Miércoles, 20 de octubre de 2021
05.05.2011 - 14:05h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Guía Final Four 2011: Entrevista a Rimantas Kaukenas, por Nacho Doña





A pesar de las importantes bajas con las que comenzábais la temporada 2010-2011, el equipo ha sabido rehacerse y continúa la senda de los buenos resultados en todas las competiciones que disputa. ¿Cuál es el secreto del Montepaschi Siena para mantenerse en la élite año tras año?

El equipo ha cambiado mucho con respecto al que había la pasada temporada, y nos ha levado un tiempo acoplarnos y entendernos entre nosotros. Todavía hay mucho trabajo que hacer para convertirnos en un gran equipo, pero creo que sabemos lo que necesitamos hacer para ganar partidos.

Esta será tu primera Final Four ‘real’, tras no haber podido participar en 2008 por lesión. ¿Cómo viviste aquella experiencia sin tener la oportunidad de ayudar a tus compañeros desde el parquet?

Fue difícil para mí verlo desde el banquillo, pero hay algunas cosas que no están en tus manos. Intenté sacar lo positivo de la situación y ayudar a mis compañeros animándoles tanto como pude desde mi lugar.

Tras una temporada difícil en Madrid has recuperado las buenas sensaciones en tu juego, para volver a convertirte como en años anteriores en uno de los mejores escoltas de Europa. ¿Qué ocurrió en Madrid, por qué piensas que no pudiste triunfar allí?

Es algo de lo que realmente no me gusta hablar mucho. Las cosas no fueron bien para el equipo y no se pudieron alcanzar los objetivos establecidos, ocurrieron muchas cosas diferentes durante la temporada… En resumen, tuve la gran experiencia de formar parte de una gran organización como el Real Madrid.

¿Cuál de tus nuevos compañeros en la plantilla te ha sorprendido más este año?

No ha habido muchas sorpresas, dado que ya sabía que todos nuestros jugadores son realmente buenos. Estoy feliz de poder competir junto a cada uno de ellos porque todos tienen un impacto muy positivo a la hora de intentar hacer del Siena un mejor equipo cada día. Esa es la mejor parte de todo.

¿Te gustaría terminar tus días como jugador en Siena?

Honestamente no he pensado por el momento en la posibilidad de finalizar mi carrera. Pero desde luego sería un honor para mí jugar aquí hasta el final.

¿De qué manera crees que ha influido en tu juego actual el paso por la NCAA con Seton Hall?

Lo primero y principal es que me enseñó cómo ser como persona, a no dar nunca nada por sentado. Entrenar, estudiar o jugar como si fuera la última oportunidad de hacerlo, dar siempre lo mejor de ti en cada cosa que abordas… Las cosas nunca son fáciles y tienes que ganártelas por ti mismo. La disciplina, educación, valores familiares, trabajo duro en las clases y entrenamientos son aspectos que me han dado las bases para dar un paso adelante en la vida.

¿Cuál piensas que ha sido el mejor momento de tu carrera?

Es difícil poder elegir uno. En varias ocasiones he disfrutado de la posibilidad de conseguir títulos, y he tenido la oportunidad de jugar con la selección nacional en Juegos Olímpicos. Momentos como el día que gané mi primer título de liga en Italia, o incluso poder vencer en esta serie de cuartos de final al Olympiacos. Han sido días muy divertidos.

Supuso toda una sorpresa la capacidad de recuperación del equipo en el playoff de cuartos de final ante Olympiacos después de la contundente derrota en el primer partido. ¿Cómo vivísteis aquel día? ¿Llegásteis a pensar que vuestras opciones habían finalizado?

Obviamente no estábamos preparados para disputar ese partido de la manera que debíamos hacerlo. Aquellos días antes del segundo encuentro fueron un infierno para nosotros, nos sentíamos muy heridos en nuestro orgullo, pero creo que aquello supuso un gran impulso para levantarnos de nuevo y comenzar a jugar como sabíamos.

Simone Pianigiani es un entrenador que te ha otorgado mucha confianza, hasta el punto de convertirte en uno de los pilares básicos del juego del Siena. Comparado con el resto de técnicos que te han dirigido a lo largo de tu carrera, ¿qué le hace diferente?

No me cansaría nunca de hablar sobre él. Lo primero es que es un gran motivador, un hombre con gran capacidad para entender la personalidad de cada jugador. Sabe cuándo presionarte y cuando soltar la cuerda dependiendo de cada momento. El sentimiento de los jugadores, el conocimiento del juego, conocer cómo se tienen que manejar todos los aspectos, usar cada uno de ellos para contribuir a la fuerza del equipo y sacar lo máximo de él... es el mejor talento que un entrenador puede tener. Y todo eso no lo aprendes con el carnet de entrenador, sino a lo largo de toda tu vida. Esto es lo que en mi opinión le hace único.

Hablemos sobre vuestro rival en semifinales, el Panathinaikos, quizá uno de los equipos más en forma de Europa actualmente. Atendiendo a su juego, ¿cómo piensas que podéis hacer daño a su potente defensa?

En realidad en un equipo muy experimentado, y es por eso por lo que es tan difícil jugar contra ellos. Nosotros lo que tenemos que hacer es intentar jugar nuestro baloncesto con la mayor consistencia durante todo el partido.

¿Puede ser la de este año la gran oportunidad de hacer historia para el Montepaschi Siena?

¡Eso esperamos!


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Nacho Doña

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4527

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos