Martes, 7 de diciembre de 2021
25.04.2015 - 03:07h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Crónica Eurocup: Herbalife Gran Canaria - Khimki Moscow Region (66-91)



El Khimki ha dejado vista para sentencia la final de la Eurocup, tras derrotar de manera contundente a un Herbalife Gran Canaria preso de los nervios y cuya inexperencia en este tipo de partidos ha resultado una losa difícil de superar. Con un juego muy serio y pleno de acierto, el conjunto ruso ha dominado de cabo a rabo y ha dado un golpe encima de la mesa en el último cuarto, adquiriendo una ventaja que se antoja insalvable (66-91), salvo milagro canario en el partido de vuelta.


 


Ya desde los primeros compases los moscovitas han mostrado su calidad y, bajo la dirección impoluta de Tyrese Rice y la aportación de Paul Davis en la pintura (muy superior a Tavares), lograban un 2-8 de inicio que dejaba entrever sus intenciones. El Granca, demasiado tenso durante los 40 minutos, hacía un juego errático y con tiros precipitados en demasiadas ocasiones. Solo Kuric parecía acertado en este tramo de partido y, con dos triples, mantenía el encuentro igualado pese al mal inicio local.


De esta forma, se llegaba al segundo cuarto con pequeña ventaja rusa de dos puntos (19-21), ampliada enseguida a diez tras un fulgurante parcial de 0-8 (19-29). Rice seguía campando a sus anchas y no necesitaba anotar para adueñarse completamente del control del partido, superando con claridad tanto a Bellas como a Oliver. Además, los exteriores aportaban con regularidad (Koponen, Vyaltsev) y los interiores le ganaban la partida claramente a sus pares y hacían mucho daño en el rebote ofensivo. Los de Aíto, por su parte, seguían jugando con más corazón que cabeza y se agarraban a los puntos de Kuric y a la fe de Báez. Con esto, y pese a la clara superioridad visitante, bastaba para mantenerse en el partido (33-40 al descanso) pero las sensaciones no invitaban al optimismo de cara a la segunda mitad.


Tras el paso por vestuarios, el Gran Canaria añadió a su intensidad un punto de acierto y, con un fenomenal Báez (siete puntos seguidos), se situaba a tres puntos tras una canasta en contraataque de Kuric (41-44). Por primera vez el Khimki se sentía algo incómodo y Kurtinaitis reaccionaba solicitando su primer tiempo muerto de la noche. Tras él, el choque continuó igualado pero con los visitantes siempre por delante y castigando cualquier mínimo error que cometieran los amarillos. Es un equipo el ruso que no te perdona cuando observa un resquicio de debilidad, siendo el brazo ejecutor cualquier jugador de su enorme plantilla, ya sea Davis, Koponen, Augustine o Monia. Todos saben cuál es su rol y lo ejecutan a la perfección.


Así, se llegaba al último parcial con ventaja para el Khimki (54-59), tras una gran canasta de Koponen sobre la bocina del tercer período. Pero a partir de aquí no hubo mucha más historia. Otro parcial ruso para comenzar el cuarto (esta vez de 1-11) ponía los quince de diferencia e instalaba el pesimismo en el ánimo grancanario. Pero la cosa no quedó aquí. Viendo que la final se le escapaba entre los dedos, los locales trataron de atacar por la vía rápida pero se precipitaban continuamente, lo que era aprovechado por los ex-soviéticos para aumentar paulatinamente su ventaja. Además, el acierto exterior visitante era espectacular (7 de 8 en triples en el último cuarto), lo que afectaba visiblemente a unos deprimidos y exhaustos jugadores del Herbalife Gran Canaria. Al final, la diferencia se fue a unos apabullantes 25 puntos (66-91), tras un clinic de recursos individuales de Tyrese Rice, que anotaba dos triples descomunales en los últimos instantes.


Por lo tanto, victoria clara y merecida para un Khimki muy superior y que acaricia su segunda Eurocup, y con ello la opción de jugar la Euroliga la temporada que viene. El Gran Canaria, por su parte, deberá aprender de este golpe y dar una mejor imagen en Rusia, aunque el título sea ya una quimera. Le queda una magnífica temporada europea que su público ha sabido reconocer a pesar de la derrota, propinando una calurosa ovación a su equipo al finalizar el partido.


En el plano individual, destacar en el Granca a los ya reseñados Kuric (23 puntos) y Báez (18, además de 7 rebotes). Se ha echado en falta, sin embargo, la habitual energía de Brad Newley, muy mermado tras su reciente esguince de rodilla, y una mejor dirección de los bases que, quizá muy preocupados por la defensa al MVP Rice, han estado muy desacertados en ataque (al igual que la mayoría de sus compañeros).


Por parte rusa, gran partido de los dos escoltas (Koponen y Vyaltsev, 18 puntos cada uno) y de Paul Davis (17 puntos y 6 rebotes, con 7 de 8 en tiros). Todo bajo la dirección de Rice (13 puntos, 5 asistencias). Además, los porcentajes de tiro han sido excelsos durante todo el encuentro, con un espectacular 72% en tiros de dos (26/36) y un no menos destacable 48% en triples (11/23).


Ficha técnica:


66 – Herbalife Gran Canaria (19+14+21+12): Urtasun (-), Bellas (3), Báez (18), Tavares (4) y Kuric (23) –quinteto inicial-. Oliver (7), Newley (2), Kendall (1) y O’Leary (5). Entrenador: Aíto García Reneses.


91 – Khimki Moscow Region (21+19+19+32): Rice (13), Vyaltsev (18), Ilnitskiy (5), Monia (9) y Davis (17) –quinteto inicial-. Augustine (9), Koponen (18) y Sheleketo (2). Entrenador: Rimas Kurtinaitis.


Árbitros: Rocha (Portugal), Chiari (Italia) y Nuran (Turquía). Eliminado por faltas personales: Monia.


Incidencias: partido de ida de la final de la Eurocup 2015, disputado en el Gran Canaria Arena ante 9.875 espectadores.


Álvaro Murillo Hernández.




Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Lucas Huerta

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9597

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos