Miércoles, 20 de octubre de 2021
01.05.2009 - 20:58h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Final Four 09: CSKA, primer finalista tras una gran semifinal


El CSKA de Moscú disputará el domingo su cuarta final de la Euroliga de manera consecutiva tras derrotar al Barcelona en una de las mejores semifinales de los últimos años. Pese a un mal inicio donde llegaron a estar once puntos abajo, los moscovitas nunca perdieron su estilo y de la mano de un enorme Siskauskas y un omnipresente Khryapa acabaron por imponer el estilo que les ha llevado a formar parte de uno de, ya se puede decir, los mejores equipos de la historia europea.

El partido arrancaba con ligeras sorpresas en los quintetos iniciales, ya que los técnicos reservaban a Siskauskas e Ilyasova buscando un perfil más físico de lo esperado. De inicio el Barcelona buscaba a un Santiago que generaba juego y forzaba una primera falta a un incómodo Lorbek que provocaba que la defensa moscovita se cerrara. Leyendo perfectamente la situación, los de Pascual movían el balón y encadenaban cuatro triples consecutivos, obligando a Messina a pedir el primer tiempo muerto con 14-4. Un 2+1 de Santiago llevaba a la máxima culé, mientras Langdon se erigía en el sostén del CSKA a la par que forzaba la segunda falta de Juan Carlos Navarro.

Descontento con la intensidad, Messina se jugaba la baza de un sorprendente Kaun (que ya había rendido a gran nivel las últimas jornadas de la liga rusa) y era precisamente el ex-Kansas quien con un poderoso mate encendía la llama rusa al comienzo del segundo cuarto, lo que unido a un par de pérdidas de Grimau permitía el primer acercamiento serio del CSKA (21-18). Con las diferencias estabilizadas en torno a los siete puntos, Langdon castigaba de nuevo a Navarro y buscándole al poste provocaba la tercera falta del barcelonista, que apenas llevaba unos segundos en pista. Smodis tomaba el mando y distribuyendo desde la pintura permitía que Holden con un triple igualara el partido (30-30), aunque un pequeño dominio del Barcelona en el rebote ofensivo daba de nuevo a los culés la ventaja al descanso (36-32) tras un palmeo de David Andersen.

El propio Andersen abría el segundo tiempo con un triple en un tercer cuarto marcado por la intensidad y la igualdad. Langdon y Siskauskas castigaban la defensa blaugrana de fuera adentro y sus espacios eran aprovechados por un “indultado” Lorbek, al que las dosis de banquillo le sentaban especialmente bien. Por cada embestida roja, el Barcelona oponía la clase de un Andersen excelso que llevaba el partido a un último cuarto con todo por decidir.

El último acto se abría con una canasta de Smodis rápidamente replicada con cinco puntos de Andersen que llevaban a Messina a pedir un tiempo muerto con poco más de dos minutos disputados, sin que las consecuencias tardaran en manifestarse ya que Siskauskas con dos triples daba la primera ventaja al CSKA de todo el encuentro (61-62). No contento con ello, el alero lituano encadenaba otros cinco puntos obligando a Pascual a parar el partido, intentando insuflar aire a un Barcelona muy cansado. El CSKA parecía encarrilar el encuentro, pero un par de genialidades de Navarro (asistencia a Vázquez y triple tras salida de bloqueo) dejaban las espadas en el aire. Los dos últimos minutos fueron un quiero y no puedo de un Barcelona demasiado apoyado en las soluciones individuales, frente a un CSKA que de la mano de un exuberante Khryapa terminaba cerrando el pase a su cuarta final consecutiva.


- MVP: Compartido, Siskauskas una vez más en el papel de jugador más decisivo de Europa, y Khryapa absolutamente fundamental en los dos lados de la pista.

- CANSANCIO: El Barcelona dio la sensación de llegar más justo a los momentos finales. Condicionado por las faltas y cierta timidez de Pascual, la rotación culé fue menor de lo habitual… todo lo contrario de la de un CSKA donde hasta Kaun tuvo protagonismo (castigado Lorbek).

- Deja vu praguense: Escapada inicial, idéntico resultado al descanso, desenlace similar… cuanto menos curioso

- Los tiros libres: Lo resaltábamos en la previa, el Barcelona tenía problemas para acudir a los tiros libres, hoy solo 13 por los 26 moscovitas.

- Dinastía: Cuarta final four consecutiva para un CSKA que le incluye en uno de los grupos más selectos de la historia y que permite a Messina y Smodis mantener su excelente racha semifinalista.

Superioridad interior: Pese a las faltas de Fran y el gris partido de Ilyasova, tocado físicamente, Santiago y un espectacular Andersen dominaron la pintura ante un CSKA que termino apostando por el “small ball”

Langdon: Su castigo sobre Navarro en los dos lados de la pista mantuvo el tipo del CSKA en los peores momentos.

Martillo pilón: Pese al desacierto inicial, el CSKA mantuvo sus constantes vitales para apuntalarlas en el ultimo minuto.

Barton: Pese a sus últimos partidos el checo volvió al ostracismo ¿Hubiera parado a Don Ramunas?

Gran semifinal: Mil conclusiones, mil detalles…pero en definitiva una semifinal preciosa



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9117

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos