Viernes, 22 de octubre de 2021
31.03.2009 - 15:54h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Crónica TOP 8 Partidos 1&2



Panathinaikos 1-1 Montepaschi Siena. Los sueños rara vez terminan por hacerse realidad de forma completa. Quizás ahí resida su encanto, quizás esa búsqueda por finalizarlos sea el motor necesario para seguir disfrutando del producto de alguna atrevida ilusión. La euroliga lleva 2 temporadas alimentándose del sueño de Ferdinando Minucci. La ciudad de Atenas, el parquet del OAKA, fue el escenario de los dos últimos episodios, en una magnífica eliminatoria. El jerifalte sienés persigue el trofeo que finalice un lienzo que pinta con mimo desde hace unas cuantas temporadas. Minucci soñaba, ansiaba perseguir las huellas de la gran Olimpia Milano que creó a imagen y semejanza Adolfo Bogoncelli, el primer gran hombre. Paso a paso. De mano de su Rubini particular, el joven técnico Simone Pianigiani formado en la sociedad sienesa, surgido de las entrañas de la ciudad, dominan la escena italiana con mano de hierro y un sello propio. De ahí el asalto a Europa. Con cabeza fría para perder piezas importantes en el mercado estival y buscar recambios que mantengan el nivel, a pesar de la feroz crítica, como hacía Adolfo. Cuidando las categorías inferiores. Olimpia Milano dispuso del primer centro de formación creado en Italia. En el próximo torneo júnior paralelo a la Final Four, los chicos de Montepaschi Siena tras un gran torneo previo disputado en Roma intentarán hacerse con el trono europeo. Los mayores deberán hacer valer el factor cancha obtenido tras la victoria en el 2º partido disputado en Atenas para repartir presencia entre los 4 mejores equipos de Europa. Una victoria que fue lograda bajo cierta mística de esfuerzo colectivo y sacrificio de la individualidad al servicio de un sello, por un sueño. Cesare Rubini recordaba que en su etapa como entrenador de la Olimpia de Bogoncelli los jugadores se inmolaban por aquella camiseta, por aquel mito, sin menor reparo. Sandro Riminucci jugando con un dedo roto, Sardagna con la clavícula maltrecha, Sandro Gamba que se dejó las 2 rodillas sobre el parquet o Art Kenney, quien a causa del dolor antes de un partido decisivo engulle un frasco de analgésicos, por encima de la decena de pastillas recetada por el cuadro médico para cubrir la totalidad de su recuperación durante varios días. Simone Pianigiani pudo contar con la participación del pívot Ksystof Lavrinovic en este 2º partido, acortando cualquier plazo razonable que indicaba la ausencia del lituano en la totalidad de la serie. Todo sacrificio por el triunfo europeo que complete el lienzo de Minucci, a imagen y semejanza de Bogoncelli, tras los pasos del mito de la Olimpia.

La eliminatoria parte de Atenas empatada a uno. Montepaschi ha sido capaz de lograr una necesaria victoria en la capital helena y Panathinaikos vuelve a estar contra las cuerdas en la competición. Sin haber olvidado el desastre de la anterior campaña, los hombres de Obradovic se ven obligados a sacar una victoria del único feudo que permanece imbatido en la presente edición de la máxima competición. Siena no es la ciudad mas apropiada como para verse obligado a tales menesteres. Los hombres de Pianigiani vuelven a tener la Final Four en su mano. Labor cumplida y con Lavrinovic de vuelta a la rotación. Zeljko deberá maximizar el rendimiento de sus recursos y preparar alguna argucia táctica para mantener intactas las opciones de Final Four. Una eliminatoria donde tras un gran TOP 16 y la lesión de Lavrinovic en las filas italianas, los griegos partían como favoritos. Pero esa sensación quedó difuminada tras el primer partido de la serie. Panathinaikos contó con todas sus constantes vitales rindiendo según lo esperado. Pekovic realizó un sensacional encuentro donde firmó 21 puntos, 8/10 en tiros, 4 rebotes, y el porcentaje de triples cercano al 45%. Pero Siena a pesar de su desastroso porcentaje en triples (27%) y la ausencia de Lavrinovic, lo que obligó a poner en pista al joven Lechtaler para enfrentarle a Pekovic, nunca perdió la cara al encuentro y terminó cediendo por un ajustado 90-85 tras no culminar la remontada iniciada en el último cuarto. Un extraordinario Sato, 29 puntos y 9 rebotes, y la aparición final de McIntyre, 27 puntos 6 rebotes 6 asistencias, pusieron contra las cuerdas al conjunto verde y las 18 mil almas que llenaban el OAKA. El segundo partido confirmó las posibilidades de Siena en la eliminatoria y asestó un golpe lo suficientemente contundente como para hacer cambiar el rumbo de la eliminatoria. El equipo que entrena Pianigiani logró un triunfo muy valioso en pista contraria. Panathinaikos dominaba el partido mediado el tercer cuarto de forma clara. Batiste sustituyendo en importancia a Pekovic había cargado de faltas al juego interior italiano y esta produciendo un enorme daño en la pintura. Eze terminó el partido con 5 faltas en 10 minutos, Lechtaler sumó 2 en 3 minutos y Stonerook también se encontraba en problemas de personales. Pianigiani decidió promover al recuperado Lavrinovic al lugar que ocupa en la rotación, como eje principal junto a Stonerook en posiciones interiores. Siena seguía tirando muy mal, 23% de acierto desde el triple, y jugadores como Domercant, 2 de 15 en tiros en los 2 partidos de Atenas, se encontraban desaparecidos. La solución y la iluminación en el camino de la necesaria victoria la aportó el de siempre. McIntyre, completando una euroliga espectacular, dispuso de 35 minutos en los que aportó 24 puntos y 4 asistencias. Bien apoyado por Kaukenas, autor de 22 puntos. El juego exterior junto a los minutos de calidad que aportó Lavrinovic, 9 puntos 4 rebotes en 16 minutos, realizaron un último periodo magistral y con un parcial de 18-29 encarriló la victoria silenciando las 18.000 voces griegas que allí se congregaron. Victoria final por 79-84 y la eliminatoria viaja a Siena con pronóstico cambiado.

Terrell McIntyre con 25,5 puntos, 92% en t2 y 30% en t3, 4 rebotes y 5 asistencias esta siendo el soporte vital de Montepaschi Siena. En Panathinaikos la pareja interior Batiste-Pekovic esta dominando la zona y siendo el principal peligro para Siena. Batiste promedia 15 puntos y 3 rebotes mientras que Pekovic aporta 17 puntos y 3,5 capturas.


CSKA 2-0 Partizan. Ettore Messina busca agrandar su leyenda sumando un nuevo hito a su ya camino plagado de triunfos. Inscribir su nombre con letras doradas como aquel que cambió el rumbo histórico de un club gigantesco como CSKA Moscú en la máxima competición continental. Las primeras 4 copas de Europa de la armada roja llegaron en 2 bloques idénticos. Dos trofeos a inicios de los años 60 en un ciclo de 3 temporadas otras dos a finales de la década de los 60-inicios de los 70 de nuevo con una temporada de separación. Las dos copas de Europa logradas por Messina al frente del equipo ruso, que completan las seis coronas de campeón que alumbran las vitrinas moscovitas, llegaron del mismo modo, ya en el nuevo siglo, consiguiendo 2 títulos en un ciclo de 3 años. Messina busca por vez primera repetir triunfo de forma consecutiva y participar en 4 finales seguidas, entrar de lleno en definitiva en el cuadro de honor de la amplia historia de CSKA. Club al que devolvió a una final europea tras 33 años de ausencia. De 1973 a 2006. Además a título personal Ettore busca su 5º título como campeón de Europa y poner cerco a la figura de Zeljko Obradovic en el Olimpo de la pizarra.

Y el equipo ruso vuelve a estar a punto, preparado para la gran cita. En una temporada mas irregular que de costumbre, con varios problemas disciplinarios y un equipo que parecía ya agotarse, los chicos de Messina huelen la sangre y en la competitividad encuentran su paraíso, la energía suficiente para mostrarse poderosos, casi inalcanzables. La eliminatoria les emparejó ante el joven equipo de Partizan, que había vuelto a colarse entre los 8 mejores del continente. Presa en apariencia no muy complicada pero que había jugado un baloncesto rico en variantes y talento, llegando a su mayor grado de compenetración en el TOP 16. Su infierno a orillas del Danubio es otro de los argumentos del club serbio para plantar cara al todopoderoso equipo ruso. La victoria cosechada en Moscú al término de la primera fase, un aviso. Pero la figura de este CSKA se agranda hasta apariencias gigantescas a cada paso que da la competición hacía su cita final, a cada fase de mayor exigencia. Siguiendo al milímetro el plan trazado por el sabio Ettore. Ajustada su rotación y estado de ambición como el mecanismo de un reloj. Tic-Tac. Cita con la historia. Y es una maquinaria temible cuando funciona al máximo de sus recursos, cuando se alimenta de la ambición de sus jugadores. Te ahoga en defensa, cualquier línea de pase, cualquier atisbo de inteligencia en el contrario, cualquier vestigio de talento. Te deja sin aire para luego jugar a merced su ataque, disminuyendo la importancia de su puntual desacierto, minimizando sus errores a causa de la inoperancia rival. Para terminar por lograr una cómoda victoria que signifique un paso más hacía su objetivo. Despertaron dudas pero su pasado reciente es glorioso y el respeto del continente ante la armada roja temeroso al comprobar que la faz más competitivamente cruel sigue vigente. Parten como los número uno. De nuevo.

Los dos partidos iniciales de la serie han bastado para escenificar el dominio de una plantilla expuesta a bajas notables pero con el mismo espíritu y veteranía para manejarse en estas situaciones. 34-9 es el contundente parcial que resulta de sumar los marcadores de ambos partidos al término del primer cuarto. Sensacional puesta en acción de la defensa rusa y a partir de ahí eliminatoria cuesta arriba para Partizan. El desarrollo posterior de los partidos fue distinto. En el partido que inauguraba el enfrentamiento, Partizan supo rehacerse y aprovechar el desacierto de CSKA, 2 de 22 en triples, para intentar acercarse en el marcador y disputar el partido. Vujosevic tiro de todo su arsenal táctico. Inició el partido con Vesely de alero junto a Velickovic y el gigante Vranes. No funcionó ya que Lorbek encontró un oasis para su tiro exterior en el espacio que dejaba libre la falta de movilidad del gigante serbio, y Khryapa realizó un sensacional partido y contrarrestó la altura y movilidad de Vesely. Viktor finalizó con 8 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias. La entrada de Lasme supuso energía nueva y Partizan pudo situarse por debajo de la barrera de los 10 puntos entado el último cuarto. La aportación final de Smodis y Siskauskas enderezó la situación y la victoria moscovita no corrió peligro. 56-47 exiguo. El segundo partido no tuvo historia. 21-6 al finalizar el primer cuarto y 43-22 al descanso favorable a CSKA, la misma historia que en el primer partido sin remontada partisana por medio. El conjunto serbio intentó una zona 2-3 con unos activos Lasme-Velickovic-Vesely, intentó aferrarse al talento de Tripkovic y Tepic, pero no había respuesta. Solo de nuevo Lasme, autor de 15 puntos y 5 rebotes, se mostró acertado, escaso bagaje para intentar ganar en Moscú. El equipo ruso estuvo un poco mas acertado desde el triple, Lorbek estuvo extraordinario en la anotación, 21 puntos con 6/9 en tiros, y CSKA doblegó a Partizan con un contundente 77-50. Eliminatoria de claro color ruso a la espera de visitar el infierno serbio, pero se antoja misión imposible que el equipo de Messina pueda perder 3 partidos consecutivos, máxime ante el mismo rival.

Erazem Lorbek esta promediando 18,5 puntos con un fantástico 60% en t2 y 5,5 rebotes para 22,5 de valoración media. El pívot esloveno se ha convertido en el elemento principal de CSKA en esta eliminatoria, aprovechando los huecos que concede la defensa serbia. En Partizan es Stephane Lasme la noticia mas positiva dentro de la inoperancia colectiva. El pívot de Gabón sigue cuajando una buena euroliga y ha promediado 10 puntos 5 rebotes pero con un paupérrimo 25% en t2.


Olympiacos 2-0 Real Madrid. El conjunto de El Pireo esta dispuesto a no desaprovechar su gran oportunidad. Las dos victorias frente al TAU en el TOP16 le han concedido el factor cancha en la eliminatoria previa a la Final Four y una década después la gran cita del baloncesto continental esta al alcance del equipo rojo. Una eliminatoria entre dos equipos que comparten la ausencia de un ritmo de juego regular, con múltiples variaciones durante los 40 minutos. Parciales que se intercambian, alternancia entre una cara voraz y competitiva con otra desastrosa y que plantea serias cuestiones. Ritmo que funciona a impulsos individuales, golpes que se intercambian las principales estrellas de ambos conjuntos. Una eliminatoria marcada por Papaloukas, Greer, Vujcic, Bullock o Reyes. El apoyo de la grada y un mayor grado de determinación en la plantilla griega han puesto un contundente en exceso 2-0 viendo los méritos contraídos por unos y otros sobre el parquet. Un 2-0, no se malinterprete, justo, igual que el pase de uno de los dos equipos a la cita de Berlín, pero que ofrece una sensación demasiado generosa para con un conjunto como Olympiacos, que muestra serios problemas en su circulación de balón y que difumina en su resultado global la igualdad, en virtudes y, sobre todo, defectos, de ambos equipos. Ahora la eliminatoria viaja a Madrid donde el Real intentará decantar la igualdad a su favor y acertar en los minutos finales donde se decidan los partidos. Un regreso a Atenas no sería extraño, a pesar de la calidad individual de la plantilla que entrena Yannakis y su poderoso físico.

Dos partidos que vieron su desenlace en el último cuarto, donde Theo Papaloukas convirtió el parquet de La Paz y La Amistad y una eliminatoria del TOP 8 en su playground personal. El primer partido contempló las dos caras de Olympiacos bien diferenciadas, cual doctor Jekyll y Mr Hyde. Un primer y último cuarto sensacionales mientras que los periodos intermedios fueron una tortura baloncestística. La eliminatoria se inició con un equipo heleno muy entonado. Nikola Vujcic hacía estragos en la defensa blanca y la diferencia ascendía a los 10 puntos finalizados el primer cuarto, con una pobre defensa blanca que permitió 28 puntos. El conjunto blanco llegó al partido en el segundo cuarto. Poderoso Reyes bajo tableros, ganando su duelo con Bouroussis y Bullock junto a Raúl López empezaban a mostrarse demoledores desde el exterior. Al final del tercer cuarto el Real tras un escandaloso parcial a su favor dominaba el marcador por 63-64 ante la atónita mirada de los 12.000 mil griegos allí congregados. Los hombres de Plaza tenían opciones para encarrilar la eliminatoria. Pero apareció Papaloukas y el partido tomó el rumbo que el genial griego quiso. Excelso en la dirección y muestra de dominio absoluto. Apoyado en un extraordinario Lynn Greer que mostraba todo su talento ofensivo liberado en el puesto de escolta, junto al gran Theo. Contundente parcial de 25-15 para cerrar el partido y la primera victoria de Olympiacos por 88-79. Papaloukas finalizó con 13 puntos y 13 asistencias, muchas de ellas con Greer como destinatario, autor de 19 puntos. Bullock con 15 puntos y Reyes con 14 fueron la escasa resistencia blanca, necesitada de sumar más efectivos a la causa. Pero el segundo partido tuvo el mismo guión para la nave blanca aun si cabe mas acentuado. El Real Madrid entró con mayor actividad en el partido y no permitió una temprana escapada de Olympiacos. Solo Printezis ante la nula capacidad defensiva de Massey ponía en apuros a los blancos y se mostraba imparable. Felipe Reyes daba réplica por parte madridista y el partido se encontraba prácticamente igualado al descanso. Tras la reanudación Olympiacos asestó un golpe que a la postre le permitiría afrontar los minutos decisivos con cierta ventaja. Un tercer periodo dominado por Greer y un Printezis que seguía muy acertado, finalizó el partido con 18 puntos. 21-13 como marcador parcial. Pero el Real Madrid aun no había dicho su última palabra. Cambios defensivos y la aparición de Bullock, que no parecía notar su merma física, pusieron al equipo blanco de nuevo en el partido. Con vida. Intentando lograr una importantísima victoria. El equipo de Plaza dominó el último cuarto pero fue insuficiente. La veteranía de Papaloukas y Vujcic mantuvieron la ventaja griega, rubricada por las pinceladas de genialidad de un Greer de nuevo excepcional. 79-73 como marcador final.

En las filas de Olympiacos la eliminatoria responde a los nombres de Papaloukas, 12,5 puntos 8,5 rebotes, Lynn Greer, 20 puntos de media, y al de Nikola Vujcic, autor de 16,5 puntos 4 rebotes y 3,5 asistencias, doblando esfuerzos ante la eliminatoria gris de Bouroussis. El joven Printezis esta teniendo un destacado papel también con 12,5 puntos y 5 rebotes de media con un fantástico 68,7% en tiro de 2.


FC Barcelona 1-1 TAU. Eliminatoria de leyendas negras, marcas recientes y dos equipos hartos de verse las caras, ahora desplazando su duelo a la competición continental. El Barcelona se enfrentaba a un balance reciente de 6-0 en contra en sus enfrentamientos ante el conjunto baskonista. Esta misma temporada ya había perdido los dos partidos que les habían enfrentado en liga y copa, tres si sumamos la supercopa. La moral partía del bando vasco. Otra marca era la imbatibilidad del Palau en competición europea que databa del 23 de Enero de 2008, en el último partido dirigido por Dusko Ivanovic en el Palau con la euroliga como marco. Xavi Pascual no conocía la derrota como local y el balance ascendía a 12 victorias consecutivas. Mirando al futuro desplazamiento de la serie a Vitoria, el FC Barcelona tiene un balance favorable de 4 victorias por 2 derrotas en las dos últimas temporadas en el Buesa Arena. Una eliminatoria marcada por la igualdad, la solidez de ambos conjuntos, el enfrentamiento entre maestro y discípulo en los banquillos, unido a una serie de cifras que aumentaban el interés sobre la eliminatoria, con la Final Four en juego.

El primer partido fue otro varapalo para los blaugranas. Un TAU imperial se paseaba por el Palau con absoluta suficiencia e imponía su calidad ofensiva y, sobre todo, su ritmo, elevado, de juego. Los jugadores locales se vieron sobrepasados de inicio por un ciclón que castigó el quinteto inicial que dispuso Pascual, con Barton-Sada-Andersen muy sobrepasados por la situación. Al acierto exterior de los tiradores baskonistas se unía la facilidad con la que McDonald castigaba la defensa de Andersen bajo tableros. Un equilibrio necesario que Splitter, iniciando su lucha personal con Santiago y castigado por las personales, no iba a poder ofrecer. Al finalizar los primeros 20 minutos, TAU dominaba por 11 puntos en el marcador y aumentaban esa sensación de invencibles instalada en el seno de la consciencia granate y azul, hasta se notó en el ánimo de la grada. Los hombres entrenados por Ivanovic mantuvieron la serenidad, las constantes vitales y un elevado porcentaje de tiro, superior al 45% tanto en t2 como en t3, para abortar cualquier atisbo de reacción blaugrana. Un equipo catalán que con el funcionamiento de la pareja Ersan-Fran y el acierto de Grimau lograron rebajar la diferencia a 7 puntos, tras triple del ala pívot turco. Tiempo muerto de Dusko Ivanovic, triple estratosférico de Prigioni y el partido de vuelta a la normalidad. A la senda baskonista. Victoria final por 75-84 con Rakocevic, 18 puntos, y Prigioni, 14 puntos y 8 asistencias, como principales artífices. Séptima victoria consecutiva del TAU sobre el maltrecho FC Barcelona y perdida de la imbatibilidad como local. Duro golpe en un partido donde por el bando local destacó Ersan Ilyasova, autor de 14 puntos y 13 rebotes.

En el segundo encuentro la puesta en acción fue diametralmente opuesta. Barcelona salió con una mayor intensidad y su quinteto fue bastante distinto al del primer partido, con la entrada en el mismo de Lakovic, Basile e Ilyasova, jugadores claves para que el equipo blaugrana rompiese la racha de siete derrotas consecutivas. TAU mantenía un sensacional acierto desde el triple que le permitía mandar en el partido mientras que Santiago seguía trabajando sobre Splitter, que ante las argucias del portorriqueño quedaba de nuevo desconectado del partido, castigado en exceso por el arbitraje. A medida que el acierto exterior baskonista fue disminuyendo el equipo local se hacía con el mando del partido. Al descanso se llegaba con una ventaja local de seis puntos. Tras la reanudación Pascual puso en escena un quinteto que funcionó a la perfección y encarriló la victoria catalana. Lakovic desquiciaba a Prigioni mientras que Grimau-Basile apretaban las tuercas a la línea exterior del TAU. Por dentro Fran e Ilyasova dominaban con comodidad. El pívot gallego realizó una gran actuación ofensiva sumando 14 puntos sin fallo en el tiro a los que añadió 10 rebotes. Su compañero Ilyasova aportó 16 puntos y 10 rebotes en este segundo partido. El FC Barcelona dejó en 47 puntos al equipo de Ivanovic tras 30 minutos disputados, y la ventaja no cesó de aumentar en el último cuarto, hasta el contundente 85-62 final. En otros partidos ante grandes equipos europeos el equipo azulgrana había repetido un guión idéntico, promediando 85 puntos por 60 recibidos en dichas exhibiciones. Copiaron el modelo y esta vez funcionó sacando de la pista al TAU, funcionando con intensidad desde el inicio. La serie viaja con un empate que hace recuperar el factor cancha al equipo alavés, una cancha donde el FC Barcelona domina sus enfrentamientos ante el TAU en estas últimas dos temporadas. Más marcas a romper en la serie.

Por parte de Barcelona destaca la eliminatoria que esta realizando Ersan Ilyasova. El ala pívot turco promedia 15 puntos con un extraordinario 73% de acierto en t2 a los que añade 11,5 capturas de media. Bien acompañado en la pintura por Fran Vázquez quien aporta 13 puntos con una serie de 11/12 en tiros y 8,5 rebotes, haciendo trizas el juego interior baskonista. Juan Carlos Navarro con 15,5 puntos y 4 asistencias es la guía exterior del equipo. Por parte de TAU Rakocevic es la referencia anotadora con 18 puntos de media, con bajos porcentajes de tiro, y un problema constante para la defensa blaugrana con casi 7 faltas recibidas por partido. El escolta serbio esta siendo secundado en el interior por McDonald, 13 puntos y 4 rebotes de media, ante la desconexión permanente padecida por Splitter en la serie. El pívot brasileño junto a Mickeal están siendo las ausencias mas notables por parte de la plantilla baskonista en el análisis estadístico. A buen seguro velan armas de cara a los duelos de Vitoria.








Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Kantauri

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6542

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos