Martes, 21 de octubre de 2014
La Opinión


22.04.07 | Nacho Doña (4382 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
La gran oportunidad de Vitor Faverani


Dos años después de su llegada a Málaga, a mediados de la temporada 2004/05, Vitor Faverani ha debutado por fin en una convocatoria con el Unicaja. El de hoy ha sido su primer partido en el banquillo del primer equipo malagueño, tras su paso por el equipo junior, el Clínicas Rincón Axarquía (LEB2) y su cesión “interruptus” de esta temporada al CAI Zaragoza (LEB).


Líder de la cada vez más numerosa “generación brasileña” de Unicaja, junto a sus compañeros “Paulão” Prestes o el más reciente Jonathan Luz Dos Santos, Faverani se convirtió rápidamente en una de las grandes esperanzas de futuro para el club malagueño. La temporada pasada se proclamó con el equipo junior de Unicaja subcampeón de España en el circuito sub-20, junto a otras grandes promesas de la cantera malagueña como Alfonso Sánchez o Pavel Ermolinski, que ya han gozado de algunos minutos en el primer equipo. En la fase final del torneo, disputado en Inca, promedió 15 puntos, 8 rebotes y 19 de valoración, con un 55% en tiros de dos y 67% en tiros libres en 30 minutos de media por partido. Allí demostró su poderío físico y su gran intimidación en la zona, además de una buena mano para el tiro.


En dicha fase final fue dirigido por Chus Mateo, segundo de Sergio Scariolo hasta esta temporada, y fue precisamente el propio Mateo quien apostó por él en su nueva etapa al frente del CAI Zaragoza, llevándoselo cedido por Unicaja por un año para construir su proyecto en la LEB. A pesar del recelo inicial en el entorno del club aragonés, que no terminaba de ver muy claro su fichaje debido a su condición de extracomunitario, Faverani tardó poco en mostrar su valía, desde el mismo partido de presentación frente a Estudiantes. Se convirtió desde el principio en pieza clave del juego interior maño, pero quizá fue ésta precisamente una de las razones del inicio de los problemas posteriores. El propio Chus Mateo declaraba al Periódico de Aragón a principios de enero: “Que él se sienta imprescindible no es bueno. Los jugadores tienen que madurar en un sentido deportivo y humano. Asumir tanta responsabilidad en un momento determinado no ha sido bueno para él. Faverani hace números sin querer porque es alto, grande y un portento físico, pero hay más cosas. A veces puedes hacer números y no ganar, y nosotros necesitamos ganar".


El pívot brasileño ha estado en el punto de mira ya desde su primera época en Málaga por su afición a las salidas nocturnas. Habitual de la noche malagueña, con su llegada a Zaragoza su comportamiento no varió, y fue cuestionado por su mala actitud en los entrenamientos y sus ausencias injustificadas tras noches de fiesta hasta la madrugada. Ya en la etapa de Chus Mateo estuvo a punto de abandonar el equipo, consumándose su salida poco después del relevo de éste por Curro Segura. Sin embargo, sus números en el CAI han sido más que aceptables, con un promedio de 8.2 puntos, 5.3 rebotes y 16.8 minutos en 25 partidos, alcanzando su tope en la jornada 10 frente al Alerta Cantabria, con 24 puntos y 14 rebotes.


El propio Faverani reconocía a finales de enero en una entrevista concedida al Heraldo de Aragón su “mala cabeza”, tras pasarse dos partidos de castigo en el banquillo: “Me merecía ese castigo, no estaba trabajando bien, mi nivel era bajo”, declaraba. “No trabajé correctamente, no estaba al nivel del resto de compañeros; si no he jugado dos partidos fue por un fallo mío, exclusivamente mío”. “Quizás alguna vez he peleado poco y no me he esforzado. Me encantaría parecerme a Alberto Angulo, que tiene 36 años y afronta cada partido como si fuera un debutante. Yo no tengo ese espíritu siempre y quiero cambiarlo”.


A su salida del CAI, Faverani se incorporó a los entrenamientos en su antiguo club, el Clínicas Rincón Axarquía, hasta la llamada de Sergio Scariolo al primer equipo tras la lesión de Daniel Santiago. Desde entonces ha venido ayudando a la plantilla en la preparación de los partidos y se ha familiarizado con los sistemas del técnico italiano, incorporarse para esta jornada a la lista de altas del equipo en la ACB. Scariolo ha alabado desde el principio sus cualidades, pero considera que le queda camino por recorrer: “Es evidente que Vitor tiene un gran talento, quizá a un nivel parecido al de Scola a su edad; nos encantaría que la progresión de Faverani fuera la misma que tuvo Luis”, declaraba a principios de esta temporada. “En las sesiones de entrenamientos en las que le tuve me dio la sensación de que necesitaba tener estímulos importantes para subir el nivel. Sus cualidades son muchas pero necesita mejorar su concentración y continuidad defensiva, algo que creo está a su alcance”. “Si sigue con su progresión sus posibilidades son muy grandes, pero lo más importante ahora es dejarle tranquilo. A veces los jóvenes pierden demasiado tiempo pensando en el futuro”.


Quizá esta vez haya llegado su gran oportunidad, y quizá haya cogido de sorpresa a todos, incluso a él mismo: lo inesperado de su “corte” en Zaragoza, y su vuelta a Málaga pocos días antes de la lesión de Santiago han precipitado su paso al primer equipo de Unicaja. Si goza de minutos hasta la vuelta del puertorriqueño puede empezar a construir de nuevo el camino que interrumpió su última época en el CAI. Y quizá esta vez sea Scariolo el factor clave: un entrenador experimentado que puede sacar lo mejor que hay en Faverani, el que pueda hacerle cambiar su comportamiento, que hasta ahora ha estado más orientado hacia la barra de un bar y a la juerga que hacia la canasta rival. Tradicionalmente, los grandes jugadores han salido de las manos de “viejos zorros” del baloncesto; como Aíto García Reneses, que dio la alternativa y la confianza necesaria a Ricky Rubio, Navarro o el mismísimo Pau Gasol.


Pero claro, Faverani tendrá que poner mucho de su parte, y descubrir ese esfuerzo que recuerda de su primera época de juventud como jugador de balonmano en su país. Tiene a favor que, como él mismo declara, se siente un malagueño más (“Me considero un malagueño-brasileño, me encanta Málaga; es una ciudad que no cambiaría por nada”), conoce la entidad y sabe cómo se las gasta Scariolo. Si goza de minutos seguro que podrá poner sobre la mesa su gran talento y conseguir ganarse un puesto en la plantilla del primer equipo para la temporada 2007/08, demostrando además que la cantera de Unicaja no se queda sólo en grandes jugadores juniors. Pero ese es otro tema.



OTRAS OPINIONES DE Nacho Doña
 La engañosa apuesta por la cantera de Unicaja (20.05.07)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (22.04.07)
 Honor y gloria a Pepe (13.04.07)
 Análisis del primer partido: Unicaja-Barcelona (04.04.07)
 El resurgir de Walter Herrmann (27.03.07)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 ¿Qué quiere la afición del baloncesto femenino? (Juan Manuel Muñoz)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5418

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos