Jueves, 18 de julio de 2019
La Opinión


30.04.08 | Pedro Serrano (1372 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Club Baloncesto Murcia: ¿Y ahora, qué?


El gigante sin cabeza que es el capitalismo no entiende de sentimientos. Sólo sabe de dinero, rentabilidad y coyunturas económicas. Como la actual no provoca ganancias desarboladas, los dirigentes de Polaris World han seguido la lógica del capital y han decidido retirarse del baloncesto. Sin embargo, públicamente niegan la mayor y quitan responsabilidad a la “crisis” de su sector. Dicen haber descubierto ahora, cuatro años después de tomar las riendas del CB Murcia, que el baloncesto no les sale rentable.


Hace tan solo unos días, entrevistado por un medio local, el presidente Salvador Hernández afirmaba que Polaris tenía con el baloncesto un compromiso social. Dijo que no esperaban vender más casas con la publicidad obtenida por el CB Murcia, y añadió sin titubeos que mantendrían su presencia en el club aunque tuvieran que reducir el presupuesto de cara al año próximo. Ahora Polaris vuelve a decir que el baloncesto no es rentable para ellos… pero añade el “adiós muy buenas”.


Terrible, ¿no? De la noche a la mañana ya no hay compromiso social que valga. Y más: dicen que si nadie se hace cargo de la nave, la venderán aunque ello implique un cambio de sede. Rematan la faena expresando su deseo de que el equipo no salga de la ciudad. Faltaría más, que en su voluntad estuviera como idea prioritaria sacar al CB Murcia de su casa.


De toda esta lamentable situación se desprenden muchas posibles lecturas. Habría mucho de que hablar y hay muchas direcciones en las que mirar. Polaris World tomó el equipo por compromiso, eso es evidente. Pero que nadie se engañe, su compromiso no era social sino económico y empresarial. Y una cosa no quita la otra: aclararon las cuentas, estabilizaron y profesionalizaron el club y finalmente lo devolvieron a la ACB. Entre tanto adoptaron medidas impopulares para el aficionado de siempre, como el cambio en los colores de la entidad, pero se tuvo que tragar porque a fin de cuentas lo más importante es poder disfrutar de baloncesto. Últimamente lo dicho y lo hecho por Polaris no coincide, y la manera y el momento de anunciar su retirada nos ha dejado la vena hinchada a más de uno. “En Polaris no le ponemos fecha de caducidad a nuestro apoyo. Estamos muy contentos y seguiremos con el baloncesto para largo”: ésto decía el mismo Salvador Hernández hace unos meses en un periódico de Murcia.


Aunque nos moleste tenemos que admitir que el capital no entienda de sentimientos, pero molesta mucho más y es más difícil admitir que encima juegue con los sentimientos de los demás. Y es que la honestidad es un sano comportamiento que está cayendo en el olvido.


Las autoridades, ayuntamiento y comunidad autónoma, tienen una alta cuota de responsabilidad, y si dejan morir al club se habrán ganado un lugar en la página más cutre y deprimente de la historia del deporte murciano. Los ciudadanos no esperan de sus gobernantes que gasten el dinero público en concepto de subvenciones y se despreocupen del resto. Hay que trabajar. A Murcia le conviene tener un equipo de baloncesto en la ACB, lo necesita y lo merece. Por la buena imagen de la ciudad, por el movimiento económico que trae consigo, pero sobre todo por ser un referente para la juventud, por fomentar el deporte con todos los valores positivos que ello conlleva. Es una cuestión de principios básicos. La ciudadanía debe exigir a sus gobernantes que velen por la permanencia de ciertos elementos que repercuten en el bien común, y cuya importancia no se puede medir en términos de rentabilidad económica: la cultura, el transporte público, la sanidad, la seguridad… y también el deporte. La pelota está en el tejado del alcalde, de su concejal de deportes y del consejero de cultura del gobierno autonómico. ¿Estarán a la altura?


El sector privado, las grandes empresas de Murcia, también tienen que arrimar el hombro. Una empresa no es un organismo autosuficiente llegado del espacio sideral. Las empresas nacen en la sociedad, viven de ella y para ella, y deben contribuir a su progreso y bienestar reinvirtiendo parte de sus beneficios en aspectos como los citados anteriormente. Así mejoramos todos y lo hacemos entre todos. Me gustaría pensar que las empresas murcianas también estarán a la altura, pero por experiencias pasadas creo que es lo último que podemos esperar.


Por último, los medios de comunicación locales deberían ser conscientes de la importancia que tiene ser una ciudad de ACB. Deberían ser rigurosos con la información y darle al CB Murcia la cuota de atención que en justicia se merece, aunque sea a costa de las noticias intrascendentes relacionadas con el fútbol que tanto tiempo ocupan. No, no se trata de desterrar al balompié, sino de prescindir de la paja que rellena hasta el hastío los espacios informativos del deporte para dar cabida a la actualidad del CB Murcia. Es muy difícil ser aficionado al baloncesto en Murcia, muchas veces lo he repetido. Es difícil tener que informarte sólo en Internet, o recibir una información errónea y deficiente en los medios tradicionales. Así no se puede.


La guinda a las preocupantes noticias que están saliendo a la luz sobre el futuro del equipo la ha puesto Manuel Hussein, actual entrenador del CB Murcia. Dice que la culpa de todo esto también la tiene la gente, que no ha valorado ni apoyado a su equipo. Lo dice alguien que no lleva el tiempo mínimo en nuestra ciudad como para conocerla, que no conoce la historia del club y que además parece no haber encajado muy bien las críticas que algunas personas han hecho a su gestión de la plantilla. Hay que saber que, en el contexto de la Región de Murcia, el CB Murcia es la segunda entidad deportiva en número de seguidores. Ni ElPozo, varias veces campeón de la Liga Nacional de fútbol-sala y subcampeón de Europa, ni el exitoso equipo de voley femenino de la ciudad de Murcia, alcanzan siquiera la mitad de la asistencia media que registra el CB Murcia. Ni tampoco hay equipo de fútbol que lo iguale, salvo en partidos puntuales. Sólo el Real Murcia, que aún es equipo de Primera División, está por delante del equipo de baloncesto en número de seguidores, y habrá que ver en qué se queda el año que viene. El CB Murcia es una institución histórica en la región y con un respaldo mejorable, sin duda, pero considerable en el contexto del que hablamos. Eso es algo que todo el mundo debería saber antes de saltar a despreciar alegremente a la masa social, fiel, incondicional y entregada que tiene el club.


La afición murciana dejó pequeño el recién estrenado Palacio de los Deportes de Murcia a mediados de los 90. Demostró que es digna de esa instalación y del baloncesto de ACB. Por variadas razones, entre las que se encuentra la nefasta trayectoria deportiva del equipo entre 1997 y 2005, una parte del público murciano abandonó las gradas, pero sabemos que puede volver a llenarlas con un proyecto serio y consolidado. Para eso se necesita la colaboración de todos: de las autoridades, del sector privado y de los medios de comunicación. Hacen falta más alegrías, crear más ilusión. Hace falta más baloncesto, y sobre todo, hace falta tiempo. Todo en este mundo necesita su tiempo, y nos negamos a aceptar que el del Club Baloncesto Murcia se haya agotado.



OTRAS OPINIONES DE Pedro Serrano
 Mis apuntes sobre Murcia en los playoffs de la ACB (29.05.16)
 El CB Murcia y la puerta de atrás (03.08.11)
 CB Murcia: Balance de la temporada (y II) (11.07.10)
 CB Murcia: balance de la temporada (1) (26.06.10)
 Triple doble, amigos del CB Murcia (04.03.10)
 Hasta otra, Moncho (09.12.09)
 Análisis del CB Murcia 2009/10 (13.10.09)
 CB Murcia: ¿Llegará el día? (29.06.09)
 CB Murcia 08/09: Por los pelos (I) (05.06.09)
 "CT" planta al Murcia en el momento decisivo (06.05.09)
 CB Murcia, o cómo tomar “pesambre” (31.01.09)
 Gonzalo Martínez: Colgar las botas (24.12.08)
 Análisis CB Murcia 2008/09 (18.09.08)
 CB Murcia: Gracias y desgracias (27.08.08)
 El CB Murcia y Juanjo Triguero (18.07.08)
 Un año en BasketMe (22.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada ( y II) (08.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada (I) (27.05.08)
 Club Baloncesto Murcia: ¿Y ahora, qué? (30.04.08)
 Jugadores que dejan huella: Rick Hughes (26.03.08)
 ¿Con quién se acuesta el fútbol? (12.02.08)
 Oda al Baloncesto (y parte III) (14.11.07)
 Oda al Baloncesto (parte II) (26.10.07)
 Oda al baloncesto (I) (14.10.07)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 Reflexiones: el equipo ideal de la historia del baloncesto español (T.C. Mo Sweat )
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5864

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos