Sábado, 16 de octubre de 2021
09.05.2013 - 20:44h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Final Four 2013: Análisis del Olympiacos, por Iván Fernández


Tras una nueva muestra de fe en sus posibilidades con la remontada ante el Anadolu Efes en el quinto partido de la serie de cuartos de final, el Olympiacos llega a Londres dispuesto a defender su condición de campeón de Europa. Cuarta presencia en los últimos cinco años, la llegada a una nueva Final Four apuntala además el proyecto iniciado la temporada pasada, en el que se dejaba de lado el gasto excesivo y se apostaba por una base nacional rodeada de jugadores complementarios.

DESCARGAR LA GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2013

Con una estructura continuista en la que el cambio más significativo se producía en el banquillo, el Olympiacos ha ido mutando a lo largo de la temporada, y si en un principio parecía un equipo de mayor vocación ofensiva ha ido modulando su apuesta. La grave lesión de Mantzaris y la salida de un Dorsey enfrentado a técnico y compañeros sumado a las llegadas de Perkins, Powell y Shermadini provocaban una pequeña transformación en una plantilla algo más larga pero que en definitiva muestra las mismas señas de identidad que le hicieron triunfar el curso pasado. Un punto más irregular frente a la línea ascendente que les llevó a Estambul, el cuadro de El Pireo sigue siendo un equipo con las ideas claras, que cree en sí mismo y que combina la solvencia defensiva con el hambre. Guiados por un Spanoulis en plena madurez y contando con la definitiva explosión de un Papanikolaou que ha consolidado su tiro exterior, el conjunto ateniense necesitará de la mejor versión de su juego interior para repetir gesta.


- La plantilla

Aupado a la titularidad tras la lesión de Evangelos Mantzaris, Acie Law IV ha visto cómo se ha incrementado su protagonismo ofensivo en la segunda mitad de la temporada. Excelente manejador de balón y muy peligroso en el 1x1, desde donde llegan la mayor parte de sus asistencias, Law aporta dinamita ofensiva a la par que su condición de ambidiestro le permite finalizar con la mano derecha. Mejorado en la selección de tiro, si consigue aportar un punto más de continuidad a su dirección puede ser un jugador clave en Londres.

Inédito en la primera mitad del curso, Dimitrios Katsivelis ha ido ganándose un sitio en la rotación a base de aportar intensidad defensiva y disciplina en una parcela ofensiva en la que no suele tomar grandes riesgos. Maduro pese a ser del 91 y sólido en el tiro cuando dispone de espacios, a priori su rol será el de dar respiro al núcleo duro.

Llegado tras la lesión de un Mantzaris al que los números no hacían justicia, Doron Perkins está teniendo problemas para ser parte de la rotación habitual de Bartzokas. Lejos del impresionante nivel físico exhibido en su etapa macabea, el ex de Santa Clara no saltó a la pista en ninguno de los cinco partidos de la serie de cuartos de final ante el Efes. Con capacidad para marcar el nivel defensivo, Perkins tiene dificultades para moverse en estático así como un irregular tiro exterior, pero conserva un gran primer paso y una facilidad para cambiar el ritmo que pueden ser útiles como elemento sorpresa.

Con minutos de base, aunque apareciendo principalmente como principal relevo en el puesto de escolta, Kostas Sloukas es otro de los valores noventeros de los del Pireo. Internacional en el EuroBasket de Lituania, Sloukas es un jugador de fuerte personalidad y carácter, habilidoso con su zurda amén de un excepcional tirador, dotado de una gran capacidad para generarse sus propios tiros en especial tras bote. Algo acelerado en ocasiones e inconstante en defensa (aunque dotado de condiciones innatas), Bartzokas se siente más cómodo utilizándolo como '2'.

Pese a mostrar, al igual que en la temporada pasada, cierto bajón de prestaciones en los cruces, Vassilis Spanoulis aparece como el líder absoluto de un Olympiacos que juega al ritmo que marca el de Larissa. Partiendo como escolta titular pero asumiendo gran parte de la dirección de juego, Spanoulis vive un momento de espléndida madurez donde su capacidad de penetración y su excelente uso del cuerpo le permiten finalizar situaciones de atasco o forzar numerosas faltas. Con tendencia a salir por la derecha, su facilidad para lanzar desde la media distancia y su cada día mayor facilidad para leer las ventajas de sus compañeros le convierten por momentos en un jugador casi imparable. Algo más irregular en la larga distancia, su tendencia en ocasiones a amasar en exceso el balón le impide definitivamente dar una dimensión global a su juego, pese a lo cual presenta unos números espectaculares en asistencias (5'6).

Con Spanoulis monopolizando el rol principal y Sloukas gozando de minutos en el 2, el papel de Martynas Gecevicius ha quedado muy reducido en la segunda mitad de temporada. Dotado de indudables cualidades técnicas, su necesidad de continuidad y confianza para rendir están limitando las posibilidades de un jugador que sin embargo sigue mostrando destellos de enorme clase. Gran tirador, el lituano posee además una muy buena visión de juego y ha mostrado evidentes progresos en la faceta defensiva. En un equipo que en ocasiones muestra problemas en el tiro exterior, la Final Four puede ser un momento de oro para que el ex del Lietuvos dé un paso al frente, ya que en la competición domestica es el cuarto máximo anotador de los de El Pireo, presentando además un gran 47% en triples.

Consagrado como uno de los mejores aleros del continente, Kostas Papanikolaou llega a Londres dispuesto a repetir su gran actuación de la pasada Final Four. Con un ligero bajón de prestaciones en la segunda mitad de curso, Papanikolaou sigue mostrándose como un '3' todoterreno, expresivo y de fuerte carácter, hasta el punto de disfrutar de su mejor versión en los momentos clave. Buen reboteador, su juego en el poste adolece aún de cierta falta de naturalidad, algo aplicable también a su capacidad de pase. Buen defensor, el salto de calidad más notable le ha llegado en el tiro, donde si ya el año pasado había evidenciado progresos en la naturalización y velocidad de su ejecución, en éste ha pasado a presentar un espectacular 49/93 en triples.

Contrapunto perfecto para la juventud de Papanikolau (90), Stratos Perperoglou ha evidenciado una rápida adaptación al “cambio de acera”. Jugador sobrio como pocos, Perperoglou es un todoterreno tan capaz de ayudar en defensa y rebote como de aportar a nivel ofensivo. Inteligente sin balón y con buena capacidad de lectura del juego, está teniendo problemas con el tiro exterior (28´3% en Euroliga por un mucho más interesante 38% en la HEBA), pero a cambio ha mejorado en el tacto en las cercanías del aro.

Máximo anotador del equipo en la competición domestica y segundo en la euroliga, parece claro que Giorgos Printezis ha recuperado en Atenas su mejor versión. Jugando como '4', Printezis es el encargado de abrir la pista para dotar de espacio a las penetraciones de Spanoulis o Law, a la par que genera su propio peligro bien con su tiro exterior (irregular pero peligroso a pies parados) o bien con sus penetraciones, donde su fuerza y su capacidad para finalizar con ambas manos generan buenos puntos para el Olympiacos. Inteligente sin balón, su juego por línea de fondo es otra de las bazas ofensivas para los de El Pireo, gracias en buena parte a su excelente conexión con un Spanoulis de cuyas manos ya saliera la antesala del tiro más famoso en los últimos 20 años de Final Four.

Claro ejemplo de jugador cuyo valor está muy por encima de sus números, el flojo porcentaje en triples no refleja el peligro real de un Pero Antic siempre amenazante desde fuera. Buen reboteador, quizás su mejor cualidad sea la inteligencia y pausa en su juego, lo que muchas veces le lleva a ser el verdadero cerebro del ataque ateniense gracias a su excelente manejo de las fintas y su buena capacidad de pase. De enorme sintonía con Hines, el macedonio deberá cuidar su tendencia a cargarse de faltas.

El citado Kyle Hines está demostrando de nuevo que su falta de centímetros no le impide ser un interior de plenas garantías. Ancho y fuerte, su excelente uso del cuerpo le permite resolver cuando recibe en ventaja, a la par que cargar con brutalidad el rebote ofensivo definiendo así una de las señas de identidad del equipo. Tercer máximo anotador del equipo, el ex del Bamberg sigue presentando problemas en los tiros libres pero a cambio ha ganado recursos en los laterales y en la conducción del contraataque. Excelso en el juego por línea de fondo, su manejo de las fintas y su explosividad tapan muchas de sus carencias físicas hasta el punto de convertirlo en uno de los interiores más atractivos para el espectador de toda la competición.

Llegado para sustituir a Dorsey, Josh Powell ofrece un perfil bastante alejado del que encarnaba el ex baskonista. Menos contundente en las continuaciones y con menor capacidad de intimidación, Powell posee en cambio más recursos ofensivos, destacando entre ellos la naturalidad con la que se maneja en la media distancia. Algo frío y sin demasiada presencia en el rebote, sus puntos pueden ser un alivio en momentos de atasco ofensivo.

Llegado del Maccabi a mitad de temporada, Giorgi Shermadini tampoco ha sido de capaz de plasmar en El Pireo la evolución apuntada en Cantú. Grande y de buena movilidad, el center georgiano es resolutivo en las cercanías del aro y sin tener un gran rango de tiro posee una mecánica bastante fluida. Buen taponador, su falta de fuerza y unas manos no excesivamente duras le condicionan en demasiadas ocasiones.

Duda por problemas físicos para la cita londinense, Dimitiros Mavroeidis tiene muchos números para ser uno de los descartados aún en el caso de completar su recuperación. De vuelta a las órdenes de un Georgios Bartzokas que ya fuera su entrenador en el Maroussi, el ex del Bilbao ha perdido su sitio en la rotación tras la llegada de Powell y Shermadini. Peleón en el rebote ofensivo y buen defensor, su falta de recursos atacantes acaba por condicionarle en demasiadas ocasiones.


- El entrenador

Cuestionado tras la derrota en la final copera ante Panathinaikos pese a liderar con solvencia la liga, la clasificación para la Final Four ha terminado por avalar el trabajo de un Georgios Bartzokas al que en algunos momentos le ha costado manejar una plantilla larga como la de El Pireo. Continuista en cuanto a la circulación ofensiva y apostando por un nivel alto de intensidad defensiva, el técnico heleno ha ido modulando la apuesta de principio de temporada perfilando un equipo que, aunque corre muy bien la pista, tiene más al juego posicional.

Jugador del Maroussi, una grave lesión propicia el paso de Bartzokas a los banquillos como asistente en el club amarillo, hasta que en la 2005/06 pasa al Larissa también en calidad de ayudante. Un año más tarde se hace cargo del cargo de primer entrenador, donde permanecería durante tres temporadas llevando al club a los play-off por el título por primera vez en su historia. En la 09/10, Bartzokas vuelve a su Maroussi ya en calidad de primer entrenador, metiendo al equipo en el Top 16 de la Euroliga y recibiendo el premio de entrenador del año en Grecia para a continuación pasar a un Panionios en el que permanecería dos años antes de dar el salto a su actual puesto.


- El juego: ataque

CIRCULACIÓN: Uno de los puntos fuertes del cuadro de Bartzokas es sin duda su capacidad para circular el balón en estático. Los balones invertidos y los espacios creados por sus '4' abiertos redundan en la misma idea.

TRANSICIÓN: Aunque con el paso de los meses el Olympiacos se ha ido convirtiendo en un equipo de un mayor control de ritmo y una menor anotación, el conjunto heleno mantiene una capacidad encomiable para jugar en transición. Pocos contraataques pero letales.

NÚMEROS: De ser el 5º máximo anotador en la primera fase el Olympiacos ha pasado a ser el 10º al final del torneo.

TIRO EXTERIOR: Aunque el Olympiacos presenta un porcentaje triplista discreto, es uno de los conjuntos que más anota desde más allá de 6´75. Con la excepcional temporada en esa faceta de Papanikolaou y Sloukas, a poco que Spanoulis, Law o Antic tengan el día las opciones de los griegos pueden subir exponencialmente.

SPANOULIS: Amo y señor del ataque del Pireo, de la capacidad para mantener la cabeza y piernas frescas de Spanoulis puede depender un buen flujo de puntos para Olympiacos. Clavo ardiendo al que agarrarse en momentos crudos, su facilidad para atacar el aro, sacar faltas o doblar al lado débil desatascan en muchas ocasiones a su equipo.


- El juego: defensa

AGRESIVIDAD: Con una rotación amplia y un perímetro pequeño pero muy activo, el Olympiacos presenta por momentos cierto déficit de agresividad en el perímetro. Equipo de los 24 de Euroliga que menos pérdidas genera al rival, una mayor presión puede ser uno de los puntos de mejora. Con picos de gran intensidad y fuerte uso de las manos y contactos, conseguir extrapolarlos a más minutos asignatura pendiente.

COLECTIVO: Quizás la mejor característica del entramado defensivo del cuadro rojo. Coordinada y activa, la defensa global de los de Bartzokas suele funcionar como un reloj.

INTIMIDACIÓN: Pese a los esfuerzos de Hines, la salida de Dorsey ha mermado la capacidad de intimidación de un Olympiacos algo blando en la pintura.

ALTERNATIVAS: Dejando entrever por momentos una zona 2-3 algo pasiva, la mejor versión del Olympiacos ha llegado en la defensa de los pick&roll con los grandes saltando sobre el pasador y sin miedo a los cambios. Con ayudas más frecuentes en la pintura, en buena parte de los partidos optan por no realizarlas en el exterior prefiriendo resguardar el aro a saltar a los tiros, algo heredado de la etapa Ivkovic.


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8552

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos