Sábado, 16 de octubre de 2021
15.05.2014 - 22:45h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Final Four 2014: 'Historia completa de mis fracasos sexuales', por Iván Fernández


'Quien no conoce su historia, está condenado a repetirla', frase terriblemente incrustada en la memoria de Europa y que bien podría atribuírsela el nuevo Real Madrid… pero a la inversa, ya que durante los últimos tres lustros el palmarés blanco ha resultado más una losa que un estímulo, algo que las dos consecutivas clasificaciones para la Final Four podrían dejar atrás.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2014

Tratar de glosar la historia del Real Madrid en sólo unas líneas es una tarea poco menos que imposible ya que la misma es una de las más prolijas de todo el continente. Fundado como sección independiente del club de fútbol en 1932, su mecenazgo provino de Ángel Cabrera, todo un histórico que ya llevaba varios años intentando promocionar el baloncesto en Castilla. Al año siguiente el club se proclamaría ya subcampeón de Copa, estableciendo una relación tortuosa con la competición que se cerraría con el primer titulo en 1951.

Una vez creada la liga nacional, el Real Madrid se convierte en el gran dominador de la competición siendo además el pionero en la contratación de extranjeros. Con la creación de la Copa de Europa, los horizontes blancos pronto virarían hacia Europa, logrando los subcampeonatos de 1962 y 63, antes de que, al fin, 1964 llegara el anhelado cetro continental.

Con Pedro Ferrándiz al mando, el Madrid pronto se convertía en el club más laureado no sólo en España, con 12 títulos de 13 posibles y una racha sólo quebrada por la histórica canasta de Emilio Segura, sino a nivel europeo donde se sumaban 4 Copas de Europa de la mano de los Emiliano, Luyk, Sevillano, Burgess, Brabender, Ramos o Cabrera. En la década siguiente, y pese a la tiránica presencia en todas las finales del Varese, los blancos aún logran dos nuevos galardones (74 y 78), amén de dos subcampeonatos.

En 1980, y tras una exhibición de Rullán ante el propio Maccabi, el Real Madrid logra su séptimo título, cerrando una época gloriosa antes de comenzar a sufrir para mantener su hegemonía doméstica. De manera esporádica al principio e incuestionable al final de la década, el Barcelona consigue desbancar al club de Concha Espina, que sólo acierta a llegar a la final del 85 topándose en Atenas con un Drazen Petrovic imparable.

Tras la mayor sequía liguera de su historia (del 86 al 93) la llegada de Arvydas Sabonis devuelve al Madrid al primer plano y, tras caer en la Final Four del 93, un par de años después el equipo logra su octavo entorchado europeo. Tras repetir presencia en la Final Four de la temporada siguiente, el Real Madrid emprendería una nueva travesía del desierto europea que le mantendría apartado de su presencia entre los 4 mejores equipos del continente hasta la temporada 2012/13. Alejados a su vez del título copero hasta 2014 (no lo ganaba desde el 93) el Real Madrid ha ido engordando su palmarés con cuatro ligas y un par de trofeos europeos (prueba de su jerarquía continental, ya que siempre que el Real Madrid ha disputado una competición europea inferior a la Euroliga ha sido al menos finalista) a la espera de tiempos mejores, que bien pudieran estar a la vuelta de la esquina.

¿Pero qué es lo que ha sucedido estos años? Las causas aparecen diversas, desde la desorganización a la falta de interés por una sección en la que los más prestigiosos técnicos han salido escaldados. Los datos son fríos pero pueden resultar esclarecedores:

- De las últimas 24 Euroligas, entre Obradovic, Maljkovic y Messina ganan 15. Los tres pasan por el Madrid y sólo el primero logra entrar en la Final Four, siendo incapaz de sumar ningún título nacional en tres años.

- El Real Madrid estuvo ausente de la Final Four desde 1996 hasta 2011. En ese tiempo, al margen de los grandes dominadores (Maccabi, Barcelona, Panathinaikos o CSKA), participaron en ella equipos como Siena (3), Efes (2), Fortitudo (2), Partizan (2), Zalgiris, Villeurbanne, Olimpija Ljubljana, Unicaja, AEK...

- De los 35 títulos organizados por la ACB desde 2001 (13 ligas, 14 Copas y 10 Supercopas) el Real Madrid sólo ha ganado seis (gracias al alivio de las dos Copas del Rey y Supercopas consecutivas), por 16 del Barcelona y 11 del Baskonia.

- El Real Madrid se llevó 21 de las primeras 25 ediciones ligueras… pero de las últimas 27 ha ganado tan sólo 6.

Con unos números que parecen confirmar las declaraciones en su día de Ettore Messina tras su salida, quizá sea el momento ahora que parece superado el trauma, de recordar las últimas eliminaciones europeas blancas, que puestas en perspectiva realzan el papel del conjunto merengue en esta temporada.

Género realmente interesante, "la política ficción" ha ido haciendo acto de presencia en la literatura universal de muy distintos modos, desde la alternativa real a la más pura inventiva dejando en los anales obras del más diverso tipo: Platón y su República, la utopía de Tomás Moro, el Cándido de Voltaire, Orwell, Kafka, Conrad… y así hasta un sinfín de obras entre las que, de las más recientes, habría que destacar "El hombre del castillo" y la maravillosa "El sindicato de policía yiddish" de un Mlichael Chabon que alcanzó la fama por su, llevado al cine, "Jóvenes prodigiosos" y por el magnifico pastiche holmesiano "La solución final".

Con el claro antecedente de "La guerra de los mundos" radiofónica, el falso documental pasa por ser uno de los géneros cinematográficos más creativos y peculiares a la par que se le podría emparentar con alguna de las ramas de la “política ficción”, al menos de aquellas obras que juegan con una realidad paralela o alternativa haciéndola pasar como real. Desde la visión de Elmyr de Hory dada por Orson Welles en "Fraude" al camaleónico y brillante "Zelig" de Woody Allen, pasando por el descubrimiento de la relevancia neozelandesa en la verdadera historia del cine, la lista de joyas adscritas a las difusas barreras del falso documental raya lo innumerable con ejemplos musicales ("This is Spinal Tap") de humor negro/istmo ("Ocurrió cerca de su casa"), bélicos (la obra de Watkins) o incluso nacionales (el notable "Cravan vs Cravan"), que cautivan por su originalidad o quizás por ser más coherentes que muchas de las realidades que nos rodean. En esas coordenadas, Chris Waitt presentaba hace un par de años su "La historia completa de mis fracasos sexuales", comedia sobre sus innumerables fracasos sentimentales a medio camino entre el patetismo y la subversión. Pese a su condición de obra menor, hay que reconocer la potencialidad de su título que bien pudiera servir para hacer un ligero repaso a las últimas ausencias madridistas en la gran cita del basket europeo:

1996: El Real Madrid llega por última vez, hasta esta temporada, a una Final Four. En la cita parisina, un Barcelona que le tiene tomada la medida sigue la tónica general de la temporada, remontando el encuentro y propiciando la primera derrota como entrenador de Zeljko Obradovic en una Final Four. El varapalo, no obstante, llega en los cuartos de final de la ACB, donde el Caja San Fernando, a la postre finalista tras vencer a domicilio en el 5º encuentro de semifinales al TDK, elimina al conjunto blanco dejándolo fuera de la siguiente edición de la liga europea.

1998: El Real Madrid llega a la última jornada de la segunda liguilla empatado en el cuarto puesto (último que da acceso a los cuartos de final) con el Estudiantes. Pese a que ambos se han vencido como locales, el average permite a los blancos depender de sí mismos… pero en un gran duelo entre Stojakovic (24 puntos) y Bodiroga (26) la partida cae del lado del PAOK de Salónica, dejando el destino merengue en manos de un Estudiantes que, pese a los desaforados gritos en la retransmisión de Nacho Calvo, cumple venciendo al Limoges de Jose Montero por 68-62 en una excelente segunda parte de Chandler Thompson y Nacho Azofra.

1999: En esta ocasión el Real Madrid accede a los octavos de final como tercer clasificado del Grupo H, por detrás del Olimpija de Ljubljana y el Asvel Villeurbanne. Ya en ellos, el Madrid asalta de la mano de un gran Tanoka Beard la pista del Fenerbahce (81-89 pese a los 34 tantos de Kutluay) y no falla como local (85-74) colándose en la ronda previa a la Final Four. La eliminatoria no tiene mucha historia, pues el Madrid cae ante la Fortitudo por 2-0 con paliza en Bolonia 90-63 (23 tantos de Mulaomerovic para los italianos) y mala imagen final en Madrid (65-76 con 22 de Jaric y un gran trabajo de Karnisovas y Myers).

2000: El Madrid vuelve a superar la liguilla como tercero, por detrás del potente Panathinaikos y de un Olimpija de Ljubljana que antecede a los blancos por segundo año consecutivo. El rival de los blancos resulta ser el Asvel Villeurbanne con dos futuros madridistas en sus filas (Sonko y Larrañaga) que contribuyen a un 2-0 galo sin mayores agobios (72-59 en el primer partido y 73-85 en el segundo).

2001: La nueva Euroliga estrena formato de play-off, y el Madrid alcanza los cuartos de final tras quedar segundo de su grupo igualado a triunfos con el primer y tercer clasificados (Olympiacos y Olimpija). En octavos los de Sergio Scariolo se deshacen del Buducnost. En los cuartos de final el rival vuelve a ser la Fortitudo de Bolonia y, si bien en esta ocasión la serie llega al tercer acto (claro 88-57 como local del Madrid), en él los italianos no fallan y sellan su pase a semifinales con un claro 88-70 en el que Carlton Myers anota 41 puntos y se va hasta los 45 de valoración.

2002: El Real Madrid alcanza el Top 16, pero pierde todos sus encuentros como local: 88-95 ante el Ural Great (30 puntos de Liadelis), 58-86 ante el Kinder (24 de Smodis y 21 de Jaric) y 92-109 ante el Efes Pilsen (24 de Marcus Brown) haciendo estéril su buen rendimiento foráneo.

2003: Fuera en la última jornada de la fase de grupos (retomamos lo explicado en el artículo dedicado al Montepaschi Siena). Por aquel entonces la primera fase de la Euroliga se componía de tres grupos de 8 equipos, de los cuales los 5 mejores de cada grupo y el mejor 6º de los 3 accedía al Top 16. Llegada la última jornada, la única opción de los toscanos (que debían jugar el jueves) pasaba sólo por ser el mejor sexto, y el primer resultado de la jornada del Miércoles les daba alas ya que el Pau Orthez caía en casa y se quedaba en 6 victorias, las mismas que el Siena tendría si ganaba el día siguiente y con un average más beneficioso. Pero paralelamente, otro resultado daba al traste con las ilusiones del Mens Sana, que contemplaba estupefacto como el Real Madrid perdía en casa ante el Villeurbanne, quien liderado por un enorme Gulyas (en todos los sentidos) se colaba como quinto y dejaba a los blancos como sextos, obligando al Siena a obtener una victoria clara. El resultado de ese partido lo dice todo: 112-49 ante un Buducnost (Milojevic, Koljevic, Pavlovic, Cabarkapa…) totalmente desbordado. Con todo, lo peor para los blancos llega en la, liga donde el equipo de Imbroda finaliza décimo quedando fuera de los play-off y de las competiciones europeas (aunque luego recibiría una invitación de la ULEB)

2005: Eliminados, junto al Barcelona, en un Top 16 donde blancos y culés se ven superados por el intratable CSKA y el sorprendente Scavolini. Los de Pesaro, que la temporada anterior aún con Djordjevic en la pista habían sido subcampeones coperos y semifinalistas ligueros en Italia, se erigían en la gran sorpresa del año en Europa con un juego alegre de la mano de Scoonie Penn, Charles Smith y viejos conocidos como Ress, Archibald o Milic.

2006: Una derrota en la última jornada del Top 16 en la pista de la Fortitudo despojaba al Real Madrid de la ventaja de pista en una serie de cuartos de final donde acabarían cayendo por 2-1 ante el Barcelona, en una de las innumerables ocasiones en que Dusko Ivanovic ha superado a Boza Maljkovic en un partido decisivo. El propio Barcelona eliminaba a los blancos en los cuartos de final de la ACB dejando de nuevo al club de Concha Espina fuera de la Euroliga.

2008: Con la sede de la Final Four fijada en Madrid, el equipo de Joan Plaza recibe en la penúltima jornada del Top 16 al Maccabi sabiendo que si vence es primero y gozará de ventaja en la serie de cuartos. Tras dominar buena parte del partido, un triple de Halperin en los instantes finales envía el partido a la prórroga, donde el Madrid sucumbe por 100-103. Por si fuera poco la derrota obliga a los blancos a jugarse el pase en Atenas ante un Olympiacos que no falla y que vence a los de Plaza por 72-63.

2009: El average decide el duelo con el Barcelona en el Top 16 enviando a los blancos a jugar una eliminatoria con el factor pista en contra ante el Olympiacos, que vuelve a dejar fuera de la Final Four a los madrileños por 3-1.

2010: Gran serie de cuartos, arrancando un triunfo en el Palau Blaugrana… antes de caer en los dos partidos de Vistalegre.

2012: Tras comenzar el Top 16 con una canasta ganadora de Mirotic en Málaga y un sólido triunfo ante el Bilbao Basket, las debacles ante Siena y el propio equipo de Katsikaris dejaban a los de Laso fuera de los cuartos de final.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA BASKETME EUROLEAGUE FINAL FOUR 2014



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por BasketMe

BasketMe

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 3931

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos