La Opinión
La rica salsa Canaria
Roberto Tamayo (Baloncesto sin red)  | 14.11.2012 - 10:42h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Cuando la limitación de recursos económica marca la toma de decisiones de una institución, el binomio ingenio-trabajo aparece como la hoja de ruta más solvente. La ecuación parece simple y de fácil ejecución, pero la realidad se empeña en demostrar que son pocos los que la desarrollan con éxito. Uno de ellos es el Herbalife Gran Canaria, que tras acometer su enésima reconstrucción disfruta de una posición nobiliaria tan inesperada como merecida.


La tarjeta de presentación de los canarios acredita un porrón de méritos deportivos. Ha alcanzado la Copa del Rey en dos de los últimos cuatro años y ha paseado el nombre de Gran Canaria por Europa durante ocho temporadas consecutivas. Muchos de estos éxitos han llegado con Pedro Martínez como comandante general del vestuario. El club canarión apostó por él cuando había saltado de banquillo en banquillo durante los tres cursos anteriores a su fichaje.


Los mandamás del Gran Canaria están acostumbrado a estrujarse los sesos y visionar decenas de vídeos de talentos ocultos, que aprovechan su paso por la isla como trampolín a clubes de mayor enjundia. Pero este verano la entidad sufrió también la baja del arquitecto de tantos y tantos proyectos canarios, Himar Ojeda. Tras 17 años como director deportivo voló a la capital para enrolarse en el Asefa Estudiantes. Ni su marcha ni la incorporación de seis jugadores nuevos han sido óbice para que la plantilla para firmar su mejor puesta en escena desde la campaña 2008/2009. Hace un año el balance era exactamente el opuesto: 2-5. El club insular se ha caracterizado por crecer a partir de los partidos como local. Las visitas a Las Palmas suelen acarrear más de una jaqueca a los rivales. Este curso también suman lejos de las islas, un hecho que se antoja capital y diferencial para acceder a la Copa del Rey.


Recambios efectivos y defensa brillante


Este verano salieron a la caza de centímetros que complementaran a la versatilidad y liderazgo de Spencer Nelson y la sobriedad de Xavi Rey, que aún no ha debutado debido a una lesión en uno de sus hombros. Y los encontraron en Paulo Prestes y en Uros Slokar, dos perfiles diferentes. El primero, acompañado por un físico generoso en kilos, se las apaña mejor cerca del aro mientras que el segundo ha progresado en su voluntad de enfangarse en la zona y ha abandonado la línea de tres. Pero el mayor acierto de la dirección deportiva ha sido apostar por jugadores que ya conocían la Liga Endesa. Solo dos (Scheyer y Toolson) de los seis fichajes debutan en la competición doméstica. Su adaptación y rendimiento son, sin embargo, impecables.


Puestos a encontrar las razones de este gran arranque, conviene desnudar su banco estadístico. El principal activo del cuadro canario es su fortaleza defensiva, que le permite ser el mejor equipo del campeonato en esta faceta dejando a tres de sus seis rivales por debajo de 60 puntos. Esta habilidad se complementa con su tenacidad para asegurar el rebote. Por este motivo no echa en falta ser más productivo en ataque (tercer conjunto que menos anota) ni su pobre 65% desde el tiro libre (equipo menos fiable).


Más allá de los números, que siempre son fuente de conflictos entre puristas y heterodoxos, el Gran Canaria está inmerso en dinámica positiva. Y eso, con permiso de puristas y heteroxos, es un tesoro que no se encuentra ni en los manuales ni en las estadísticas.




Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Roberto Tamayo (Baloncesto sin red)

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 1004

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot: