Sábado, 16 de octubre de 2021
06.05.2011 - 16:20h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Especial F4: Entrevista a Dimitris Diamantidis (Panathinaikos)


Tras la elección de la estrella griega Dimitris Diamantidis como mejor defensor de la Euroliga 2010-11, nuestro colaborador Chris Mahmmides ha entrevistado al base del Panathinaikos en vísperas de la Final Four de este fin de semana en Barcelona.

Buenos días, Dimitris. Iré al grano: ¿por qué no la NBA u otro club europeo?

Considero que el Panathinaikos es uno de los mejores equipos de Europa; un club que ha ganado gran cantidad de títulos y ha dado muchas satisfacciones a sus aficionados. Por eso no hay razón para probar suerte en otro lado, ni en Europa ni en USA. Me siento perfectamente con la camiseta verde, además de que no he llegado a recibir ninguna oferta para irme a la NBA durante estos años, no ha habido nada firme en realidad. Pero incluso si me hubiera llegado una propuesta no creo que yo pueda tener las cualidades necesarias para ser competitivo en la NBA, porque es un mundo totalmente diferente y un baloncesto muy distinto.

Otros jugadores en tu lugar hubieran reaccionado de forma diferente ante una posible oferta de la NBA que no pudieran rechazar. ¿Por qué tú no?

Por lo que he dicho antes, y porque me conozco a mí mismo perfectamente puedo decir que hubiera sido negativo. No soy el prototipo de jugador para la NBA, mi estilo es diferente y no tengo el tipo de talento que se necesita allí. Tengo otros que puedo desarrollar tanto en Grecia como en Europa.

Has trabajado mucho durante tu carrera. ¿Crees que cuenta sólo el talento?

El talento no es suficiente por sí mismo. Con 14-16 años todavía no había jugado en ninguna selección nacional porque no tenía la capacidad y el físico suficiente, hasta que poco a poco mi cuerpo se desarrolló y gané poder físico. Vemos a diario muchos talentos que luego simplemente pasan desapercibidos con el paso de los años; lo más importante es trabajar duro cada día. Hay jugadores que lo hacen con la única misión de mejorar, y esa ha sido mi visión, por la que trabajo tanto cada día. Tenía talento y me lo trabajé, además de que por supuesto he tenido suerte de estar en un equipo en el que los técnicos creían en mí y me impulsaban muchas veces dándome el tiempo necesario en pista, la razón principal por la que me he asentado en mi juego.

¿Qué título de los que has conseguido tiene un valor más especial para ti?

Todos tienen su significado especial, pero si me tengo que quedar con uno quizá sería el Europeo de 2005 conseguido en Serbia, porque cuando logras un triunfo como ese defendiendo la bandera de tu país te produce un gran orgullo.

¿Han terminado los días en la selección para ti?

Todo llega a su fin alguna vez.

¿Es una decisión totalmente irrevocable?

Sí, ya terminé. He disfrutado de unos años maravillosos con la selección helena, pero ya esa etapa ha finalizado.

¿Cuál fue la razón de la renuncia? ¿La decepción sufrida en el Mundial de Turquía?

No, por supuesto que no. Para mí resulta muy complicado no poder descansar en verano, dado que los objetivos del Panathinaikos siempre idénticos cada año: la liga griega, la Copa y la Euroliga. Y si en verano no puedo recuperarme por tener que ir con la selección, se vendría abajo mi idea de jugar de manera decente al baloncesto durante los próximos 2-3 años; necesito parar durante esos meses de verano. Además, todo lo que podía ofrecer a la selección ya se lo di.

¿Cuál es tu relación con Zeljko Obradovic?

Creo que es un gran entrenador. Vine al Panathinaikos y me dí cuenta de cómo es de diferente el baloncesto a lo que yo creía, él me ha ayudado mucho. Ama su oficio y siempre da el 100% de su potencial para convertirse en el vencedor. Ha ganado muchísimos títulos pero siempre mantiene esa pasión por ganar y ganar y ganar. Los entrenadores y jugadores siempre están muy igualados durante la temporada y al final cuando llegan los buenos resultados te sientes tan contento como un niño.

Ahora viajáis a Barcelona para jugar ante los aficionados catalanes, precisamente el equipo al que dejásteis fuera de la Final Four. ¿Crees que la hinchada local puede daros problemas?

No, no lo creo y además no me quita el sueño. Nosotros estamos centrados en cosas más importantes.

¿Qué piensas que podéis hacer en la Final Four?

Lo único que podemos prometer es que daremos el 100% de nosotros mismos. Queremos ganar el título pero hay que contar con otros tres equipos que querrán conseguir lo mismo. Tenemos una semifinal difícil ante el Siena, un equipo que ha demostrado tener una plantilla larga y ante el que tendremos que estar muy concentrados y darlo todo en la pista. Si somos mejores ganaremos, si no…

Durante los últimos partidos ante el Barcelona lo dísteis todo. ¿Confiábais antes de la serie en poder eliminar al vigente campeón y anfitrión de la Final Four?

Como todas las series, ésta era muy complicada. En el primer partido estuvimos muy cerca de la victoria y me dije a mí mismo que podíamos conseguirlo.

¿Os sentíais presionados?

Siempre lo estamos, especialmente en este tipo de series y de partidos tan cruciales. Pero una vez en la pista y comenzado el encuentro la presión se convierte en creatividad; teníamos mucha presión pero demostramos que éramos mejores que el Barcelona. En el cuarto partido las cosas no iban muy bien al comienzo, pero pudimos demostrar al final nuestro nivel y conseguir la victoria.

¿Llevas a tu gente contigo en los partidos importantes?

Sí, siempre viene gente porque quiero que estén conmigo, cerca de mí.

¿Cómo te sientes en la pista cuando les oyes animándote?

Normalmente no hago mucho caso a lo que oigo en la pista, y en algún caso contrario incluso lo que hace es fortalecerme. Pero si los ánimos vienen de mi familia reacciono de manera diferente, eso ya es cuestión de cada uno. La presentación ante los aficionados siempre nos afecta, pero intento mantenerme concentrado todo lo que puedo. Me centro en la defensa sobre todo, que es mi principal rol en la cancha.

¿Qué piensas cuando tus propios fans reaccionan contra ti?

No es un buen sentimiento, pero honestamente a mi equipo nunca le ha ocurrido eso. Hemos ganado muchos trofeos nacionales e internacionales; nuestros fans nos respetan y eso ocurre incluso cuando hay malos resultados. En los partidos ante Olympiacos experimentamos los dos extremos en cuanto a hinchadas y eso no es bueno para nadie, pero esos fans son sólo una minoría en los partidos frente a todo el resto. Esa minoría debe ser poco a poco apartada porque son muy peligrosas para todos, no sólo para nosotros.

¿Has sentido miedo alguna vez en una cancha de baloncesto?

Por supuesto, ya sabemos que en los partidos entre Panathinaikos y Olympiacos las cosas no son fáciles, ya sea en nuestra cancha on en la rival, con 20000 espectadores donde una parte va solamente a lanzarte objetos. Todo el mundo debe asumir su responsabilidad para parar eso, todos, incluso nosotros los jugadores.

¿Por qué te sienta mal que te pongan como ejemplo como el jugador ideal en Europa?

No es que me siente mal, es que no me gusta la exageración. El baloncesto es un deporte de equipo, no una cuestión de un jugador; nadie puede ganar un partido solo.

Hay aficionados de todo el mundo, incluso seguidores del Barcelona o el Olympiacos, que piensan que eres el mejor jugador europeo, algo que supongo que es muy importante viniendo de tus propios rivales.

Es más importante todavía que haya aficionados rivales que respeten a los jugadores de otro equipo. Nunca diré que soy el mejor; sé que soy bueno y lo que puedo hacer en la pista para ayudar a mi equipo, que ha conseguido muchas cosas durante los últimos años. Me siento muy honrado de que aficiones de equipos rivales digan eso de mí.

¿Te gusta leer?

No mucho; me gusta la televisión y paso muchas horas frente a ella. Me gusta todo, noticias, películas… me gusta estar informado.

¿Por qué llevas la camiseta con el nº 13? ¿Fue decisión tuya, teniendo en cuenta que la Puerta 13 se considera la de los auténticos hinchas del Panathinaikos?

No, cuando llegué al Iraklis de Salónica el único número disponible era el 13, así que lo cogí. Al pasar posteriormente al Panathinaikos tampoco estaba cogido, y continué con él. No soy supersticioso como otros jugadores.

¿Qué dice tu tatuaje?

Son los nombres de mi familia; en los buenos momentos y en los malos mi familia está siempre conmigo.

¿Piensas en la vida que te espera después del baloncesto?

No sé cómo será; he hablado mucho con Fragiskos Alvertis y él siempre me dice que será una parte perdida en mi vida. Creo que querré estar con mi familia y dedicarme a ellos, porque tengo una vida personal y es algo muy importante.


CHRIS MAHMMIDES


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por BasketMe

BasketMe

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5420

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos