Jueves, 21 de octubre de 2021
08.05.2010 - 13:56h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Euroleague F4: Diario de un viajero, por Ferran Àngel (II)


JUGAREMOS A LAS 21

Acabo de llegar al hotel, es la una de la madrugada y, aunque estoy terriblemente cansado y se me están cerrando los ojos, soy feliz. Se terminó tener que jugar el domingo a las 6 de la tarde la final de consolación. Volveremos a jugar el partido de los mayores, y allí nos espera el mejor rival posible, el Olympiacos, tras dejar sin sueño a los serbios del Partizan después de un intensísimo thriller.

Pero mejor vamos por partes y empecemos por el principio, que no es otro que la Terminal 1 del Aeroport del Prat a las 5:15 de la mañana. En la fila, muchas camisetas del Barça esperando subir al avión rumbo a París. En la expresión de la gente se sentía la ilusión, pero con tranquilidad y paciencia, qua aún nos quedaban muchísimas horas por delante antes del inicio de la semifinal.

El vuelo tranquilo y a la llegada, el capitán nos informa que la temperatura en París es de seis grados, en mayo. Sí, sí, ¡en MAYO! Vaya, suerte que voy suficientemente abrigado, porque la diferencia térmica es considerable.

De todas formas, aún quedaba mucho rato por delante cuando ya llegamos al centro de París y, probablemente, si hay una ciudad que no te cansas nunca de visitarla, ésta es París. Entonces, sin más dilación, tocaba hacer un poco de turismo por la ciudad. Eso sí, antes de ello, mejor hacer un buen desayuno y, ¡AH, el desayuno! Me ha hecho recordar que en la zona euro, los precios no son los mismos, ni mínimamente parecidos. ¿Por qué? preguntaréis, y la respuesta es fácil, los 4’40€ que me ha costado el café au lait…

Volvamos al turismo, que me ha llevado a visitar el cementerio de Pere Lachaise, dónde se encuentran en sueño eterno varios personajes que obtuvieron la fama. Entre ellos, encontramos a Marcel Proust, Honoré de Balzac, el mismísimo Jim Morrison o el genial Oscar Wilde. Pensándolo fríamente (más o menos cómo el día), la verdad es que empezar la ciudad por un cementerio podía ser un mal augurio, pero vaya, nos tendremos que fiar del mismo Oscar Wilde cuándo decía, “Ten cuidado con lo que deseas, se puede convertir en realidad”. Que así sea.

Más tarde, visitando un poco el centro de la ciudad, me he percatado de la ausencia de seguidores de los equipos de la Final Four paseando por París, a excepción de algunos del Barça y el Olympiacos. Posteriormente encontré la respuesta, justo cuando llegué a las puertas del Palais Omnisports, dónde encontramos al grueso de las aficiones dando forma a los asientos de los bares del alrededor y vaciando barriles de cerveza. Me hubiera gustado quedarme un rato a intercambiar opiniones con ellos, pero la verdad es que ya tenía un poco de prisa por entrar.

Una vez dentro, el orgullo me llenó al ver que la azulgrana era, junto a la del Olympiacos, la afición con más desplazados en el Pabellón. A ver si esto servía para conseguir una mayor implicación por parte de todos, y así llevar el equipo en volandas, etc.

Empieza la semifinal y las cosas no pintan demasiado bien. Los del CSKA consiguen marcharse 8 arriba, y a diferencia del ímpetu vivido en el calentamiento, la afición blaugrana parecía empezar a vivir las pesadillas del pasado. ¿Otra semifinal contra el CSKA? ¿Nos volverá a eliminar?, Y las once FF en el tintero con un solo título, pues han dejado bastante marcadas a la gente, y el miedo parecía apoderarse un poco de la gente.

Para suerte nuestra, tras el inicio titubeante, y con la magnífica dirección de Ricky Rubio, el Barça tomó la iniciativa al encuentro, y de ésta forma ya no la volvió a dejar en lo que restaba de partido. Y se desató la locura absoluta entre los aficionados, que ahora si que ya hacía rato que creían en la victoria. Es que, no es por nada, pero el domingo jugaremos el partido de las nueve, el de los grandes, que tan solo por eso, ya se merecía una gran celebración.

Realmente ha valido la pena, aunque ya no tenga voz (tengo un par de días para recuperarla), pero la satisfacción de poder ver la otra semifinal esperando rival para la gran final, es fantástica. Ver como las dos aficiones sufren exageradamente por conseguir un resultado final positivo, resulta una gran experiencia, y todo ello sin contar que el partido se ha resuelto en la prórroga y casi en el último suspiro.

Ahora es momento de desconectar para el domingo, que al final nos vamos a volver locos con tanta espera. Toca divertirse y disfrutar de París, que éste año, nos lo hemos ganado en la pista.

Y mañana más…



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por BasketMe

BasketMe

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6044

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos