Domingo, 5 de diciembre de 2021
04.11.2009 - 03:37h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Agónica clasificación del Bilbao Basket (90-79)



Bilbao Basket logró un disputado acceso a la Eurocup tras eliminar en un tenso último cuarto a un rival ucraniano que dejó buenas sensaciones. El Donetsk supo rehacerse del varapalo sufrido durante la primera mitad y mostró carácter, capacidad de sacrificio y el talento de alguno de los integrantes de su plantilla. Se mantuvieron con opciones hasta el último suspiro a base de acierto y trabajo, perdiendo el billete para la segunda competición continental al aparecer varios de los hombres importantes del Bilbao Basket en el tramo final. La Eurochallenge suena a castigo para el talento que atesoran ambos equipos. Serán los ucranianos quienes repitan presencia. En Bilbao un profundo suspiro tras concluir una dura eliminatoria se apoderó de la ciudad. Nadie oculta que después de la buena imagen mostrada la temporada anterior alcanzando las semifinales de la competición, la Eurocup era objetivo prioritario para el club vasco. Un objetivo que ha requerido de una alta dosis de sufrimiento ya en Noviembre, en la eliminatoria previa, dado el buen nivel que ofrecen varios de los equipos sin billete asegurado para el torneo.

Bellos recuerdos. El inicio del partido correspondió a Marko Banic. El croata recordó al aficionado su repertorio ofensivo pleno de inteligencia en la colocación y recepción cerca del aro para anotar de modo tan fluido como sencillo. Su actuación marcó el devenir del encuentro no solo por la cantidad de puntos sumados sino también por las faltas recibidas y el modo en que el maltrecho juego interior ucraniano fue arrastrando ese problema durante el resto de periodos. Tras un comienzo irregular de temporada los bilbaínos gozaron de la mejor versión del pívot croata el día clave, la primera final del año. El primer período discurrió en clave de Banic. Txus Vidorreta acompañó al dálmata de Javi Rodríguez, Seibutis, Mumbru y Salva Guardia, completando el quinteto titular. Butautas por su parte formó de inicio con Perry-Tucker-Drozdov-Owens-Ivshyn, ausente Milutin Aleksic de la convocatoria del Donetsk. La primera canasta la firmó Javi Rodríguez en forma de cómoda bandeja tras una pérdida de los visitantes. Este hecho dibujó el paisaje donde habitaron los primeros minutos de cuarto. El equipo ucraniano empezó el partido con el desacierto como principal seña de identidad, hecho que aprovecharon los locales para, con la movilidad de Banic, enjugar los 8 puntos que traía de renta el equipo dirigido por Butautas y marcar un parcial de 9-0 como puesta en acción. 7 de los 9 puntos llevaron la firma de Banic. Tras cuatro minutos Owens anotó la primera canasta de signo visitante y un 2+1 a velocidad de vértigo logrado por Perry comenzaron a acercar a los ucranianos en el marcador, 10-5. El partido se igualó a medida que las faltas comenzaron a castigar al Donetsk. Ivshyn salía de la cancha con tres faltas en cuatro minutos, mientras que Tucker y Owens cometieron dos cada uno. En Bilbao fue Seibutis quien acusó este problema. El lituano formaba como titular tras sus buenas recientes actuaciones pero tuvo que abandonar el parquet de forma temprana con dos personales en su casillero. En un marco siempre de igualdad, un carrusel de triples consecutivos ejecutados por parte de Drozdov, Salgado e Ikonic dejaron el marcador a falta del último tramo en 16-15. Un partido intenso, duro, marcado por las constantes interrupciones en forma de faltas personales. Bilbao dispuso de 12 tiros libres solo en el primer periodo. Chris Warren, sustituto de Seibutis, aprovechaba sus minutos como alero formando pareja exterior junto al tirador Blums para anotar una sencilla conversión de dos puntos tras rebote ofensivo y un triple solo, con tiempo y buena colocación cara a aro, haciendo gala de sus mejores cualidades. Estos cinco puntos marcaron el resultado al final del primer acto, 23-19. Marko Banic con 11 puntos era la principal figura sobre la que giraba el partido. Retornó el mejor nivel del poste croata. En los ucranianos Perry con 5 puntos y Owens con 4 eran los jugadores mas destacados.


Recital bilbaíno. Un oasis. Una aparición mariana visto el posterior desarrollo del encuentro. El Bilbao Basket conectó con el graderío e hizo disfrutar por vez primera esta temporada a los espectadores allí congregados de un baloncesto de alta escuela. Arrollaron a un rival que no supo encontrar respuesta alguna. Banic recibía merecido descanso y el equipo local formaba al inicio de cuarto con Javi Rodríguez-Blums-Warren-Markota-Moïso mientras que el técnico lituano ordenaba un cambio de estructura en su formación. Butautas salía con Mazutis al lado de Marque Perry, pasando el norteamericano a acciones de rompe y rasga, aparecer para definir, desde el puesto de escolta. El resto del quinteto lo componían Tucker, Owens y Sundov. El croata no imponía sus 220 centímetros y Moïso aparecía intensamente en la pintura. Una canasta sencilla, poderío cerrando su aro y sacando incluso primeros pases que iniciaban el contragolpe de su equipo, uno de ellos terminó con anotación de un Warren que disfrutaba, a pleno rendimiento, de sus minutos como alero. El parcial iba incrementándose y Donetsk recibió dos malas noticias. Una fue la pérdida por lesión (fuerte dolor en el tobillo) del base Andrius Mazutis. La otra era que estaban siendo barridos del parquet y de la Eurocup por un torbellino negro. Dos pérdidas de posesión tras no acertar a superar la presión a toda pista del Bilbao Basket y cinco puntos de Warren tras una espectacular acción de 1 contra 1 y un triple llevaban la ventaja por encima de los diez puntos, 32-21. Solo Owens y Perry respondían en un equipo ucraniano al que un rocambolesco triple de Paco Vázquez sobre la bocina hundía la moral dos palmos más, como una estaca que iba lentamente clavándose y hurgando en una herida que llevaba la etiqueta Eurochallenge del cadáver denominado como Donetsk. El marcado mediado el cuarto reflejaba un ya serio 35-23. Sundov y Moïso abandonaron el parquet para traspasar el testigo interior a un duelo desigual entre Banic y Marsh. El croata seguía inspirado y la defensa visitante sobre su figura fracasaba como resultado predominante. Canasta con adicional, rápidos movimientos desde poste medio a poste bajo para anotar contra tabla, incluso propiciar los espacios necesarios para la circulación ofensiva del Bilbao Basket que Salgado aprovechaba para anotar desde la línea de triple. Para terminar por rematar la resistencia visitante, Janis Blums anotaba sus dos únicos puntos del partido sobre la bocina que daba por concluida la primera mitad. 53-31 favorable al Bilbao Basket tras un parcial espectacular de 30-12 en el segundo cuarto. Marko Banic con 18 puntos y Warren con 12 eran los hombres mas acertados dentro del vendaval local. Ambos anotaron siete puntos durante el segundo cuarto. En los ucranianos Perry con 10 puntos y Owens con 9 seguían siendo los jugadores con mayor repercusión.


Viejos recientes fantasmas. Después de enardecer a sus aficionados con el mejor juego desplegado esta temporada, el Bilbao Basket y el acierto visitante destrozaron el sueño construido en el segundo periodo. Brusco despertar. El Donetsk devolvía la exhibición encajada, y dejaban una nota en el buzón del confiado equipo vasco; Nuestros huesos no van a ir a parar a la Eurochallenge sin oponer resistencia. Dicho y hecho. Apoyados en un tercer periodo donde los ucranianos firmaron un espectacular 11/14 en tiros de campo, devolvieron el parcial encajado al equipo visitante e hicieron revivir una eliminatoria que parecía estar vista para sentencia. Los quintetos de ambos equipos solo presentaban una novedad respecto a los que iniciaron el partido. Un acertado Warren sustituía a Mumbru en el bilbaíno mientras que las faltas personales de Ivshyn forzaron a la inclusión de Ricardo Marsh en el ucraniano. Con el corto de estatura pero poderoso interior Marsh el quinteto del Donetsk mostraba un nivel físico alto, corto de centímetros pero con toneladas de explosividad, poderío atlético y una conjunción de talentos irregulares que puestos a tono convertían a los ucranianos en un rival peligroso. El Donetsk avisaba con un parcial 4-11 de salida y una fluidez anotadora que hacía cómoda la transición defensiva. En ambos lados de la pista comenzó a crecer un equipo que quería eludir la eliminación. El juego ofensivo del Bilbao Basket abandonó la lucidez y excitación anterior al descanso y la espesura se convirtió en la nota predominante. Desde las alas, Tucker y Drozdov tomaban el testigo de Owens y Perry. El parcial seguía aumentando y a falta de tres minutos de cuarto el marcador reflejaba un inquietante 60-47, acercándose a la barrera de los 8 puntos que gravitaba sobre el partido. Vidorreta intentó reactivar a su equipo con un triple cambio que abocó a observar sobre el parquet la conexión entre Warren y Mumbru, coincidente con el desarrollo de la pareja Moïso-Banic, dos de las incógnitas que el nuevo Bilbao Basket debe despejar. No funcionó ninguna de las opciones que adoptó el equipo local y un triple de Perry bajaba la diferencia de los 10 puntos, 65-57, reducida a los cinco puntos finales tras triple de Owens, 65-60. Tucker y Drozdov con 8 puntos cada uno en este cuarto fueron parte responsable del amplio parcial favorable a los ucranianos, 12-29. El Donetsk había anotado en un cuarto solo dos puntos menos que en los primeros veinte minutos. En Bilbao Banic, que sumaba 22 puntos, continuaba realizando un partido fantástico.


Agonía final. El Bilbao Basket logró su objetivo, no sin el mayor de los sufrimientos, pasando por la mas profunda desesperación cuando, con el Donetsk a 2 puntos, la eliminatoria parecía pérdida y terminando en una alegría final entrecortada por suspiros de alivio, dudas e incredulidad. Difícil explicación a un partido ganado en el segundo cuarto que estuvo a punto de perderse, y con ello el acceso a la Eurocup. Vidorreta optaba para empezar el cuarto por Javi Rodríguez-Blums-Warren-Markota-Banic mientras que el Donetsk optaba por el quinteto que tan buen resultado le había dado, Perry-Tucker-Drozdov-Owens-Marsh. El inicio del último acto traía buenas noticias para los bilbaínos ya que Markota aparecía en un versión alejada de su monólogo desde la línea de triple. Encontraba de modo perfecto a Banic bajo canasta otorgándole una sencilla anotación de dos puntos con una gran asistencia. Luego anotaba al poste en otro movimiento poco común dentro de su juego orientado hacia el exterior. Por parte del Donetsk Tucker tuvo un inicio horroroso, plagado de imprecisiones y toma excesiva de decisiones. Fue Perry a través de su explosivo 1 contra 1 junto a un Owens que entró en ignición con 5 puntos consecutivos los que mantuvieron el partido igualado y favorable a los visitantes, acercándolos a tan solo dos puntos, 69-67. A partir de la mitad de cuarto, el partido iba a entrar en una tendencia nerviosa e igualada que jugaba con el destino de la eliminatoria en un peligroso baile alrededor de la frontera 8 puntos. La primera parte del tramo final correspondía a un Donetsk que veía cerca la meta, con desventajas que no superaban los 4 puntos. El Bilbao Basket entraba en una dinámica ofensiva pésima. Pérdidas por no lanzar a canasta, mala circulación de balón, el partido y la eliminatoria se escapaba entre los estrechos latidos que delimitaba un exiguo 73-71, aun favorable. Cuando más lo necesitaba el cuadro bilbaíno aparecieron sus estrellas. Banic y los recién llegados Mumbru y Warren. Dos primeras acciones anotadas por calidad pura en situaciones ofensivas más elaboradas. Mumbru obtenía canasta más adicional jugando al poste ante su defensor cuando la posesión se agotaba, mientras que Warren encestaba un triple con la mano de su defensor delante para poner el aun insuficiente 79-73 en el marcador. Los ucranianos lo fiaron todo al infinito 1x1 de Perry. El explosivo base norteamericano encontraba bien el camino al aro en penetración o forzaba faltas y anotaba desde el tiro libre. Ninguno de los defensores que Vidorreta dispuso en la tarea pudo frenar a Marque. Otra canasta mas adicional sumada por Alex Mumbru esta vez bien ideada y como solución ofensiva elaborada situaba la eliminatoria en práctica igualdad, 82-74. Los 40 últimos segundos correspondieron a los locales y sonaron en sinfonía Eurocup. Una pérdida en saque de banda provocada por la intensidad de Warren, una canasta de Banic para situar el marcador en 10 puntos de diferencia, algún fallo de Perry desde el tiro libre y la decisiva final antideportiva cometida sobre Salgado en una decisión controvertida fueron los pasos que siguió la victoria local. El marcador dibujaba como resultado final un 90-79 que traía la alegría a la grada del Bizkaia Arena y convertía al equipo vasco en integrante de la próxima Eurocup. Marko Banic finalizó con 28 puntos, 4 rebotes y 7 faltas recibidas en una actuación sensacional. Estuvo bien acompañado por los 17 puntos de Warren y los 13 de Mumbru, con especial incidencia los seis puntos que anotó el internacional español en el tramo final. Por parte de los ucranianos, Perry con 26 puntos y Owens con 19 puntos, 9 rebotes eran los más destacados.

Bilbao Basket logra clasificarse para la próxima edición de la Eurocup y cumplir uno de los principales objetivos marcados en la hoja de ruta de la temporada. La victoria ante el Donetsk no disipó las dudas existentes entorno a la débil trayectoria del equipo bilbaíno pero sirve para otorgar tranquilidad y puede convertirse en el trampolín ideal desde el que solucionar los problemas surgidos en este inicio de campaña. Pone fin a una racha de cinco derrotas consecutivas y muestra al vestuario la capacidad de sobreponerse a una eliminatoria que viajaba hasta el BEC con 8 puntos de desventaja. Spirou Charleroi, Turk Telekom y Spartak St Petersburgo aguardan al Bilbao Basket en la primera fase de grupos de la segunda competición continental. Por su parte el Donetsk participará por segunda temporada consecutiva en la Eurochallenge. El club ucraniano se reforzó durante el verano depositando su proyecto en manos del ex seleccionador lituano e hijo de leyenda Ramunas Butautas, junto a varios jugadores que ya conocía de su época en Letonia el propio técnico, de calidad contrastada y conformando una plantilla interesante. Si continúa el nivel de inversión y la seriedad que todo proyecto necesita, el Donetsk se convertirá en visitante asiduo de la propia Eurocup. Ahora deberán afrontar los problemas de la competición doméstica suspendida por influencia de la Gripe A e intentar destronar al Azovmash Mariupol para lograr el acceso directo a la competición europea, así como disputar una Eurochallenge donde parte como uno de los candidatos al título.


90 - Bizkaia Bilbao Basket (23+30+12+25): Javi Rodríguez (5), Seibutis (4), Mumbru (13), Banic (28) y Guardia (5) -cinco inicial-; Javi Salgado (12), Blums (2), Vázquez (-), Warren (13), Markota (4) y Moïso (2).

79 – BC Donetsk (19+12+29+19): Perry (26), Tucker (10), Drozdov (11), Owens (19) e Ivshyn (-) -cinco inicial-; Kryvych (-), Mazutis (-), Sundov (2), Ikonic (5), Osnach (-), Marsh (6) y Zabirchenko (-).

Árbitros: Fernando Rocha (POR), Carmelo Paternico (ITA) y Bednjamin Barth (ALE).

Incidencias: 8.400 espectadores en el Bizkaia Arena.

Rueda de Prensa






Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Kantauri

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9022

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos