Tar Heels puede ser la ansiedad. Ésta es la tercera temporada en la que UNC es la gran favorita (sobre todo las dos últimas) con este generación en la cancha, y primero Georgetown y después Kansas (en aquella infausta primera parte) le tumbaron dejándole sin campeonato. Hansbrough se gradúa, y es posible que Lawson y Ellington den en salto a profesionales. Ese ahora o nunca les puede hacer temblar el pulso o perder la calma en el momento decisivo del torneo.

De todas formas, apostar por otro campeón que no vista de celeste y blanco en este bracket es, a priori, una temeridad. North Carolina es una apuesta segura para la F4 de Detroit. Y este generación, además, se merece un título.



- Los otros candidatos:

Si North Carolina se la pega, Oklahoma es la gran candidata a hacer las maletas camino de Detroit. Tener a Blake Griffin de su lado es la mejor credencial de los Sooners. Probablemente se trate del jugador más dominador de la NCAA, y suena como número uno del próximo draft de la NBA. Sus ausencias por problemas físicos se han contado por derrotas en su equipo. Se adueñará de la pintura en cada partido, eso seguro. Será la actuación de sus compañeros la que coloque el listón de los Sooners. Parte del salto de calidad del equipo que dirige Jeff Capel, además de la madurez de Griffin, es la llegada del freshman Willie Warren, que ha aportado una importante referencia exterior, dando mayor variedad de opciones al ataque. Warren debe ser el que recoja el testigo que deje tras el Madness Griffin.

De Griffin seguimos hablando, pues la pareja interior de Blake es su hermano Taylor, un gran complemento que se encarga del trabajo sucio pero que suele aparecer en labores más brillantes con notable resultado.

El perímetro de Oklahoma lo completan Austin Johnson y Tony Crocker como titulares y Cade Davis desde el banco. Johnson es el base del equipo nada brillante pero solvente. Tanto él como sus compañeros de backcourt han estado bastante acertados en el tiro exterior, en parte por sus muñecas y en parte por los huecos que abre Blake Griffin. Ojo a Davis, que a pesar de sus números discretos es un tirador de rachas capaz de dinamitar un partido.

La falta de una rotación medianamente profunda es la gran rémora de los Sooners. Si Warren o Griffin se cargan de faltas tendrán problemas. Si el juego exterior no está acertado, la defensa se podrá cerrar en la pintura y llegarán los problemas para Oklahoma.



- Posibles sorpresas

Cuesta ver a algún otro equipo en la F4 que no sea UNC u Oklahoma, pero si tenemos que hablar de sorpresas, el primer nombre a comentar debe ser Syracuse. La triunfante protagonista de uno de los partidos más épicos jamás visto en una cancha de baloncesto (seis prórrogas en cuartos de final del torneo de conferencia para derrotar a UConn) son por estilo de juego y jugadores los grandes candidatos para dar la campanada. Ese juego rápido dirigido por Flynn, el tiroteo que a veces protagonizan Devendorf y Rautins y el músculo de Harris y Onuaku pueden atragantarse fácilmente. Y si se atraganta, los Orangemen pueden rematar a cualquiera. Ya dieron señas de su potencial al principio de temporada, llegando a ser top 10 incluso. Entraron en un bache mediada la temporada regular de la Big East, pero su rush final es espectacular y llegarán muy motivados a la gran cita de Marzo.

Pondremos a Gonzaga por su seed, y porque el título del apartado, posibles sorpresas, no indica sin se refiere a buenas o malas. Los Bulldogs son un compacto, bien trabajado, muy completo y versátil y con jugadores de gran calidad. Todos se adaptan a su rol y lo cumplen bien. Pero su irregularidad y, sobre todo, una frialdad y una falta de carácter competitivo digna alarmantes suelen tirar por el suelo el resto de valores del equipo. Si les sale el orgullo, son capaces de ganar a los mejores equipos, porque Pargo es muy rápido y un buen anotador, porque Bouldin es un todoterreno que dirige bien al equipo a pesar de ser escolta, porque Downs (a pesar de que le faltan un par de hervores para ser el crack que prometía) tiene mucha calidad, porque Daye es un cuatro muy versátil y de difícilmente defendible y porque Heytvelt es un interior puro anotador y de buena presencia física. Si sale la versión témpano pueden dejarse remontar (los aficionados de Spokane no olvidarán aquel partido ante UCLA) o marcharse a casa a las primera de cambio.

Como outsiders más inesperados podríamos colocar a ASU y Clemson. Arizona State por la excelente defensa (magnífica zona, sobre todo) que teje Herb Sendek, por lo bueno que es James Harden, por la labor de escudero de Pendergraph desde la pintura y por una batería de triplistas más que interesante liderada por el letón Kuksiks. En el caso de Clemson son la fe inquebrantable y la intensidad clásica del equipo de Oliver Purnell en los últimos años y las rachas anotadoras de Rivers u Oglesby las grandes bazas a la hora de saltarse el guión.

Pensando en posibles sorpresas negativas Illinois salta a la palestra, tanto por la baja de Chester Frazier como por la tremenda dificultad que están encontrando los Illini en las últimas semanas para ver el aro rival. Western Kentucky puede darles, al menos un buen susto, y basta con repasar las últimas ediciones del madness para ver que, curiosamente, el duelo entre los seeds 5 y 12 suelen deparar muchas sorpresas.



- Duelos imprescindibles

Lo lógico sería seguir el orden cronológico pero las ganas nos pueden y la imaginación se nos desborda. Sólo pensar en un duelo, en plena final regional, Tyler Hansbrough vs Blake Griffin…Se suele usar el término choque de trenes, pero para estos dos angelitos queda mejor el calificativo de tanques. Por contundencia, poderío, dominio demoledor y una concepción casi bélica de un partido de baloncestos. Los dos mejores interiores del país frente a frente, dejándose la vida en cada emparejamiento sea cual sea el lado de la cancha en el que estén. De producirse podría ser el gran momento de esta edición del gran baile.

Echando un vistazo a la primera ronda llaman la atención enseguida dos duelos. El LSU vs Butler puede ser el más cardiaco de la primera jornada, al ser dos equipos igualados que practican baloncestos muy diferentes. Veremos si los Bulldogs son capaces de parar a Marcus Thornton y Tasmin Mitchell y si Howard es capaz de sacar adelante su duelo contra Chris Johnson, uno de los grandes intimidadores del torneo. El Clemson vs Michigan es el otro emparejamiento destacado, aunque dependerá de si se verá a la Michigan de principios de temporada que batió a Duke y UCLA o los Wolverines que se han diluido a lo largo del año, de si saldrá la Clemson enrabietada que supera a sus rivales por intensidad o los Tigers que se vienen abajo ante la presión.

No habrá que perder ojo del Illinois vs Western Kentucky, donde se atisba el posible gran upset del bracket. Los Illini no llegan bien y WKY ya ha tumbado a algún grande antes. Si Dionte Christmas no tiene un horrible día (como el año pasado) ante la defensa de Arizona State, y los Devils son los de las noches malas, el Arizona State vs Temple podría depararnos otra sopresa.

Si los pronósticos se van cumpliendo, será imprescindible seguir de cerca el Syracuse vs. Arizona Statede segunda ronda y ver si los Orangemen cosen a triples a los Devils o bien la defensa de Sendek se les atraganta a Flynn y compañía.



- Jugadores a seguir

-- Tyler Hansbrough (North Carolina) 21´4 puntos y 8´2 rebotes

Su entrenador Roy Williams dijo de él que era el jugador más intenso que había visto sobre una cancha de baloncesto. Psycho-T, con la camiseta ya retirada en Chappel Hill y un hueco asegurado entre las leyendas de la NCAA, tiene la última oportunidad para poner un broche de oro perfecto a su brillante carrera universitaria. El destino le debe un título a este gladiador de la pintura.


-- Blake Griffin (Oklahoma) 21´9 puntos y 14´3 rebotes

Candidato número uno a jugador del año. Un portento de la naturaleza que avanza en aspectos técnicos y tácticos a buen ritmo. Domina la zona como le viene en gana en ambos lados de la cancha, con un repertorio de movimientos cada vez mejor y una superioridad insultante en el rebote tanto por colocación como por intensidad. Estadísticas de escándalo. Está ante su oportunidad de hacer algo grande en el torneo antes de dar el salto a la NBA.


-- James Harden (Arizona State) 20´8 puntos, 5´5 rebotes y 4´2 asistencias

Uno de los mejores jugadores del país por calidad, clase, elegancia, versatilidad y físico. Anotador multidimensional con una facilidad innata para ver el baloncesto y dominar la situación. Penetración a canasta, tiros de tres, movimientos en el poste…maneja todas las suertes con soltura. Llegará con ganas después de su mala actuación en la fase decisiva de la final de conferencia ante USC.

-- Jonny Flynn (Syracuse) 17´5 puntos y 6´7 asistencias

En su segunda temporada ya está entre los mejores bases del país, si es que no es ya el mejor. Rapidísimo, con gran manejo de balón y una facilidad para anotar pasmosa. Pero lo más interesante es la capacidad de mejora y aprendizaje que está mostrando. Cada vez es mejor director de juego y toma mejores decisiones, convirtiéndole en un base casi perfecto.

-- Marcus Thornton (LSU) 20´7 puntos y 5´5 rebotes

Una buena parte de la responsabilidad de la excelente temporada de los Tigers recae sobre él. Combo-guard de gran capacidad ofensiva, con buen tiro exterior y una facilidad tremenda para crearse sus opciones de tiro. Buen físico y muy rápido. Juega de base por su tamaño, pero en su dirección de juego no existe. Thornton está hecho para buscar el aro y sumar puntos sin descanso.


Y además, no hay que perder de vista a: Ty Lawson y Wayne Ellington (North Carolina), Willie Warren (Oklahoma), Eric Devendorf (Syracuse), Manny Harris y Lewis Sims (Michigan), Matt Bouldin y Josh Heytvelt (Gonzaga), Mike Davis (Illinois), Matt Howard (Butler), Tasmin Mitchell (LSU) y Dionte Christmas (Temple).



- Nuestra predicción

No esperamos grandes sorpresas en este bracket, aunque el Illinois-Western Kentucky huele a upset. El resto del cuadro debería seguir el orden marcado por los seeds (aunque ese Syracuse-Arizona State de segunda ronda se prevé igualado). North Carolina es superior a sus rivales, y debería alcanzar la final four venciendo a Oklahoma en la final. En Detroit le esperarían Duke, UConn y Louisville.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Alejandro González

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2210

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos