La Opinión
¿Quo vadis, Baskonia?
Roberto Tamayo (Baloncesto sin red)  | 15.03.2013 - 00:21h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Lewis Carroll, que no era más que el pseudónimo de Charles Lutwidge Dodgson, gestó su obra literaria más universal, Alicia en el país de las maravillas, entre 1862 y 1865. Por aquel entonces no podía imaginar que este título sería el mantra que utilizan los jefes de la oposición española en el debate sobre el estado de la nación de forma sistemática para desmontar el diagnóstico previo del presidente.


Hasta hace un par de semanas, el Baskonia habitaba plácidamente en el escenario diseñado por Carroll. El Caja Laboral ejerció de tuneladora durante cerca de tres meses en los que mandaba a la lona a quien se pusiera por delante. Pero resulta que las victorias no eran más que una bisagra endeble que tapaba un vestuario fraccionado. Y ahora que las derrotas se hacen habituales, la división parece definitiva en un equipo que no comulga con el ADN baskonista.


Zan Tabak, criticado por su inexperiencia nada más aterrizar en Vitoria y agasajado más tarde debido a la excelente dinámica del equipo, ya ha tachado a algunos jugadores de poco profesionales. El episodio más triste se produjo en Atenas. Un Baskonia desnortado salvó el basketaverage pero ofreció una imagen pésima con cada jugador haciendo la guerra por su cuenta y riesgo. Desde el bocinazo final hasta que Tabak compareció en rueda de prensa se produjo lo más parecido a un motín que evidenció el hartazgo de los mandamás del vestuario con la poca implicación de algunos compañeros. El entrenador amenazó con sancionar a la plantilla por bajo rendimiento y los capos se rebelaron y exigieron que se juzgara el rendimiento de cada jugador por separado. Aquel episodio se filtró a la prensa y supuso la rescisión de contrato de Carlos Cabezas, al que algunos señalan como uno de los instigadores de la rebelión.


Todo este batiburrillo daña la imagen de un club modélico y encamina la temporada hacia un final tan agónico como frustrante. Cuando una plantilla deja de creer en el entrenador, no hay pócima que resuelva el entuerto. Ni siquiera la autogestión, muy de moda en otros equipo, parece una vía fiable vista la desunión del grupo. Da la sensación de que un sector del vestuario ha activado el modo del pasotismo y se ha instalado en una dinámica funcionarial. Un indicador revelador de la fractura que existe entre plantilla y entrenador, además de entre los mismos jugadores, es la respuesta de Tabak sobre la confianza que siente del club y del vestuario. “Se les puede preguntar a ellos. Es muy fácil, cuando quieres saber algo, preguntas. Del club, puedo decir que al cien por cien. De la plantilla, pienso que sí por cómo ha jugado el equipo -victoria ante el Gran Canaria cortando la mala racha de derrotas-. Si queréis saber más, preguntad a los jugadores”.


La afición baskonista, caracterizada por su fidelidad y entendimiento del juego, ya mostró su descontento cuando el equipo naufragaba allá por noviembre. ¿Volverá a dictar sentencia ante la avalancha de acontecimientos negativos? Varios amigos baskonistas me han expresado su hartazgo con algunos jugadores. "Como la temporada está perdida de todas formas, yo echaba a 3 o 4 ya", me decía uno de ellos. El aficionado vitoriano entiende que su equipo pierda partidos y no gane campeonatos, pero lo que le hace hervir la sangre es observar que sus jugadores no se desviven por la entidad. Nocioni es el ídolo de la afición por su entrega y compromiso, igual que en su día lo fueron Prigioni, Scola y Oberto. En un gremio tan poco dado al romanticismo y en el que los jugadores cambian de camiseta cada año, el Baskonia defiende otros valores como la identificación con el club y con la ciudad, el compromiso y el pundonor.


Se atisba un final de temporada turbulento en Vitoria y una reestructuración drástica del equipo en verano. Seguro que Querejeta vuelve a dar con la tecla. La salud del baloncesto necesita que el Baskonia recupere su nivel.





Artículo publicado en


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Roberto Tamayo (Baloncesto sin red)

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 4833

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot: