Jueves, 18 de julio de 2019
La Opinión


14.11.07 | Pedro Serrano (2029 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Oda al Baloncesto (y parte III)


Después de hablar en los dos anteriores artículos de la belleza de este deporte y de la variedad de aspectos que lo componen, hay que tener en cuenta también la amplísima parte táctica y el reglamento del baloncesto. A pesar de que ya llevo unos años siguiéndolo, por desgracia sobre la táctica del basket aún soy un principiante. He empleado todo este tiempo en aprender el léxico, en conocer las reglas y en afinar la vista para captar todo cuanto sucede en la cancha. También lo he empleado en el simple disfrute, en no pensar demasiado. Quizá en esto último es en lo que más puso el acento su inventor: James Naismith quería que el baloncesto fuera sólo diversión. Para ello le bastó con redactar diez reglas básicas, siendo la última tan simple que hoy nos sorprende: “ganará el juego aquel que consiga encestar más veces que el rival”.


Y es que aunque en realidad “sólo” se trata de eso, a lo largo de los 116 años que han transcurrido desde su creación el baloncesto se ha ido complicando, y los profesionales y aficionados de este deporte han desarrollado sesudas estrategias, jugadas y sistemas de ataque y defensa que pueden simplificarse o complicarse hasta el infinito, que pueden estirarse o encogerse como una goma. El simple dribling, que algunos en su momento consideraron impropio de un deporte cuyo espíritu era, según ellos, el de un afable pasatiempo, fue uno de los primeros hitos en la “complicación” (para bien) de este deporte. Luego llegó el famoso corte de UCLA (Universidad de California – Los Ángeles), también conocido con el nombre de su inventor, Wooden, que abrió la puerta a lo que después sería el inagotable repertorio de jugadas y movimientos, bloqueos, cortes y pases, que un equipo puede llevar a cabo en ataque para procurarse una buena posición de tiro. Lo mismo sucede con las defensas, con la aparición de las zonas en sus diferentes variedades: 2-3, 3-2, 1-3-1, “caja y 1”, mixtas… o individuales, o presionantes…


A su vez el reglamento ha ido creciendo para dar respuesta a los problemas que suscitaba el juego, para cubrir las lagunas que se planteaban. Las reglas en el baloncesto buscan principalmente dos cosas: la espectacularidad y la justicia. Los árbitros, encargados de administrarla, no tienen tarea fácil por delante. En un espacio tan pequeño son necesarios tres árbitros, seis ojos en total, y siempre habrá algo que se les escape. Por la rapidez del juego y por la multitud de contactos que se producen, no hay más remedio que observar de cerca lo que sucede en la pista. Y hoy en día sigue ampliándose el reglamento, adaptándose a la velocidad del propio deporte… también se adapta lo que llamamos “criterio arbitral”, para interpretar dicho reglamento y prestar atención a determinadas reglas de especial importancia. Hay quienes acusan al baloncesto de que su resultado depende en exceso del arbitraje, pero no tiene más remedio que ser así. De su complejidad, en parte, viene su belleza y su interés, y el arbitraje al final termina siendo un factor más del juego que hay que aceptar y cuyas decisiones conviene asumir.


El baloncesto es un gran espectáculo: por eso, sencillamente, nos gusta tanto. Al principio quizá cueste entenderlo más que a otros deportes masivos, pero una vez que se conoce lo fundamental, engancha como ninguno. Y al principio también cuesta practicarlo: todos hemos sido niños y sabemos que nuestro primer impulso es darle una patada al balón. Cualquiera puede hacerlo. Sin embargo agacharse a cogerlo con las manos, tener la coordinación y la precisión para manejarlo, apuntar al aro, lanzar y encestar, requieren un estado más avanzado de psicomotricidad. De ahí tal vez el hecho de que no sea un deporte que arraigue entre los más pequeños, junto a la mencionada complejidad de sus reglas. Sin embargo una cosa es segura: conocerlo es quererlo. Sólo hace falta salirse de la senda que mayoritariamente ―aún no entiendo la razón― marcan los medios de comunicación, y acercarse a ver un partido.


En mi opinión, ser aficionado al baloncesto en España ya es casi un acto de rebeldía: si admitimos que somos el segundo deporte de equipo de este país, ¿por qué no se habla más de baloncesto en radio, prensa y televisión? Somos muchos, "a pesar" de los medios. Y por eso tenemos que decirlo alto y claro, y reivindicarlo. Para que se enteren: ba-lon-ces-to.



OTRAS OPINIONES DE Pedro Serrano
 Mis apuntes sobre Murcia en los playoffs de la ACB (29.05.16)
 El CB Murcia y la puerta de atrás (03.08.11)
 CB Murcia: Balance de la temporada (y II) (11.07.10)
 CB Murcia: balance de la temporada (1) (26.06.10)
 Triple doble, amigos del CB Murcia (04.03.10)
 Hasta otra, Moncho (09.12.09)
 Análisis del CB Murcia 2009/10 (13.10.09)
 CB Murcia: ¿Llegará el día? (29.06.09)
 CB Murcia 08/09: Por los pelos (I) (05.06.09)
 "CT" planta al Murcia en el momento decisivo (06.05.09)
 CB Murcia, o cómo tomar “pesambre” (31.01.09)
 Gonzalo Martínez: Colgar las botas (24.12.08)
 Análisis CB Murcia 2008/09 (18.09.08)
 CB Murcia: Gracias y desgracias (27.08.08)
 El CB Murcia y Juanjo Triguero (18.07.08)
 Un año en BasketMe (22.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada ( y II) (08.06.08)
 Polaris Murcia: Epílogo de la temporada (I) (27.05.08)
 Club Baloncesto Murcia: ¿Y ahora, qué? (30.04.08)
 Jugadores que dejan huella: Rick Hughes (26.03.08)
 ¿Con quién se acuesta el fútbol? (12.02.08)
 Oda al Baloncesto (y parte III) (14.11.07)
 Oda al Baloncesto (parte II) (26.10.07)
 Oda al baloncesto (I) (14.10.07)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
 El estancamiento de la Liga Femenina (Juan Manuel Muñoz)
 La gran oportunidad de Vitor Faverani (Nacho Doña)
 Baron Davis: Made in America (Juan Manuel Sánchez)
 Reflexiones: el equipo ideal de la historia del baloncesto español (T.C. Mo Sweat )
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 7578

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos