Lunes, 25 de octubre de 2021
01.05.2009 - 23:09h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Final Four 09: Panathinaikos a la final tras una bella epopeya


Si la primera semifinal berlinesa había sido de gran calidad, la segunda no le iba a la zaga y dibujaba un partido con todos los ingredientes para ser recordado durante muchos años: ambiente, emoción, calidad y grandes actuaciones individuales de nuevas estrellas y viejos rockeros.

En medio de un excepcional ambiente, la semifinal helena comenzaba con el Panathinaikos corriendo y endosando un 7-0 de inicio a un Olympiacos que buscaba reaccionar dando entrada a Papaloukas apenas transcurridos un par de minutos. Pese al acercamiento rojo, el Panathinaikos, bien con la superioridad en el poste bajo de Pekovic bien con las penetraciones de un acertado Spanoulis (11 puntos en el primer cuarto) mantenía las ventajas en un partido de cariz ofensivo y ritmo vivaz. La entrada de Greer y la mejora defensiva, gracias sobre todo al papel de Bourousis, igualaba la contienda aunque un triple en el ultimo segundo de Spanoulis situaba la ventaja de nuevo en los seis puntos (21-27).

El segundo cuarto arrancaba con un triple de Zoran Erceg que resultaba un espejismo ya que la superioridad de Pekovic en la pintura rayaba lo insultante. Con los exteriores generando espacios, el montenegrino resultaba imparable y, por si fuera poco, sus descansos eran bien aprovechados por un Batiste que mantenía el dominio de la pintura. Con todo, el dominio de los de Obradovic se reflejaba más en el juego que en el partido y Greer (15 puntos en el descanso) letal en el tiro y en las penetraciones mantenía al Olympiacos en la estela de su odiado vecino, pese a su inferioridad en el rebote.

La segunda parte trajo a un Vujcic que recuperaba sensaciones, lo que llevaba a los del Pireo a obtener sus primeras ventajas del encuentro. Tras unos instantes de desconcierto el partido entraba en una fase de intercambio de golpes con los dos equipos rayando a un nivel extraordinario. Mates de Childress y Batiste, triples de Teodosic y Jasikevicius…el partido se tornaba vibrante y en esa tesitura aparecía la mejor versión del lituano, que cuando esta cómodo sigue siendo uno de los mejores bases de Europa, repartiendo varias asistencias de ensueño. Pero de nuevo Olympiacos se resistía y con un triple de Borousis (muy desaparecido en la parcela ofensiva) cerraba el cuarto solo tres puntos por debajo (66-63).

Childress comenzaba estrechando las diferencias aunque sin completar la remontada, lo que aprovechaba el Panathinaikos para irse a los siete puntos de ventaja tras un afortunado triple de Jasikevicius en una carambola tras desperdiciar un claro cuatro contra uno…pero como el O 2 esta enclavado en el este de Berlín la máxima marxista de que la historia se repite no podía quedar olvidada y de nuevo los del Pireo se agarraban al partido. Tras un cambio a zona (durante varias fases Giannakis había amagado con defensas similares) Jasikevicius anotaba su cuarto triple situando un 74-81, que una vez más era remontado… Papaloukas rompía a Saras paras asistir a Childress, a continuación le robaba el balón al lituano y anotaba un triple que abocaba el partido a un cara o cruz.

Bourousis igualaba a 82 con dos tiros libres ya en el ultimo minuto, pero en el ataque siguiente Jasikevicius encontraba a Pekovic y el montenegrino no perdonaba…a diferencia de lo que sucedería dos jugadas después, tras marrar Vujcic un triple, el aro despedía el balón dejando el triunfo de manos de un Olympiacos. Un Greer menos acertado en la segunda parte no sabía que hacer con la bola y le entregaba la bola decisiva a un Bourousis bien defendido que fallaba un semigancho sin que el rebote ofensivo de Childress pudiera enderezar el definitivo 84-82.


Ambiente excepcional Convenientemente separados, las dos aficiones protagonizaron un espectacular duelo de cánticos, animación y ruido tan espectacular como lo acontecido en la pista.

MVP Cuatro triples, cinco asistencias pero más alla de los números, Sarunas Jasikevicius mando durante la segunda parte y fue el foco principal de un gran Panathinaikos.

Pintura sobre todo en la primera parte, el Panathinaikos sustento su dominio en el absoluto control del juego interior. Pekovic, en una muestra de su consolidación como estrella europea, y Batiste masacraron a un Olympiacos muy obsesionado con saturar el perímetro. Los discretos porcentajes de Vujcic y Bourousis la otra cara de la moneda

Supervivientes Analizado el juego de ambos equipos el Panathinaikos sale mucho mejor parado, pero cada arreón verde era contestado por un Olympiacos que, sin brillar, tuvo la bola del partido



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 7215

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos