Miércoles, 22 de mayo de 2019
La Opinión


26.10.07 | Pedro Serrano (2433 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Oda al Baloncesto (parte II)


Este es el segundo de tres artículos en los que reflexiono, de manera muy sencilla, sobre porqué nos gusta tanto el baloncesto. En el artículo anterior hablaba de la belleza plástica de nuestro deporte. Sin duda, aquel que haya visto una acción espectacular sólo podrá tener una queja: que en directo el baloncesto pasa muy rápido. Afortunadamente, con la televisión podemos captar y guardar la imagen para verla de nuevo cuantas veces queramos, y a cámara lenta.


¿Qué tiene el baloncesto para que nos atraiga tanto? Contrastes, variedad, amplitud de aspectos. Es duro y limpio, es mitad lucha, mitad ballet. Hay lucha y contacto físico cuando dos jugadores pugnan por la posición mientras el balón circula lejos de ellos, por el extremo opuesto de la cancha. Uno pretende estar en el lugar que ocupa el otro y viceversa, ya sea para recibir el balón en ataque, para interceptarlo en defensa o para capturar el rebote. Y al ver a un jugador sin balón corriendo en busca de una posición cómoda de tiro, tratando de desprenderse de su defensor, moviendo los pies, girando, saltando, engañando al rival… ¿quién podría decir que no está casi bailando?


Hay muchos tipos de jugador y muchas maneras de jugar al baloncesto: la elegancia, la precisión y la velocidad, o bien la potencia física, la contundencia y la fuerza. Hay belleza en un mate, cuando el jugador alcanza la canasta contraria y hunde en ella el balón, tanto si lo hace limpiamente como si alarga el momento colgándose del aro, tratando de minar la moral del adversario. Hay belleza en un lanzamiento lejano, en esos segundos en los que la mirada queda fija en la parábola perfecta, en el balón que da vueltas sobre si mismo, que parece suspendido en el aire hasta que desciende súbitamente y traspasa la red. Hay belleza en un pase imposible, en la idea de hacer algo que nadie espera y poner el balón dónde y cuándo se quiere, en regalar al compañero la opción de encestar. Tiene también belleza un tapón, un “tú por aquí no pasas”, cuando el defensor pone fin en el cielo a la esperanza del rival.


Si el baloncesto hubiera existido en la Florencia del siglo XVI, estoy seguro de que Miguel Ángel el escultor lo habría elevado a la categoría de Arte. Quizá veríamos hoy sus “esclavos” como pívots fajándose de sus defensores. O tal vez nos haríamos fotos ante un Michael Jordan de mármol, del mismo tamaño que el colosal David, en pleno vuelo hacia la canasta.



OTRAS OPINIONES DE Pedro Serrano
 Mis apuntes sobre Murcia en los playoffs de la ACB (29.05.16)
 El CB Murcia y la puerta de atrás (03.08.11)
 CB Murcia: Balance de la temporada (y II) (11.07.10)
 CB Murcia: balance de la temporada (1) (26.06.10)
 Triple doble, amigos del CB Murcia (04.03.10)
 Hasta otra, Moncho (09.12.09)
 Análisis del CB Murcia 2009/10 (13.10.09)
 CB Murcia: ¿Llegará el día? (29.06.09)
 CB Murcia 08/09: Por los pelos (I) (05.06.09)
 "CT" planta al Murcia en el momento decisivo (06.05.09)
 CB Murcia, o cómo tomar “pesambre” (31.01.09)
 Gonzalo Martínez: Colgar las botas (24.12.08)
 Análisis CB Murcia 2008/09 (18.09.08)
 CB Murcia: Gracias y desgracias (27.08.08)
 El CB Murcia y Juanjo Triguero (18.07.08)
 Un año en BasketMe (22.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada ( y II) (08.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada (I) (27.05.08)
 Club Baloncesto Murcia: ¿Y ahora, qué? (30.04.08)
 Jugadores que dejan huella: Rick Hughes (26.03.08)
 ¿Con quién se acuesta el fútbol? (12.02.08)
 Oda al Baloncesto (y parte III) (14.11.07)
 Oda al Baloncesto (parte II) (26.10.07)
 Oda al baloncesto (I) (14.10.07)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 Reflexiones: el equipo ideal de la historia del baloncesto español (T.C. Mo Sweat )
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6790

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos