Lunes, 18 de octubre de 2021
05.04.2013 - 23:31h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Abrines aprovechó su oportunidad


21 puntos en 21 minutos con una valoración de 28 en un partido de Euroliga y teniendo enfrente a un necesitado Maccabi. Alex Abrines (19 años) aprovechó la confianza recibida en ese partido por su entrenador para dejar claro que tiene nivel para jugar en la élite.

Aconsejan los veteranos a los jugadores más jóvenes que siempre, jueguen más o menos minutos, estén preparados para aprovechar la oportunidad que les brinde el destino. No hay excusas de falta de ilusión o de desmotivación para no trabajar cada día al máximo atentos a ese momento en el que las circunstancias los pondrán en la pista. No sirve de nada los lamentos por la falta de oportunidades. Sólo vale centrarse en el trabajo diario en los entrenamientos, en buscar corregir errores y potenciar habilidades, en mandarle siempre un mensaje al entrenador basado en hechos y no palabras de que, en todo caso, es él quien se equivoca. Desde la máxima humildad Alex Abrines lleva meses trabajando en silencio y aceptando con serenidad los descartes, los pocos minutos de juego o la falta de oportunidades. Las circunstancias de pronto lo pusieron en pista y ahí, en el Palau y ante el Maccabi, dejó claro su talento.

La baja de Mickael, la lesión de Rabaseda, la dosificación de Navarro, la imposibilidad de Oleson de jugar Euroliga llevó a un talento joven como Abrines a disponer de los minutos necesarios para demostrar que si en su momento fue el mejor jugador de Europa entre los de su generación no hay una sola razón objetiva para que creer que no pueda seguir siéndolo en el futuro. Si Ricky fue el mejor de cadetes o juniors no es extraño verlo siendo el mejor en seniors. Si Pau o Navarro y la mayoría de aquella generación de los 80 fueron los mejores jóvenes de hace una década nadie debe sorprenderse de que desde hace años sean estrellas incuestionables. Por circunstancias diferentes todos tuvieron la oportunidad de “expresarse” en pista desde muy jóvenes. Lo recordaba Germán Gabriel hace unos días en estas páginas: “Nos pusieron a jugar…”.

No es importante si Xavi Pascual puso a jugar a Abrines por convencimiento o forzado por las circunstancias. Lo verdaderamente importante es que el jugador estaba preparado, física y mentalmente, para afrontar esa oportunidad y le bastaron veinte minutos para dejar claro que el Barcelona, tampoco importa demasiado si por conveniencia o por convencimiento, acertó en su fichaje. Que los entrenadores de clubes de élite confíen más o menos en los jóvenes talentos es una cuestión opinable y por supuesto no controlable. Pero los jóvenes deben hacer caso de los consejos de los veteranos y estar atentos para no desaprovechar las oportunidades. Eso sí, una vez demostrada la calidad, la responsabilidad sobre si vale la pena o no seguir invirtiendo en una futura estrella con un recorrido de muchos años, volverá a estar en poder del entrenador.


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia facilitada por FEB.ES

FEB.ES

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9928

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos