Lunes, 25 de octubre de 2021
15.05.2014 - 22:45h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Final Four 2014: Análisis del Real Madrid, por Iván Fernández


Vigente subcampeón, repitiendo presencia en una Final Four de manera consecutiva por primera vez en diecinueve años y campeón actual de los tres títulos ACB, pocas dudas caben de que el Real Madrid ha vuelto a la élite europea. Una élite a la que llega además aupado a un ideario de juego alegre, atractivo para el espectador y que esta temporada ha terminado por pulir hasta cotas inimaginables.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2014

Si el año pasado la llegada del Top 16 marcaba un punto de inflexión para los blancos, en el que el equipo iba madurando a la vez que perdía capacidad ofensiva, en esta ocasión, las derrotas y el ligero bajón de los últimos meses en nada se puede achacar al estilo. Un estilo que, lejos de simplificarse en la velocidad o el tiro, encuentra su mejor versión en un equipo que ha mostrado alguno de los picos defensivos más espectaculares del torneo. Con Bourousis dando un punto más de calidad a la pintura, la enorme temporada de Rudy Fernández en los dos lados de la pista y la espectacular campaña de Sergio Rodríguez se han unido a la madurez de Llull o Mirotic para formar un núcleo duro de una inmensa calidad, que además llega respaldado por un conjunto de especialistas muy conscientes de su papel pero enormemente valiosos.

Con Laso demostrando cintura táctica en los momentos complicados, quizás la parte negativa haya llegado por una plantilla algo más justa en número que la de sus rivales, lo que ha llevado a los blancos a perder un punto de chispa en las últimas semanas.

Queda por ver si la sorprendente derrota en Kaunas o los apuros en El Pireo fueron parte del camino o síntomas de algo más, aunque en cualquier caso sea cual sea el resultado en la Final Four el camino blanco ha merecido la pena.

PALMARÉS DEL CSKA DE MOSCÚ



Campeón de Europa: 8 (1963-64, 65, 67, 68, 74, 78, 80 y 95)
Subcampeón de Europa: 7 (1961-62, 63, 69, 75, 76, 85, 2013)
Final Four: 6ª (1993, 95, 96, 2011, 13, 14)
Otros títulos europeos: 4 Recopas (84, 89, 92, 97), 1 Korac (88) y 1 ULEB (2007)
Ligas: 27
Copas: 24

- Esta temporada

Fase regular: 1º Grupo B (10-0)
Top 16: 2º Grupo F (11-3)
Playoff: 3-2 a Olympiacos
Total: 24-5

LA PLANTILLA


De menos a más durante el curso, Sergio Llull está viviendo una temporada de plena madurez. Despejados muchos de sus demonios con la canasta ganadora de la Copa del Rey, el balear es poco menos que imparable en campo abierto y muy agresivo en sus penetraciones, aunque en ocasiones su falta de pausa en el juego le lleve a hacer la guerra por su cuenta. Tirador de sensaciones, presenta mejores porcentajes en la competición doméstica que en la Euroliga (46% y 36% respectivamente), aunque cada es más habitual verle basar buena parte de su rendimiento ofensivo en el tiro exterior. Gran defensor en el 1x1 y algo más cuestionable a la hora de superar bloqueos o "trampas", Llull actúa como comodín entre los puestos de '1' y '2', lo que le lleva a una importante carga de minutos que pese a todo no le ha impedido mostrar clarividencia a la hora de generar juego.

Integrante del quinteto ideal del torneo pese a salir siempre desde el banco, poco de lo escrito puede hacer justicia a la enorme temporada de un Sergio Rodríguez elevado por méritos propios a la categoría de referente. Capaz de generar un gran caudal de juego y puntos en un sólo instante, el trabajo físico de años ha derivado en una mayor capacidad de aguante en el choque que le permite atacar el aro, así como levantarse desde un rango elevadísimo de tiro. Jugador de sensaciones, Sergio llega a Milán tras una eliminatoria de cuartos en la que el físico del Olympiacos coartó parte de su juego. Con problemas en la defensa cara a cara, Rodríguez se esta mostrando como un eficaz "ladrón" gracias a su intuición para atacar la línea de pase, aunque debe cuidar su tendencia en ocasiones a botar en exceso.

Principal duda física para la gran cita del año, Dontaye Draper llega tras una temporada en la que su rol de especialista se ha agudizado. Titular habitual en los terceros cuartos, el croata ha sido el encargado de subir el tono defensivo y con él tratar de cambiar los biorritmos del partido. Buen pasador, Draper es relativamente seguro en los tiros abiertos, aunque su año en la Euroliga ha sido muy discreto en la parcela ofensiva.

Recuperado tras una campaña en la que ha padecido graves problemas físicos, Jaycee Carroll llega a la capital lombarda con las piernas y la cabeza frescas, algo fundamental para un tirador de sus características. Espectacular triplista, el ex jugador de Teramo y Gran Canaria arma el brazo con una velocidad pasmosa y en las más diversas circunstancias. Buen manejador de balón y con tacto en los tiros cortos, Carroll muestra además facilidad para conducir el contraataque. Defensivamente correcto -aunque penalizado por lo físico- y con rapidez de manos, la capacidad de generar juego y la dureza mental cuando se enfrenta a defensas cara a cara y de contacto siguen siendo sus asignaturas pendientes.

Integrante del quinteto ideal de la temporada, Rudy Fernández afronta su segunda Final Four de la Euroliga en el que puede ser su mejor momento del último lustro. Pese a no haberse librado definitivamente de sus problemas de espalda, Rudy alcanza la fase definitiva del año en un estado de confianza total que le ha llevado a ser el termómetro de un Real Madrid tan coral. Tercero en valoración del torneo, el mallorquín ha recuperado sensaciones en el tiro, vuela al contraataque y crea juego con una facilidad pasmosa. Con todo, lo que realmente acaba de definir su juego es su capacidad de mantener la intensidad en ambos lados de la pista. Incansable en defensa y mucho más que un parche frente a '3' físicos, su actividad, sus largas ayudas e incluso su presencia en el rebote (4'2 en Euroliga) elevan la solvencia defensiva de los de Laso varios grados. Sus problemas en el bote y la necesidad de controlar su carácter y mantener la cabeza fría ante partidos broncos aparecen como únicas sombras en un año memorable.

Ausente el año pasado al no estar inscrito, Tremmel Darden parte como el '3' titular del Madrid, y lo hace con una adaptación a su rol más que aceptable. Rápido y de buena envergadura, el ex del Zalgiris se muestra activo en defensa y ha añadido a sus habituales suspensiones o una mejor selección en el tiro exterior.

Con más minutos en ACB que en Euroliga, Dani Díez ha acabado teniendo cierto espacio en Europa en buena parte a las lesiones en el perímetro. Adaptado definitivamente al puesto de '3', el canterano blanco ha mostrado una buena actitud, facilidad para correr la pista y una notable mejora en el aspecto defensivo, llegando incluso a emparejarse con escoltas. Acelerado en ocasiones, Díez debe de mejorar la fiabilidad de su tiro, algo que probablemente pasa por estabilizar la mecánica del mismo.

MVP copero e integrante del segundo mejor quinteto de la Euroliga, Nikola Mirotic llega a Milán en el que probablemente sea su momento más discreto del curso, aunque dispuesto a disipar las dudas sobre su rendimiento en los partidos grandes. Maduro y serio en la pista, Mirotic goza de una naturalidad ofensiva reservada a unos pocos elegidos. Capaz de generar desde fuera hacia dentro con un buen bote, el montenegrino ha ido ganando juego al poste a la par que ha profundizado su amenaza exterior (Laso ha llegado a probarle como '3' durante la baja de Carroll), en especial desde las esquinas. Mejorado también en el rebote y de extrema fiabilidad en los tiros libres, defensivamente su tamaño ayuda a cerrar la zona pero le falta fuerza en el poste bajo y concentración en las ayudas, lo que junto a una mayor producción en el pase (la visión la tiene) puede ser el próximo paso del montenegrino en su camino hacia la NBA.

Tras descansar en verano y superar un ligero bache inicial, Felipe Reyes ha vuelto a ganar presencia con el paso de las semanas aceptando con naturalidad su nuevo rol. Prácticamente como '4' en todo momento, el cordobés sigue siendo un impagable aval en el rebote, en especial en el aro contrario, donde su continua brega tiene un impacto no sólo estadístico sino moral. Heterodoxo pero eficaz en sus penetraciones, en especial al lado derecho, Reyes puede ser un perfecto punto de aguante si los blancos se encuentran con un partido trabado. Con cierta pérdida de importancia en defensa, Reyes parece volver a recuperar el lanzamiento triple e incluso ha añadido el lateral a su repertorio.

Llamado a subir la temperatura del termómetro defensivo interior, Marcus Slaughter suple su falta de centímetros con agresividad y capacidad de intimidación. Espectacular en su juego y definitivamente más cómodo cuando ejerce de '5', el ex del Bamberg se ha revelado como un ejemplo de integración en el club. Con un rol ofensivo muy limitado, su presencia se limita a algún rebote ofensivo o a las continuaciones finalizadas en mate gozando de una conexión especial con Sergio Rodríguez. Siempre intenso, el estadounidense deberá prestar atención a su pobre porcentaje desde el 4'60 (16/34 en la Euroliga).

Irregular en ocasiones, Ioannis Bourousis ha sido sin embargo un verdadero salto de calidad en la pintura blanca, especialmente en los partidos más competidos. Algo perdido en defensa, el jugador heleno tira de oficio y tamaño a la par que se muestra como un sólido reboteador. Con capacidad para devolver el balón a los exteriores, Bourousis puede anotar con igual solvencia en el poste bajo o de cara al aro.

Inconstante pero dotado de unas condiciones extraordinarias, Salah Mejri aparece como la quinta referencia interior en los esquemas de Pablo Laso. Coordinado y relativamente explosivo, el tunecino es un excelente taponador y goza de una extremada facilidad para finalizar. Capaz de botar o tirar, la falta de orden en sus habilidades y su falta de lectura denotan su falta de recorrido.

EL ENTRENADOR


Siguiendo lo que bien podría considerarse ya un proceso clásico (Luyk, Plaza tras Maljkovic…) el Real Madrid parece haber vuelto a encontrar la estabilidad tras la salida de un técnico de primer nivel y la llegada de un hombre de un perfil a priori más modesto. En esas coordenadas, el fichaje hace tres veranos de Pablo Laso por la casa blanca era recibido con escepticismo por una buena parte del entorno. Dos años y medio después, la incuestionada permanencia del vitoriano en el cargo es la primera prueba de éxito de la empresa, incluso por encima de los títulos logrados.

Apostando por la naturalidad y la confianza en la posición natural de los jugadores, Laso comenzaba dibujando un Real Madrid fresco y veloz que cautivaba por juego y que lograba además romper su maldición copera de la mejor manera posible: venciendo con rotundidad al Barcelona en su propio hábitat. La posterior eliminación en el Top 16 de la Euroliga con los varapalos ante Siena y Bilbao reabrían unas dudas reforzadas tras una final liguera que en la que los blancos llegaron a paladear el triunfo. Mantenida la apuesta, el segundo año trajo la vuelta a una Final Four y el título liguero. Ahora con el aprendizaje del año pasado y tras una temporada aún más brillante, Laso llega a Milán a bordo de un Madrid que se presenta como el vigente campeón de los tres títulos nacionales.

LOS NÚMEROS


Puntos: 85'17
Sergio Rodríguez 13'5, Rudy 13'2, Mirotic 12'2

Rebotes: 34'86
Bourousis 5'9, Felipe Reyes 4'9, Mirotic 4'6

Asistencias: 17'93
Sergio Rodríguez 5, Sergio Llull 4, Rudy 3'3

Tapones: 3'75
Salah Mejri 1'2

Recuperaciones: 7'55
Rudy 1'4, Sergio Rodríguez 1'2, Mirotic 1'1

Valoración: 104'89
Rudy 17'1, Sergio Rodríguez 15'7, Mirotic 15'5

Tiros de 2: 53'9%
Slaughter 69'6%, Sergio Llull 61'6%

Tiros de 3: 39'7%
Mejri 66'7%*, Sergio Rodríguez 49%

Tiros libres: 80'2%
Sergio Rodríguez 89'2%

* Mejri 2/3 en triples

- Quintetos más utilizados (minutos juntos)

Llull-Rudy-Darden-Mirotic-Bourousis (215 minutos)
Llull-Draper-Rudy-Mirotic-Bourousis (72 minutos)
Rodríguez-Llull-Darden-Reyes-Slaughter (30 minutos)

- ESTADÍSTICAS REAL MADRID EN LA EUROLIGA 2013-14:
http://goo.gl/AjUWUq

EL JUEGO: ATAQUE


AL ATAQUE: Seña de identidad madridista desde la llegada al banquillo de Pablo Laso. Sin ánimo de especular, el Madrid tiende a buscar el ritmo alegre, las transiciones rápidas y la velocidad de ejecución consiguiendo este año hacerlo además con mucha más continuidad y sin haber experimentado el bajón numérico del año pasado con la llegada del Top 16. Líder en anotación con 85'2 puntos por noche, casi cinco más que el segundo equipo más anotado, el Estrella Roja.

TIRO EXTERIOR: Otra de las grandes bazas de un Real Madrid que en ocasiones ha polarizado en demasía su ataque. La progresión de Sergio Rodríguez unida a la dinamita de los Llull, Rudy, Carroll o Mirotic dotan a los blancos de un arsenal casi ilimitado además de una franca mejora respecto al año pasado. Y es que mientras que en la competición doméstica el cuadro de Laso presentaba unos porcentajes superiores al 40% en Euroliga apenas pasaba del 33%. Llamando la atención que en el torneo europeo sólo Jaycee Carroll superaba el 40% mientras que jugadores como Mirotic (de 47 a 32%), Llull (de 44 a 31%), Sergio Rodríguez (44 a 30%), Carlos Suárez (40 a 24 %) o Draper (38 a 26 %) sufrían un claro retroceso en su puntería en la competición europea. De ser el sexto peor equipo de la competición en porcentaje de triples ha pasado a ser el segundo mejor este año, siendo los blancos, con más de 24 intentos, los que más se prodigan desde el 6'75.

EQUILIBRIO: La llegada de Ioannis Bourousis dota al Madrid de una referencia interior de la que carecía el curso pasado. La constancia para buscar al pivot heleno no sólo de inicio puede ser otra de las claves junto a la presencia cada vez más habitual del pick and roll o de aprovechamiento de los bloqueos indirectos.

REFERENTES: Con cuatro jugadores superando ampliamente los 10 puntos por noche y un especialista como Carroll, el Madrid parte con el principal arsenal a la hora de ecomendarse a un jugador.

EL JUEGO: DEFENSA


SOLVENCIA: Con 71'2 puntos encajados por partido, el cuadro de Laso es el cuarto equipo de la Euroliga que menos puntos encaja, sólo superado por CSKA, Siena o Panathinaikos, escuadras que por otro lado juegan a un ritmo muy inferior al de los blancos.

INTENSIDAD: Con o sin sus especialistas en pista el Real Madrid está consiguiendo picos de intensidad defensivos tremendos. Presión al balón, líneas de pase, muchas ayudas... de su capacidad para lograr entrar en ese estado dependerán muchas de sus opciones.

FACTOR RUDY: Plenamente motivado, el escolta balear puede ser uno de los factores clave… también en defensa. Intuitivo en el robo, su contagiosa actividad y sus ayudas kilométricas serán clave para que el Madrid encuentre su mejor cara.

ALTERNATIVAS: Con menos querencia por soluciones efectistas como la de situar a Slaughter en la cabeza de una zona, el Madrid ha ido engordando su libro de estilo con algunas alternativas muy interesantes. Con problemas de defensa interior en el pick and roll, no es descartable la aparición por Milán de alguna alternativa zonal.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2014


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por BasketMe

BasketMe

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8217

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos