Inicio » Noticias de BALONCESTO INTERNACIONAL
Las Historias de Sunara: la previa de Serbia - Canadá (semifinales)
Nacho Doña  | 08.09.2023 - 01:37h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]

Si no me equivoco, el de hoy va a ser el primer enfrentamiento oficial entre Serbia y Canadá. Eso sí, si extendemos un poco la búsqueda a la época yugoslava hay bastante miga...

Empecemos por el Mundial. Seis enfrentamientos y seis victorias para los plavi, las dos últimas siendo ya la Yugoslavia serbomontenegrina. Un +40 en Atenas 1998 y un +16 en Indianápolis 2002... aunque sufriendo mucho en la primera parte. En esas dos ocasiones, Yugoslavia acabó siendo campeona del mundo, y la segunda de ellas dirigida por el propio Pesic.


Mucho más igualado había sido el primer precedente cuando, en el Mundial de Puerto Rico 1974, Yugoslavia necesitaba de una prórroga para imponerse a los de Jack Donahue gracias en buena parte a los 34 puntos de Kicanovic. El siguiente cara a cara tendría lugar, como el de hoy, en Manila, y se impondría Yugoslavia por 10 puntos certificando así la primera plaza de su grupo en un Mundial que también acabaría ganando. Las otras dos victorias yugoslavas llegarían en 1982 de manera cómoda, y la ajustadísima en Tenerife del Mundial 1986.



Más historia tienen los duelos olímpicos: tres precedentes con dos victorias yugoslavas y una canadiense, esta última en Sydney 2000 con Nash firmando uno de los mejores partidos que yo haya visto en ámbito FIBA. Por parte yugoslava Danilovic se iba a los 20 puntos, pero una lesión en el tramo final le hacía perderse la eliminaria de cuartos, donde los de Obradovic caían ante Lituania. Autoexigente como siempre pese a estar recuperado a las pocas semanas, Danilovic intuía que ya no estaba al nivel que quería y decidía retirarse. Efecto dominó, eso acababa por potenciar a un Ginobili al que la Virtus había fichado ese verano para ser su rotación.


Los dos precedentes anteriores los había ganado Yugoslavia, aunque ambos de manera ajustada y en momentos cruciales: el partido por el bronce de Los Ángeles 1984 y los cuartos de final de los Juegos de Seúl 1988. Pero puestos a hablar de la relación olímpica de Yugoslavia con Canadá, aprovecho para recordar mi artículo sobre su paso por Montreal 1976.


Eso sí, podríamos hablar de otro precedente muy importante, al menos para Canadá: el de la Universiada de 1983 en Edmonton, dirigidos por el sempiterno Donahue y con el mismo grupo que haría historia el año siguiente al eliminar en cuartos de final los Juegos Olímpicoa a Italia (vigente campeona europea y plata olímpica en ese momento). Wiltjer, Kazanowski, Sims, Pasquale, Triano, Tilleman, Wennington y, aunque con menos peso, Gord Herbert... el actual seleccionador alemán y posible rival ahora en la final/partido por el bronce. Esa Canadá llegaba a la final imponiendose en las semifinales nada menos que a Estados Unidos, con Kevin Willis, Karl Malone o Charles Barkley en pista, entre muchos otros.


En la final el rival era Yugoslavia con Drazen Petrovic, Perasovic, Cvjeticanin, Sunara o Grbovic, y en el banquillo, Dusan Ivkovic. Un Ivkovic que había sustituido a última hora... a Svetislav Pesic. Aquel oro fue, quizás, el primer gran salto del basket canadiense con más de 10 mil personas en las gradas. Cabe recordar que el nivel de la Universiada esos años era extremadamente fuerte. Dos años después Canadá volvería a ser semifinalista en un torneo que se llevaba la URSS venciendo con un triple final de Homicius a USA. El único torneo en el que llegaron a coincidir Valters, Marciulionis y Sabonis...



¿Y amistosos? Pues 20 enfrentamientos y 15 victorias yugoslavas. No es plan de ponerse aquí a enumerarlos, pero sí, quizás, para acordarse de la figura de Nemanja Pertic, inmigrante serbio en Toronto que llegó a ser parte fundamental de la federación canadiense... tanto que estrechó lazos permitiendo algunos encuentros bastante memorables. En julio de 1975, por ejemplo, Canadá viajó a Serbia y se enfrentó a los locales venciéndolos en Zemun, pero un mes después, Yugoslavia se tomaba la revancha viajando a Hamilton con exhibición de Kicanovic. Dos años después, se repetía el doble enfrentamiento. Primero en Celje y luego en Montreal con doble victoria del equipo de Nikolic.


Con todo, de esos tiempos, quizás mi historia favorita sea la del amistoso que disputaron en New York en 1974 como preparación del Mundial de Puerto Rico. Victoria yugoslava, amago de tangana final y varios jugadores yugoslavos y canadienses quedando para después...


...no para pegarse, sino para jugar un partido en una cancha callejera. Otro día lo cuento porque aquello tuvo su miga...






Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia publicada por Nacho Doña

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5172

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot: