La Opinión
Euroliga 2014-2015: Vuelve el espectáculo
Juanjo Segura  | 15.10.2014 - 01:41h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Este miércoles arranca la nueva edición de la mejor competición de equipos del mundo, después de la NBA. Una temporada más, la máxima competición continental se presenta con una tremenda igualdad y con numerosos equipos que atesoran potencial de sobra en sus plantillas para alcanzar la meta de disputar la Final Four de Madrid.


A continuación, hacemos un análisis de la confección de los grupos de la primera fase.


Grupo A



Anadolu Efes – Dinamo Sassari – Nizhny Novgorod – Real Madrid – Unics Kazan – Zalgiris Kaunas



El Real Madrid comienza el camino a la Final Four que se disputará en su Pabellón con un grupo bastante asequible en la primera fase. Tras perder la gran final de la pasada temporada ante el Maccabi el equipo blanco no supo levantarse y también sucumbió en la de la Liga Endesa ante el FC Barcelona, quedando Pablo Laso en la cuerda floja, aunque finalmente el club ha optado por la continuidad del técnico. La plantilla ha sufrido la importante pérdida de Nikola Mirotic, aunque han llegado jugadores de calidad contrastada como Andrés Nocioni, Kelvin Rivers, Jonas Maciulis y sobre todo, Gustavo Ayón, que aportará más centímetros en la pintura y dará más equilibrio al equipo. En definitiva, un plantel con todos los mimbres necesarios para conseguir en casa un título que ha perdido en el último suspiro las dos últimas temporadas.





A priori, sus dos rivales más potentes de esta primera fase son el Anadolu Efes y el Unics Kazan. El conjunto otomano, como no podía ser de otra manera, se ha renovado de manera profunda durante este verano para conseguir de una vez por todas instalarse entre los grandes de Europa. Para el banquillo, ha llegado todo un ilustre en nuestro continente como Dusan Ivkovic, que contará en la pista con grandes nombres del baloncesto europeo como Nenad Krstic, Stephane Lasme, Strastos Perperoglou o Dario Saric, la gran perla croata. Por lo que respecta al Unics Kazan, afronta su regreso a la máxima competición continental con un proyecto muy ambicioso que comandará Ketih Langford, máximo anotador de la pasada edición. El escolta norteamericano estará bien secundado por jugadores de la talla de Curtis Jerrells, Viktor Sanikidze, Kostas Kaimakoglou, Nikos Zisis, D´Or Fischer o James White. Si el griego Kostas Pedoulakis consigue engrasar a todas las piezas, pueden llegar lejos.


Tras ellos, todo apunta a que los tres restantes se disputarán la cuarta plaza de clasificación para el Top 16, en la que en principio no parece que haya un favorito claro. En primer lugar está un histórico como Zalgiris Kaunas, que ha hecho uno de los fichajes estrella en el mercado europeo de este verano, el NBA James Anderson, que viene de promediar 10 puntos por partido en Philadelphia, además de contar con varios clásicos del baloncesto lituano como Robertas Javtokas, Paulius Jankunas o Darius Songaila. Después aparece el Niznhy Novgorod, revelación del baloncesto ruso durante la pasada temporada. El base Taylor Rochestie, que tuviera un pasado fugaz en la Liga Endesa, es su mayor estandarte, aunque en su plantilla hay otros jugadores norteamericanos interesantes como Tarence Kinsey, Will Daniels o Trey Thompkins. Por último, encontramos al Dinamo Sassari, que cuenta con los anotadores Jerome Dyson y David Logan.


Grupo B



Alba Berlín – Cedevita Zagreb - CSKA Moscú – Limoges CSP – Maccabi Electra - Unicaja Málaga



El Unicaja no ha tenido tanta suerte en el sorteo como el Real Madrid, ya que se enfrentará en la primera fase con dos rivales del nivel del CSKA Moscú o el Maccabi de Tel Aviv, actual campeón continental. El conjunto dirigido por Joan Plaza ha comenzado la temporada con las mismas buenas sensaciones con las que finalizó la anterior. Pese a las bajas importantes de Nik Caner-Medley o Zoran Dragic, el equipo se ha reforzado bien con las llegadas de Will Thomas, Caleb Green, Vladimir Golubovic, Kostas Vasileiadis o Jon Stefansson. Además, el buen momento de forma de jugadores como Fran Vázquez, Jason Granger o Ryan Toolson, invita a pensar de que el equipo malagueño pueda cumplir objetivos más altos que estar en el Top 16.





El actual campeón de la Euroliga, Maccabi Electra, no cuenta a priori con el nivel en su plantilla de la temporada pasada, ya que han perdido a su gran técnico, David Blatt, y al MVP de la pasada Final Four, Tyrese Rice. Por si fuera poco, su pívot titular, Sofo Schortsanitis, estará lesionado hasta diciembre. En contraposición, se han hecho con los servicios de buenos jugadores como Marquez Haynes, Brian Randle, Aleks Maric, Nate Linhart y Jeremy Pargo, llamado a ser el nuevo líder del equipo. Parece complicado que puedan repetir la gesta del pasado curso aunque a un equipo tan experimentado siempre hay que tenerle en cuenta. Por su parte, el CSKA Moscú afronta la era post-Messina y como es habitual en ellos, no han escatimado a la hora de fichar, ya que han aterrizado este verano en la ciudad moscovita jugadores del nivel de Nando De Colo, Manuchar Markoishvili o Demetris Nichols, además de estar pendientes de una última incorporación. No obstante, sus mayores bazas son los clásicos del equipo, Milos Teodosic, Sonny Weems o Viktor Khryapa. Una temporada más, candidato de sobra a estar en la Final Four.


Los otros tres equipos son rivales incómodos para cualquiera y están totalmente capacitados para dar algún susto. Sin ir más lejos, el Alba Berlín, que ha protagonizado la gran sorpresa de la pretemporada derrotando a los San Antonio Spurs. El equipo alemán aspira a llegar al Top 16 con el croata Leon Radosevic y el norteamericano Jamel McLean, como principales referencias, mientras que el Cedevita Zagreb afronta la Euroliga con una plantilla casi repleta de jugadores croatas, donde destacan jóvenes talentos como Karlo Zganec o Marko Arapovic, además de otros contrastados como Marko Tomas, Roko Ukic o Mario Delas. En cuanto al histórico Limoges, hay que señalar que regresa a la Euroliga después de varios años de ausencia con un bloque no exento de talento. El actual campeón galo cuenta en su plantilla con jóvenes con mucha proyección como Leo Westerman o Bongou-Colo.


Grupo C



FC Barcelona – FC Bayern Munich – Fenerbahce Ulker – EA7 Emporio Armani – Panathinaikos - PGE Turow



El FC Barcelona ha sido el equipo español que peor suerte ha tenido en el sorteo de la primera fase, ya que ha quedado encuadrado en el denominado “grupo de la muerte”. Si bien es cierto, que el actual campeón de la Liga Endesa afronta esta nueva temporada con la máxima ambición y con una de las plantillas más completas de nuestro continente. Con los fichajes de Justin Doellman y Tibor Pleiss, la batería de interiores de que dispone Xavi Pascual es casi con toda seguridad la de mayor potencial de toda la Euroliga. Para el puesto de base, ha llegado una de las jóvenes estrellas de nuestra liga, Tomas Satoransky, que será el encargado de dar minutos de descanso a Marcelinho Huertas, mientras que para el puesto de alero, Deshaun Thomas es el elegido para sustituir a Kostas Papanikolau, que no terminó de cuajar. Por supuesto, no hay que olvidar a los pesos pesados del vestuario, Juan Carlos Navarro, Ante Tomic, Marcelinho o Álex Abrines, del que se espera que esta temporada sea la de su explosión definitiva.





De entre todos sus potentes rivales, quizás el que más intimide sea el Fenerbahçe Ulker, que un verano más ha tirado la casa por la ventana para hacer una plantilla formidable, pero que debe de demostrar por fin que puede competir con los mejores. Zeljko Obradovic prescindió de grandes jugadores pero poco comprometidos, como Bo McCalebb o Linas Kleiza, y a cambio han llegado al equipo jugadores de primerísimo nivel como Jan Vesely, Bogdan Bogdanovic, Ricky Hickman o Andrew Goudelock. Otro equipo que está en clara proyección es el EA7 Emporio Armani, que ya se quedó el año pasado a un paso de disputar la Final Four en su ciudad y consiguió el título nacional de liga. Para ser todavía más competitivos, se han reforzado con todo un NBA, Marshon Brooks, uno de los nombres a seguir en esta Euroliga, además de Linas Kleiza, Shawn James, Joe Ragland o Trenton Meacham. Estos, unidos a los David Moss, Daniel Hackett o Alessandro Gentile, le convierten en otro serio candidato a disputar la Final Four.


Un histórico como el Panathinaikos, pese a adjudicarse el título heleno y a quedarse a un solo partido de disputar la Final Four, ha decidido hacer borrón y cuenta, reclutando para su banquillo a Dusko Ivanovic. Con el “sargento” montenegrino, han aterrizado en Atenas algunos clásicos de la competición como A.J Slaughter, DeMarcus Nelson o Esteban Batista, pero su eterno capitán, Dimitris Diamantidis, será una temporada más el encargado de llevar la batuta. El FC Bayern Munich tendrá la difícil misión de pelear con estos cuatro equipos para poder acceder al Top 16. Para ello, ha tirado del mercado serbio, incorporando a Vasilije Micic, Vladimir Stimac y Dusko Savanovic. De la mando del también balcánico, Svetislav Pesic, el campeón alemán está capacitado para hacerse un hueco entre los cuatro clasificados. La gran cenicienta del grupo será el PGE Turow Zgorzelec, actual campeón polaco y que el más conocido de su equipo es el norteamericano, Mardy Collins, ex de Olympiakos.


Grupo D



Estrella Roja – Galatasaray – Laboral Kutxa – Neptunas Klaipeda – Olympiakos – Valencia Basket



El último grupo está marcado por la presencia de dos equipos españoles. Por un lado, el Laboral Kutxa, que afronta su enésima renovación y que de momento, no ha comenzado bien la temporada. Thomas Heurtel y Fernando San Emeterio deben de ejercer de nuevos líderes del equipo, tras las marchas de Andrés Nocioni y Tibor Pleiss. No obstante, deben de ser ayudados por los nuevos fichajes, Tornike Shengelia, Orlando Johnson y sobre todo, Davis Bertans, que está dejando muy buenas sensaciones. Es todavía una incógnita lo que pueda dar de sí este Baskonia. En cuanto al actual campeón de la Eurocup, Valencia Basket, se trata de un proyecto mucho más fiable y preparado para poder aspirar a cotas más altas. Con el carácter de Velimir Perasovic al mando, el cuadro taronja se ha sobrepuesto de manera muy positiva a las bajas de Oliver Lafayette y Justin Doellman, incorporando a piezas fiables como Kresimir Loncar, Guillem Vives, Luke Haragondy o Dwigth Buycks. La Fonteta debe de convertirse en una cancha inaccesible para cualquiera.





El rival más duro de nuestros dos representantes en este grupo será el Olympiacos, que quiere volver a recuperar el trono europeo y una temporada más contará con Vassilis Spanoulis como jugador franquicia. El genial base-escolta contará con escuderos de lujo como Bryant Dunston, Matt Lojeski, Giorgios Printezis o los recién llegados, Oliver Lafayette, Tremmel Darden u Othello Hunter. Otro equipo con bastante potencial del Grupo es el Galatasaray, equipo que aúna veteranía y juventud en su plantilla, con jugadores de primer nivel como Carlos Arroyo, Zoran Erceg, Pietro Aradori o Nolan Smith. Tampoco hay que menospreciar al Estrella Roja, que aparte de contar con el ambiente infernal de la Sala Pionir, el equipo posee talento en sus filas, con jugadores como Nikola Kalinic, Nemanja Dangubic, Stefan Jovic o Marcus Williams. El conjunto en teoría más flojo es el Neptunas Klaipeda, que aparece en todas las quinielas para no superar la primera fase.


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Juanjo Segura

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2570

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot: